lunes, octubre 12, 2015

Hel10 Windows 10 o Cómo sobrevivir a otro lanzamiento de Windows (PARTE I)

El próximo 22 de Octubre en España, Microsoft dará la bienvenida oficialmente a Windows 10, su nuevo sistema operativo. En un evento con una agenda muy completa para los tipos duros de IT y para los desarrolladores se presentará en sociedad. No, no he pretendido hacer ningún tipo de juego de palabras en esta primera frase, solo me he dejado llevar por los viejos tiempos en los que tratando de explicar la diferencia entre Technet y MSDN usábamos ese adjetivo para IT. Este año a mí me pillará muy lejos de Madrid en esa fecha, en concreto en Chile participando en la 8dot8, y salvo sorpresa de última hora no voy a poder participar como ponente ni como asistente, pero me ha traído buenos recuerdos este evento.

Figura 1: Hel10 Windows 10 o Cómo sobrevivir a otro lanzamiento de Windows (Parte I)

Dicen que recordar es volver a vivir, y últimamente intento recordar muchos pequeños momentos de mi vida para que no se me olviden las buenas sensaciones tenidas. El ver la agenda de este Windows 10 Hel10 World! me ha traído algunos de esos momentos a mi corazón, y os voy a contar uno de esos días únicos.

Figura 2: Lanzamiento de Windows 10 en el evento Hel10 Windows 10

Yo he tenido la suerte de vivir desde el escenario lanzamientos similares en otros "Octubres" de años anteriores en España. Estuve dentro de los planes de lanzamiento de Windows XP presentando unas características, fui parte del lanzamiento de Windows XP SP2 muy orientado a seguridad, también estuve en el lanzamiento de Windows Vista en el primer evento en el que usé un gorro en mi vida - esa es otra historia que ya os contaré - y por supuesto estuve en los lanzamientos de Windows 7 y Windows 8, como muchos ya sabéis. 

Aprovechando esa nostalgia aguda que se ha apoderado de mi corazón por no poder este día 22 de Octubre en el lanzamiento de Windows 10 os quiero contar la historia de mi primer lanzamiento en el escenario, el de Microsoft Windows XP, donde os juro que la sensación que tenía era que la audiencia me quería matar. Os lo juro.

Figura 3: Durante el Lanzamiento de Windows 7

Esta historia que voy a intentar plasmar de la forma más detallada que pueda, la estuve contando como si fuera un monólogo durante la Gira Technet que hicimos por toda España en el año que lanzamos Windows 7. La utilizaba para explicar a la gente lo duro que era ponerse en frente de una audiencia y decir: "Hola, Microsoft tiene un nuevo Windows", porque siempre era malo. Luego, la he seguido contando a quién me ha querido escuchar en cenas, bares y saraos varios entre amigos, así que permitidme que, antes de que se me borren los recuerdos para siempre, os la cuente con todo el lujo de detalles que aún conservo en mi castigado cerebro de lo que sucedió aquel día. Siéntate, que es larga.

Cómo acabé trabajando con Microsoft y hablando de Windows XP

La primera de las cosas que os quiero contar es algo que muchos me han preguntado. Cómo acabé colaborando con Microsoft. De hecho algunos me lo preguntan con cierta malicia, como si de algún oscuro secreto hubiera en mi relación con Microsoft, o como si hubiera tenido algún enchufe, contacto, o acceso prioritario a la compañía de Seattle. Pues bien, la historia es tan sencilla como carente de emoción y misterio.

Como ya os conté en el artículo de "Más allá de los límites de tu realidad", los viernes era el día en que Igor y yo hacíamos las llamadas a puerta fría para buscar empresas que necesitaran servicios profesionales de informáticos con muchas ganas de comerse el mundo. En una de ellas, conseguimos una reunión con un centro de formación oficial de Microsoft llamado Professional Training. Esta empresa se dedicaba a dar el catálogo de cursos de Microsoft para certificarse, pero también trabajaban con otros fabricantes como Oracle, Cisco, SCO Unix, Sun Microsystem, etcétera. 

Conseguimos una reunión y allí nos plantamos a ofrecernos para cursos o servicios varios. Y comencé a trabajar dando algunos cursos de Oracle, Redes y Seguridad Informática. En una de esas, Microsoft le pidió a Professional Training un ponente para dar una conferencia de Microsoft Tahoe, algo de lo que yo no tenía ni idea de lo que era. Al final era el nombre en código que tenía lo que a la postre fue Microsoft SharePoint Portal Server 2001 y es de lo que hablé en mi primera conferencia en Valencia: Microsoft SharePoint Portal Server 2001 junto con Microsoft Office XP.

