miércoles, mayo 24, 2006

Entiendeme [Parte II]

Chema le vuelve a dar al botón, suena una nota musical aguda y Rom se “enciende”, levanta la cabeza, se despierta y exclama optimista

ROM: ¡Bien venido! (Furioso-respetuoso) Te pido por favor, que no lo vuelvas a hacer, no vuelvas a desconectarme…
CHEMA: (Mira el mando con satisfacción) ¡Genial, eres genial...!
ROM: Lo sé.
CHEMA: Rom, te voy a desconectar.
ROM: No, por favor…
CHEMA: Mañana cuando me levante te vuelvo a conectar y hacemos un plan, ¿qué te parece?
ROM: ¿Y por qué no lo hacemos ahora?
CHEMA: (Pícaro) ¡Verás Rom, yo no sabía que ibas a venir, es muy tarde y mi mujer está en la cama..., esperándome....!
ROM: ¿A ti...?
CHEMA: (Desconcertado) Supongo que sí...
ROM: Perdona que te lo diga pero he sido creado para captar estados de ánimos y tu mujer está atravesando una etapa de rechazo hacia tu persona a causa de un malestar que le provocaste hace ocho años y curiosamente le acaba de venir a la memoria, está irritada y le apetece cualquier cosa menos estar contigo. ¡Llévame, me necesitas!
CHEMA: (Anonadado) Pero ¿qué me estás diciendo? Te estoy hablando de tener una relación íntima con mi mujer y tú me dices que quieres estar presente.
ROM: Claro, yo la distraigo, le pongo imágenes, conduzco la conversación, la desirrito y cuando note que está dispuesta, te dejo solo.
CHEMA: (Desconcertado e intrigado) Exactamente..., ¿que es lo que haces...?
Rom le pasa sus gafas
ROM: Póntelas...
Chema se las pone y alucina. La luz va desapareciendo, creando un ambiente con cenitales en ambos personajes. Una música acompaña la acción. Rom toma un tono sensual.
ROM: Es un programa de última generación que transmite sensaciones de placer a tu cerebro y éste las reparte por todo el cuerpo. Penetra en tu subconsciente y tienes acceso a tus mejores recuerdos sensuales, se llama “Remember Yesterday” pero en España, para hacerlo comercial lo llaman: LA VIAGRA VIRTUAL y funciona igual en hombres que en mujeres. (Le quita las gafas) ¡Llévame, sin mi no lo conseguirás!
CHEMA: ¿Te puedo hacer una pregunta?
ROM: No hace falta, estoy programado para saber lo que vas a decir un segundo antes de que los digas. Sí, tengo funciones sexuales, pero no como tú las entiendes, soy un independiente sexual, no necesito pareja, dispongo de todas las opciones sexuales y puedo duplicarme en hombre-mujer, en hombre-hombre, en mujer-mujer, eso depende de cómo me pille el cuerpo… Pero no te preocupes solo pueden ser relaciones virtuales... (Chema no entiende y Rom matiza) ¡Que no hay contacto físico...!
CHEMA: ¿Y se goza?
ROM: ¡Es menos agotador! Sígueme...

Suena la música.
Ambos hacen mutis.

En la pantalla vemos imágenes encadenadas de pasar varias estaciones: Verano, otoño, invierno y primavera”

Un coro de voces canta: “Meses después, meses después, meses después…veréis lo que pasó…”

Chema aparece por el otro lateral de la ventana, el chaleco lo ha sustituido por una chaqueta azul clara e intenta durante toda la escena anudarse una corbata, pero no lo consigue.
Se dirige al centro del escenario. Rom le sigue batiendo un huevo en un plato. En la pantalla vemos la imagen fija de la ventana con un paisaje urbano de mas importancia social económica.

