miércoles, mayo 24, 2006

Entiendeme [Parte 3]

Inicia un juego de activar y desactivar a Rom con el mando a distancia obligando a éste a bajar y subir la cabeza al tiempo que saluda o se despide. Al final Rom se resiente de las cervicales por la rapidez de los movimientos.

Desengáñate Rom, el que tiene el mando manda. Por cierto, no me has dicho nada de mi vestuario ¿voy bien para la cena Rom?
ROM: Los calzoncillos son de juzgado de guardia...
CHEMA: ¡Ah..., y deja de manipular a mi mujer! ¡Y se acabó, te voy a desconectar!
ROM: Estás irritado y lo entiendo, hace mucho que no haces el amor con tu mujer...
CHEMA: ¡Pero que borde eres Rom!
ROM: Cuando yo te ayudaba, ella siempre quería...
CHEMA: Rom no insistas con ese tema.
ROM: Es la verdad, no fallaba nunca.
CHEMA: Rom, no soporto hacer el amor con mi mujer, con las gafas puestas, y contigo al lado, pasándonos información de qué postura poner o qué cosas decirnos... ¡No lo soporto!
ROM: Pues funcionaba y ahora que no estoy yo; pues no funciona. ¡Me necesitas!
CHEMA: ¡No te necesito! ¡Ya lo tengo resuelto con una amiga! O ¿por qué te crees que quiero ir solo?
ROM: Lo sabía.
CHEMA: Pues por listo te voy a desconectar...
ROM: Espera, déjame decirte la última cosa.
CHEMA: ¡La última Rom...!

Chema acciona el mando y Rom se desconecta

ROM: ¡Adiós...!

Entra música. Chema le quita el plato antes de que se siente en la silla y hace mutis.

Aparece en la pantalla un reloj avanzando con ritmo por las horas. El Coro de chicas canta: “HORAS MÁS TARDE, HORAS MÁS TARDE, HORAS MÁS TARDE…, VERÉIS LO QUE PASÓ”

Chema vuelve al salón de su casa, con síntomas de pasar mucho calor, va en camisa que está media abierta, sacada del pantalón y las mangas remangadas, se seca el sudor con un pañuelo y bebe una lata de Coca cola. Acciona el mando y conecta a Rom que saluda sin energías.

ROM: Bienvenido...
CHEMA: Rom, ¿que le pasa al aire acondicionado que no funciona?
ROM: “Rom no operativo por baja laboral, solo servicios mínimos”
CHEMA: Que tontería es esa de la baja laboral, tu no estás enfermo.
ROM: Estoy dolido y es por tu culpa.
CHEMA: Pero yo ¿qué te he hecho?
ROM: Maltratarme, que tengo las cervicales que no las siento: ¡Ahora vives, ahora mueres, ahora vives, ahora mueres...! No te hagas ilusiones Chema, tu no eres dios, tu lo que eres es un maltratador doméstico y no puedes desconectarme cuando te de la gana.
CHEMA: Pues claro que puedo, mira...(Lo desconecta: Adiós. Lo conecta: Bienvenido)
ROM: Eres un dictador de pensamiento único y un racista cibernético... (Chema lo vuelve a desconectar: Adiós. Y lo conecta de nuevo: Bienvenido), que no respetas ni los sentimientos porque yo además de máquina soy un ser humano... (Ídem anterior), y tu me desprecias y no me valoras y estoy todo el día metido en casa sin salir, mientras tu estas todo el día por ahí, y yo necesito contacto humano, relacionarme pero tu me tienes todo el día secuestrado (Ídem anterior), ¡y yo lo que tengo es depresión...!
CHEMA: Rom, no se puede dormir del calor que hace, arregla el aire acondicionado.
ROM: Lo ves como solo me quieres por el interés, como tu tienes calor quieres que te arregle el aire y yo sin embargo si estoy deprimido ¿a mi quién me arregla?, ¡joder Chema, y perdona que hable mal, los discos los tengo duros pero el alma es muy sensible!
CHEMA: No si yo te entiendo pero esto no hay quien lo aguante, arregla el aire acondicionado.
ROM: ¡No puedo!, cuando estoy deprimido se me van las funciones más innovadoras, ahora por ejemplo no te puedo arreglar el aire acondicionado, los electrodomésticos no me obedecen, no controlo ni el gas, es más está a punto de bajar La Bolsa y no puedo hacer nada para evitar que pierdas casi todo tu dinero...
CHEMA: (Le afecta, se lo toma en serio) Rom, si querías asustarme ya lo has conseguido...
ROM: Tengo menos funciones que un Windows 95, es más, está a punto de irse la luz y...