Figura 4: Dando un curso en las oficinas de Microsoft en La Finca siendo ya MVP (2004)

A Microsoft le gustó cómo lo hice, así que me pidieron para ir a más eventos en Sevilla, Madrid y a la presentación de Windows XP en Barcelona. El resto es conocido. Comencé a dar conferencias con Microsoft, me hicieron MVP en Enterprise Security... y hasta hoy. Ya os contaré alguna historia de esos años con más detalle.

Mi primer viaje a Barcelona para la presentación de Windows XP

Como ya os he dicho, Microsoft suele presentar sus sistemas operativos durante el mes de Octubre, y Windows XP fue presentado al público en Octubre de 2001. Durante aquel año, antes incluso de su lanzamiento oficial en Madrid, se hizo un evento de presentación en Barcelona en el antiguo Auditorio de L'illa, que luego rebautizado como Auditorio Winterthur y más tarde aún con el nombre de Auditorio Axa. Ha llovido desde aquel evento muchos años, y la vida ha ido erosionando el mundo de aquel entonces, cambiando lugares, nombres y detalles. Si no conoces el auditorio, creedme si os digo que impresiona, especialmente si es de tus primeros eventos, y yo llevaba muy pocos en la espalda como os he contado.

Figura 5: Esta es la visión del ponente. La foto fue tomada 6 años después durante el
Security Day de Barcelona 2007 en el mismo auditorio en el que os cuento esta historia.

Con espacio para más de 600 personas en dos alturas, dejando el escenario abajo, hablar desde allí cegado por las luces de los focos es duro si no te sientes cómodo hablando en público. Yo casi me estaba estrenando como ponente y como a todos, tuve que aprender a hablar en público. Si alguien piensa que a mí no me daba miedo hablar en público está muy equivocado, ya os he contado muchas veces que a mí me daba pánico hablar en público, así que os podéis imaginar mis nervios.

Yo había viajado muy poco en mi vida y aún vestía con traje y corbata - además de llevar el pelo corto con flequillo - al estilo de la foto que tenéis en el artículo donde os dejé ver cómo había sido mi evolución en paralelo con la de Windows - . Ahora que has visto el auditorio, y has visto cómo era yo en el año 2001, intenta juntar ambas fotos para ponerte en situación.

Figura 6: Chema Alonso en el año 2001

Hice la maleta con inexperiencia y hormigueo en las venas de los brazos para ir a Barcelona, que también era mi primera vez visitando la ciudad, y con la emoción de echar una cámara de fotos para poder hacer de turista por los rincones de esa bella ciudad y llevarme todos los recuerdos posibles, me olvidé de echar calcetines y de poner en la maleta el cinturón del traje. Solo tenía un traje en mi armario y me quedaba un poco grande, así que necesitaba ese cinturón porque si no se me caían los pantalones. Pero no me lo llevé. Se mascaba la tragedia pero yo no he sido de arrugarme, así que... lo solucionaría o viviría con ello.

Preparando las demos del evento el día antes

En aquellos entonces íbamos el día antes a los eventos para probar las máquinas y las demos en el lugar del evento, algo que con el tiempo redujimos a llegar unos minutos antes que los asistentes y, como sucedió en el lanzamiento de Windows Vista, sin hacer las demos ni las presentaciones siquiera - pero esa es otra historia para más adelante -. Cuando entras en el auditorio, cargado con tus maletas y subes las escaleras para llegar a la primera planta empiezas a ponerte nervioso. Después hay que bajar por la escalinata entre los asientos del público hasta que subes al escenario donde te esperan los técnicos de audiovisuales con los micrófonos, los cables de VGA y los switches de monitores y teclados. El miedo escénico ya se había apoderado de mí y tragar saliva rascaba.

Cuando estaba - aún el día antes - probando las demos sobre la mesa del escenario ya estaba preocupado. Eran mis primeras charlas y los ponentes más veteranos querían estar seguros de que lo iba a hacer bien así que Paco Serrano, uno de los mejores ponentes de Microsoft por aquellos tiempos pasó un rato repasándome la lección a ver si lo tenía bien entendido. Paco, aunque se lo he dicho alguna vez más tarde, fue mucho más importante en mi vida de lo que se puede pensar. Lejos de gustarle los focos y los medios de comunicación es un ponente excepcional y me hizo un fine tunning en solo tres o cuatro charlas que me ayudaron a fijarme en lo importante de una presentación técnica y ser cuidadoso con ella. A él le debo mucho de mi forma de hacer las presentaciones.