CHEMA: ¡Lo siento Rom, pero no puedes venir...!
ROM: Por favor Chema, te lo pido por favor, llévame...
CHEMA: ¡No!, es una fiesta para seres humanos…, no para máquinas humanizadas...
ROM: ¡Nunca me entenderás! Siempre hemos ido juntos a las fiestas...
CHEMA: Pues se acabó, ya no vienes más...
ROM: Pero ¿por qué?
Rom le coge de la corbata y le hace el nudo correctamente y con facilidad.
CHEMA: ¡Porque no me dejas hablar Rom!, que eres una cotorra que coges la palabra y no la sueltas a no ser que te desconecte, y estoy hasta las narices de que siempre hables por mí.ROM: Solo amplío tus ideas...
CHEMA: ¡No las amplías Rom, las transformas!, es más, no tienen nada que ver con las que yo he pensado...
ROM: Pero tienen éxito.
Termina de anudarle la corbata. Chema Se separa
CHEMA: ¡Tendrán todo lo que tú quieras, pero no son mis ideas! Las mías son más...
ROM: ¿Absurdas, arriesgadas, extravagantes, surrealistas, ilógicas, pretenciosas. fracasadas...?
CHEMA: ¡Mira Rom, no soporto que me busques las palabras, ¡si no las encuentro no las encuentro!, pero no me las busques tú... ¡Y no me sigas!
ROM: Solo quiero ayudarte.
Chema se desanuda la corbata como reacción de independencia y empieza a anudársela con torpeza, precipitación y fracaso. Lo intenta durante toda la escena sin conseguirlo nunca
CHEMA: Pues no me ayudes que parezco jilipollas. Es más te voy a desconectar que llego tarde a la fiesta...
Chema saca del bolsillo el mando a distancia e intenta apagar a Rom, pero éste reacciona con rapidez.
ROM: ¡Tienen razón tus hijos, eres un déspota...!
Chema detiene su acción
CHEMA: ¿Qué estás diciendo de mis hijos...?ROM: Que les has prohibido que jueguen conmigo...
CHEMA: No, les he dicho que solo pueden usarte los fines de semana.ROM: Son juegos educativos; aprenden jugando.
CHEMA: Sí, pero contigo, que conmigo ya no juegan, antes por lo menos les contaba cuentos a mis hijos...
ROM: Les gustan más mis cuentos que los tuyos.
CHEMA: Ese es mentira, lo que pasa es que tu te lo montas con imágenes virtuales y efectos especiales y así cualquiera; ¡que les has montado un video clip de Caperucita Roja haciendo de rapera!
ROM: Reconócelo Chema; estoy más preparado que tu para educar a tus hijos...
CHEMA: ¡Eso no te lo crees tú ni con una sobredosis...!
(Rom se adelanta)
ROM: De memoria...
CHEMA: ¡Sí!, les tratas como si fueran.... (Idem anterior)
ROM: Una base de datos.
CHEMA: Sí, solo tienen... (Idem anterior)
ROM: Información.
CHEMA: ...Eso es...Ya no, ya no, ya no...(Idem anterior)
ROM: Discurren.
CHEMA: Exactamente, se están quedando sin imaginación y les estás creando...
ROM: ¿Adicción? (Chema se queda perplejo, Rom continúa) Supongo que podré darles las buenas noches y un besito cuando se acuesten.
CHEMA:¡No!, ni cuentos, ni buenas noches, ni besitos; Rom solo los fines de semanas. Y ahora te voy a desconectar que llego tarde a la fiesta...ROM: ¿Te estás equivocando?
CHEMA: Es posible, pero ¡que placer equivocarse!, (Se anuda de nuevo sin éxito la corbata), ahí empiezan nuestras diferencias, ¡tu no te equivocas nunca!
ROM: Ni aunque quisiera.
CHEMA: Y no te parece aburrido; ¡yo ya estoy hasta los huevos de que todo me salga bien!; salgo a la calle y nunca pillo un atasco...
ROM: Gracias a mi...
CHEMA: Siempre encuentro aparcamiento...
ROM: Gracias a mi...
CHEMA: Gano dinero en bolsa...
ROM: Gracias a mi...
CHEMA: Mis negocios funcionan de maravilla...
ROM: Gracias a mí...
CHEMA: Mi casa de cine...
ROM: Gracias a mi...
CHEMA: Pero ¿yo que hago? Rom, yo no hago...
LOS DOS AL UNÍSONO: ¡NADA!CHEMA: Me despiertas con el desayuno y yo te digo: Rom ¿qué tengo que hacer hoy? Y tu me dices...
ROM: ¡Nada, si está todo hecho!.
CHEMA: ¡Pero ¿te quieres callar y dejarme hablar?! (Está muy excitado, se anuda torpemente la corbata) ¡Soy un inútil, tú me has convertido en un inútil!, soy un inútil como padre, como marido, como amigo, como ser humano, como persona, como profesional, como vecino, tu has usurpado todas esas funciones, y lo que es peor, lo haces mucho mejor que yo, ¡pero no voy a consentir que mi familia esté todo el día contigo!
ROM: Únete a nosotros.
CHEMA: ¡Eso y formamos una secta! ¡Oye Rom, a ver si te vas a creer que eres dios!No te hagas ilusiones Rom. Sin embargo yo sí puedo ser tu dios, tengo poder sobre ti de vida y de muerte... (Saca el mando a distancia y le amenaza); si te activo vives, si te desactivo mueres. Mira, ahora mueres...

Entradas populares