Se produce un oscuro total

CHEMA: Rom ¿qué has hecho?
ROM: Nada, si no puedo hacer nada...
CHEMA: Rom da la luz...
ROM: No puedo Chema, te lo juro, estoy deprimidísimo...(Llora)
CHEMA: Por favor Rom no llores, a ver si se va a romper algo más..., te lo pido por favor Rom deja de llorar...
ROM: Es que hace mucho que no veo a los niños...
CHEMA: Eso no es cierto Rom, los ves todos los fines de semana.
ROM: Pero no es suficiente necesito verlos todos los días.
CHEMA: ¡No, todos los días no!

Rom llora desconsoladamente

ROM: (Entre sollozos) ¡Mis niños, mis niños...!
CHEMA: Está bien Rom, los puedes ver tres días a la semana, pero no son tus niños, son los míos... ¡y ahora da la luz!.

Se enciende, pero mínimamente.

Rom, ¡quieres darla toda!
ROM: Vale, pero en vez de tres días que sean cuatro.

Chema lo coge compulsivamente del cuello, Rom vuelve a llorar y Chema lo suelta inmediatamente

ROM: Me has querido asesinar…
CHEMA: No Rom, yo lo que quería…
ROM: (Se señala los ojos) Lo tengo grabado, ¿quieres que te lo ponga…?
CHEMA: Está bien, cuatro días, pero me tienes que jurar que no les vas a hacer los deberes.
ROM: Te lo juro.

Se enciende toda la luz.

CHEMA: Y ahora pon el aire acondicionado.
ROM: Yo lo pongo pero tú me tienes que prometer que me vas a sacar por ahí.
CHEMA: (Saca el mando del bolsillo) Está bien te lo prometo, ahora pon el aire que me estoy asfixiando...
ROM: Ya está puesto.

Chema expresa su alivio

CHEMA: ¡Que alivio...!
ROM: Y ahora por favor dame el mando. (Intenta quitarle el mando)
CHEMA: ¡De eso nada el mando lo tengo yo por si quiero desconectarte! (Se va recomponiendo la camisa)
ROM: (Dramático) ¡Pero es que yo no quiero que me desconectes nunca más, no lo soporto, porque no es que me muera es que me matas y no me entero de nada, y yo quiero sentir la vida las veinticuatro horas del día, porque yo no se cuanto voy a vivir, mañana es posible que inventen un Rom mas moderno que yo y acabaré en el mercado de segunda mano o expuesto en un museo cibernético como prototipo prehistórico, aguantando las fotos de los turistas, por eso quiero vivir intensamente pero si tu me desconectas me cortas el rollo, así que por favor dame el mando!
CHEMA: Lo siento pero el mando no te lo pienso dar.
ROM: Chema que te conozco, que te da la neura y empiezas con el “ahora vives, ahora mueres” y yo estoy muy mal de las cervicales, yo te hago todo lo que tu me pidas pero tu me das el mando.
CHEMA: El mando no te lo pienso dar, es más, te voy a desconectar que te estás poniendo muy pesao...

Rom vuelve a llorar y Chema detiene la acción

ROM: Lo ves como me maltratas, y si no funciona nada, es por tu culpa, porque me deprimes y me abandono y no controlo nada...
CHEMA: Rom deja de llorar que se acaba de volver a ir el aire acondicionado...
ROM: Para ti solo soy un puta máquina, un esclavo multimedia...

Se va la luz

CHEMA: ¡Rom, quieres dar la luz...!
ROM: ¡Pues dame el mando!
CHEMA: Rom me estoy agobiando, quieres dar la luz y poner el aire...

ROM MIRA HACIA LA PANTALLA Y SE PROYECTAN UNAS IMÁGENES

Vemos en la pantalla el letrero de IBEX 35 y el efecto de ir retrocediendo en las cifras: empezar en 9000 e ir bajando de cifra a mucha velocidad.


¡Mira como baja la bolsa..., y yo sin poder hacer nada...!
CHEMA: (Se asusta de veras) Está bien Rom, toma el mando… (La cifra del IBEX se detiene), pero como te pases un pelín conmigo te voy a meter un virus..., ¡que te va a dejar sin habla el resto de tu vida! (Le da el mando) Ahora pon el aire y da la luz.

Chema hace mutis, Rom le detiene

ROM: Espera Chema...Verás, es que el otro día cuando estabas dormido, te introduje un microchip líquido, vía oral, y me gustaría saber si funciona...
CHEMA: ¿Que me has introducido qué...?.

Rom, dirige el mando hacia Chema y lo acciona. Chema reacciona como cuando desconecta a Rom: “Adiós”, “Bienvenido”.

CHEMA: ¡¡¡Rom, ¿qué me has hecho?!!!
ROM: ¡¿A que jode?!

Rom vuelve a desconectar a Chema que dice “Adiós” y se produce un oscuro. Se va la imagen de la pantalla. Hacen mutis. Suena música. Se ilumina la zona del perchero y tocador con espejo en el lateral derecho. Chema se está transformando a MARIDO. Lo hace a vista de público. Se peina a lo ejecutivo, se pone una corbata y una chaqueta oscura.


FIN

Entradas populares