Mi demo en la presentación se basaba en enseñar cómo con Windows XP se podía hacer una solicitud de soporte a un técnico generando un fichero de configuración de cliente de RDP firmado digitalmente que se enviaba por correo electrónico o por Messenger a la persona de soporte técnico. El destinatario del mensaje solo tenía que hacer doble clic sobre el fichero y se abría una sesión remota en la máquina del cliente con un escenario de supervisión por parte del usuario. Es decir, el cliente que recibía soporte podía ver e interactuar con el técnico. Era una demostración bastante chula y que a día de hoy seguiría siendo útil. Se llamaba Remote Assistance.

Como ya os habréis podido imaginar, en aquel entonces empezábamos a utilizar equipos portátiles pero aún quedaban lejos cosas como el Cloud Computing o la Virtualización así que para hacer las demos había que montarse los sistemas operativos en el equipo físico. En mi demo tenía dos equipos, uno de ellos hacía de cliente - enviaba el correo electrónico de soporte - y otro hacía de técnico - recibía el correo electrónico y abría la sesión de escritorio remoto en la máquina del cliente -. De por medio, en una de las máquinas había un servidor de correo electrónico con dos cuentas para cada uno de los personajes del entorno. Además, había que llevar un hub con un par de cables que se conectaban vía tarjetas PCMCIA, para completar el entorno - así eran los portátiles que yo tenía -. Y al probar las demos el día antes, todo funcionó... ¿pero funcionarían al día siguiente?

Figura 7: Tarjetas PCMCIA

En mi charla tenía un compañero. Andrés. Al igual que yo venía de otra empresa y el tenía que contar las novedades de Windows XP en el entorno multimedia de usuario. En concreto tenía que contar el sistema de Hot-Plug, o lo que es lo mismo, pincha un nuevo hardware y Windows XP lo configura con la base de datos de drivers que lleva ya de serie. Su demo era bastante sencilla a priori, después de contar toda la parte técnica solo tenía que pinchar un reproductor DVD externo, Windows XP lo reconocía y sin reiniciar el sistema ponía la película. No se me olvidará nunca qué película era: Gladiator, que acababa de salir en DVD en el mercado español. Todo parecía sencillo el día antes... ¿sería igual el día del evento?

El día D de la presentación de Windows XP en Barcelona

Llegó el día de presentación de Windows XP, y no, no teníamos la Golden Build. Teníamos una RC2 de Windows XP Service Pack 0 ya que habíamos tenido que montar las demos en físico una semana antes. Aquellos tiempos no eran como los de hoy en día. Por la mañana ya me di cuenta que aquello no iba a ser tranquilo. Al ponerme el traje me percaté de que me faltaban los calcetines y el cinturón. **Shit**

No me agobié y pensé en positivo. Al final, al no tener cinturón el pantalón se me caía y disimulaba la ausencia de calcetines - que el que no se anima es porque no quiere -, y tiré más recto que una tabla directo al auditorio cargado con mi maleta y mis equipos portátiles. En ella, como ya os he contado, dos equipos portátiles, dos tarjetas PCMCIA, dos cables de red, un hub, y los cargadores correspondientes. Por supuesto, aún no eran muy populares los pendrives USB, así que llevaba disquetes por si había que copiar algún fichero.

Prácticamente no había dormido por los nervios y la emoción, y cuando llegué al auditorio y empecé a ver al público, el miedo escénico ya se apoderó de mí. Miedo era la palabra exacta. Ahora mismo, mientras escribo estas líneas sentado en un sofá acabo de sentir un déjà vu con la sensación que tenía aquel día y me ha dado hasta un escalofrío. Si has dado alguna charlas en tu vida, recordarás esa sensación en el estómago que se tiene al principio. No se olvida nunca. Según se iba llenado de gente, el auditorio se hacía aún más grande y más impresionante.  En ese momento, una persona cerca de mí casi podía contar los latidos de mi corazón escuchando el ruido que generaban las palpitaciones desde medio metro de distancia. Y tal vez diréis... ¿por qué tanto?

Si has vivido la historia de la informática durante los últimos años, recordaréis que Microsoft era la empresa más "odiada" en aquellos años. Apple estaba de capa caída empezando a recomponerse y compañías como Google aún no eran nada similar a lo que son hoy en día. En aquel entonces, la presentación de Windows XP había generado mucha polémica porque salía solo un año después del lanzamiento de Windows 2000 y todo el mundo decía cosas como:
"No traéis nada nuevo, solo es para hacer caja y volver a cobrar licencias". 
"¿Quién quiere todas esas chorradas multimedia en un equipo que se use en una empresa donde lo imporante es trabajar?" 
"Con Windows NT 4 ya teníamos suficiente, Windows 2000 tiene más de lo que usamos y no necesitamos nada más por ahora, Windows XP es un Windows 95 raro".
Eso, y de todo lo que os podáis imaginar. Además, ya se acrecentaban los rumores de ampliación de la denuncia en la Unión Europea contra Microsoft por el asunto de Windows Media Player que antes había comenzado. Microsoft era visto casi como el demonio, y todos los que teníamos algo que ver éramos informáticos en el lado del mal - Sí, ya expliqué que ese es el origen del nombre de este blog hace tiempo -.

5 minutos para ShowTime: Siempre falla algo

Nosotros hablábamos los segundos, justo después de la keynote. En aquel entonces el responsable de presentar Windows XP era mi actual compañero en Telefónica - por entonces en Microsoft -  Carlos García. Después íbamos mi compañero y yo con nuestras demos de Hot Plug y Soporte Técnico Remoto Seguro.

Montamos las demos rápidamente y cuando ya tenía la red, los equipos arrancados y todo listo probé a enviar un correo desde mi Windows XP RC 2 Service Pack 0 ... y se me jodió el servidor de correo electrónico. ***Shit happens ***.  ¡Nooooooooooooo! Si os digo que en ese momento empezaron a nacerme las primeras canas, creedme. No sabía que iba a hacer. El cuerpo me bajo como 10 grados de temperatura por dentro, pero por fuera comencé a sudar como un pollo en un asador. ¿Cómo solucionarlo? Intenté reiniciar el servicio un par de veces. Reinicié la máquina. Nada. ¿Qué podría ser? No iba a poder averiguarlo. ¿Cómo lo podía solucionar?
"Piensa Chema, joder, piensa!"
Como os podéis imaginar, ni tenía tiempo de saber qué pasaba, ni conocimientos, ni concentración suficiente. Se había jodido. El servicio de correo electrónico no levantaba y cuando enviabas el correo electrónico daba un error pero... podía solucionarlo. Y se me ocurrió cómo: Usando el disquete y un poco de magia.

Figura 8: En las opciones de Remote Assistance solo se permitía e-mail y Windows Messenger

Al final lo único que fallaba era que el servidor no enviaba el correo electrónico, así que fallaba el medio, pero todo lo demás tiraba, así que hice un trick. Me vino como un flash. Será que el instinto de tener que solucionar problemas en mis trabajos en las obras había generado en mi una capacidad de reacción ante las situaciones adversas que yo no sabía que tenía. Pero me vino la inspiración.

Un minuto antes de mi charla - cuando aún nadie veía mis pantallas por los proyectores - hice la demo completa, hasta el momento de enviar el correo electrónico. Cuando el correo fallo en el equipo del cliente que solicita soporte guardé el archivo en el disquete y borre el correo electrónico con el fallo recibido. Después, copie el fichero RDP firmado al equipo del técnico de soporte y me envié a mi mismo un correo adjuntando el fichero que había copiado en el disquete. Solo debía hacer un poco de spoofing de dirección de correo. Falló, pero el mensaje de envío lo deje en la bandeja de entrada y listo. Y crucé los dedos de las manos y los dedos de los pies - sudados y sin calcetines -. Tensión++

Cuando el Maligno no tiene nada que hacer...

Ya había "preparado" mi demo, así que a mi compañero Andrés - le dije: "Tío, ¿has probado tu demo? Pruébala bien no vaya a ser que te falle". Esto último se lo decía por experiencia propia, como ya os he contado, y como él también era muy nuevo se sobresaltó. Él se asustó ante mi preocupación, y decidió hacer una prueba rápida más por satisfacerme a mí que por quedarse él tranquilo que ya no lo iba a conseguir en ese día. Pinchó el hardware del reproductor DVD, el sistema Hot Plug de Windows XP lo reconoció, configuró el driver que tenía en su base de datos et voilá. Todo listo. Puso el DVD de Gladiator y vimos como Cómodo se batía en la arena del circo. 

Él me miró con los brazos abiertos y con la mirada y su gesto me dijo algo sin hablar como: "¿OK? Ves como todo está controlado". "Genial", le dije yo. El se quedó tranquilo y desconectó el  reproductor de DVD y Window XP RC2 Service Pack 0 sacó un mensaje por pantalla que decía algo como: "Se ha desconectado este hardware, el driver ya no es necesario, ¿Desea desinstalar el driver?" Pero lo puso en inglés... y con los nervios solo se podía leer algo como YES o NO.  ¿Qué era eso de desmontar de forma segura? ¿Quién lo sabía entonces?

Figura 9: Safely Remove Hardware en Windows XP

Las prisas no son buenas, y no saber inglés mucho peor. Andrés siempre ha sido un tipo alegre y positivo. Y siempre positivo, mi compañero Andrés le dio a YES y Windows XP RC 2 Service Pack 0... desinstaló el driver. FAIL. ¿Quién le mandaría a Windows XP sacar ese mensaje en inglés? ¿Quién le mandaría a Andrés hacer caso al Maligno? Y con las dos demos cojas, los dos nos pusimos rectos como tablas a esperar nuestro turno mientras veíamos el auditorio cada vez más lleno de asistentes. Tenía las manos sudadas, la frente perlada en sudor por el calor de los focos y el corazón a ritmo de batería de Nicko McBrain. Y el evento iba a comenzar.... Continúa en la Parte II

Saludos Malignos!

10 comentarios:

Christian Lopez dijo...

Interesante evolución en paralelo, aunque al parecer el único que mejoró fuiste tu; jajajaja 2001 == Chema.swag();

Saludos Maligno!

Anónimo dijo...

jeje, Tensión++
Gracias por el artículo.

ivanhott dijo...

Muy bueno, como todas tus vivencias. Esperando la segunda parte. Saludos malignos desde Málaga.

ivanhott dijo...

Muy bueno, como todas tus vivencias. Esperando la segunda parte. Saludos malignos desde Málaga.

K0414 dijo...

Menos mal que cambiaste de aspecto... en esa foto de 2001 eras muy microsoft o IBM ahora molas mucho más jajaja muy buen articulo como siempre, las presentaciones de producto de Microsoft nunca han estado exentas de ese tipo de fallos ni BSOD's ;). ¿Te puedo hacer una pregunta? ¿recomendarias Windows como SO a dia de hoy con los problemas de seguridad y privacidad que trae habiendo avanzado tanto en usabilidad las distros de linux? si lo recomendarias ¿en que casos?
Muchas gracias y un saludo sigue asi!!

J.A.C.M. dijo...

Pero mamon lo vas a dejar en lo mas interesante de la novela .....jjajjaja ..

Luis Gómez dijo...

Me encanta escuchar estas historias que aveces cuentas en tus charlas o ponencias, quizás nos vemos reflejados en esos momentos de desesperacion que algunos vivimos en algún momento de nuestras vidas al intentar explicarnos con ejemplos tangibles que no funcionaban todo lo que uno quería, me encanta recordarlos y leerlo en tu blog me hace recordar esos grandes momentos que vivimos en los inicios de la informática,
Gracias Chema por tu humor

InDrUiN dijo...

Que a todos nos ha mandado mensajes poco claros siempre una nueva version de cualquier SO, muchas veces la mejor manera de aprender es por fallo y acierto. Lo de saber inglés en momentos así es crucial, pero si uno es un chavalillo que no tiene ni puñetera idea de otro idioma, si que estamos fritos...

Saludos desde México!!!

Pedro Caballero dijo...

Madre del amor hermoso, me ha enganchado la historia, quien te ha visto y quien te ve

Jonathan Borrego dijo...

Leyendo esto, me recordó los años que estuve trabajando en el Departamento de IT de un hotel 4 estrellas y el hecho de que en los eventos de las empresas siempre me escondía en un rincón pensando: "Ojalá y los equipos no me trolleen" jeje

Entrada destacada

Infraestructuras Críticas y Sistemas Industriales: Auditorías de Seguridad y Fortificación de @0xWord

Desde hoy está disponible a la venta un nuevo libro de 0xWord centrado en la seguridad de los Sistemas Industriales y las Infraestructuras...

Entradas populares