lunes, febrero 20, 2017

La transformación NO es un proyecto, es un atributo

Cuando he dado la charla de "Hack Your Future!", suelo dedicar una parte a explicar que el futuro no está escrito. Nadie tiene todas las respuestas del futuro. Nadie sabe lo que va a pasar mañana. Siempre hay que lidiar con un gran porcentaje de incertidumbre con todo lo que haces. Y eso no va a cambiar. El tiempo en el que podías tener una regla de oro en los negocios que dice que si haces A entonces se cumple B, hace mucho que pasó.

Figura 1: La transformación No es un proyecto, es un atributo. Toma Nota

En el mundo del desarrollo de nuevas tecnologías y servicios también sucede lo mismo. Es difícil saber cómo va a ser la tecnología que vas a tener que utilizar un dos años, ni qué disrupciones van a sufrir las tecnologías que utilizas a día de hoy. Tener todas las respuestas en un proyecto tecnológico es muy complicado, por no decir casi imposible. 

Esto, además, sufre de factores de multiplicación cuando estamos hablando de empresas grandes - a mayor tamaño, mayor complicación - y de la edad de la compañía - cuanto más sistemas legados haya, más complicado es todo -. Pero ese es el factor de incertidumbre con el que siempre vas a vivir. Si no estás dispuesto a lidiar con él, entonces nunca vas a hacer nada y estarás no haciendo nada nuevo hasta que te inviten a no hacer nada nuevo en otro sitio. Esa es la realidad.


Figura 2: Hack Your Future!

Hoy en día, si quieres transformar algo hay que empezar a andar por un camino. Hay que empezar a mover las piedras que llevan muchos años asentadas en esa misma posición y que tal vez haya generado una capa de conexión con el terreno que hay que eliminar. Hay que comenzar el camino quitando las primeras piedras, con una dirección clara de hacia dónde quieres llevar tu proyecto, y luego, lidiar con la siguiente fase.

Casi al estilo del Monkey Island, que cuando empiezas la aventura no sabes qué retos y problemas te vas a encontrar en la siguiente fase. Pero se trata de eso, de no tener todas las respuestas a todas las preguntas que te vas a encontrar, pero sí de tener toda la voluntad de resolver los problemas con que te vayas encontrando.


Figura 3: Buscando las respuestas correctas en Monkey Island al duelo de insultos

Si en una empresa hay alguien que dice... "Uff, esto aquí es muy difícil, porque hay muchos sistemas antiguos, porque son complicados, etc..." probablemente tenga toda la razón del mundo. Seguro que es muy difícil, seguro que hay problemas que ni te puedes imaginar al principio. Pero si tienes la voluntad de solventarlos, seguro que los solventarás.

Eso sí, te concedo que no es cómodo, ni se está tan bien como no haciendo este esfuerzo de transformación - por supuesto - pero si tienes una visión que hay que llevar a cabo en una compañía para adaptarla a la realidad de hoy o de mañana, quedarse sin hacer nada no es una opción.

Recuerdo que cuando estábamos aún en Informática 64, llevamos a cabo la migración del puesto de trabajo de una gran compañía a Windows 7. La empresa estaba en Windows XP, tenía mucho Windows NT  y algún Windows 9X y todo para completar la fiesta. Hubo que hacer un inventario de apps, un inventario de accesorios y un plan de compatibilidad de aplicaciones y dispositivos preiféricos compatibles para tomar las decisiones adecuadas.

Todo parecía controlado, pero de repente en el equipo menos esperado del departamento más recóndito, un mono de tres cabezas te traía una app que ni habías oído hablar de ella y que era *fundamental* para el continuar de la empresa. O, como apareció en un equipo, una pedalera que utilizaban para dar para adelante y para atrás en un fichero de audio con el objeto de transcribir a texto una conversación grabada - por supuesto, no había driver para ese hardware concreto en Windows 7 en aquel entonces -. Pero... fuimos salvando todos los puentes y vadeando todos los ríos para hacer la migración.

Si hay que hacer una transformación, hay que hacerla con todas las consecuencias, e ir a por ella con decisión y compromiso. No vas a tener todas las respuestas nunca. Y si esperas tener todas las repuestas, o estás exigiendo todas las respuestas, entonces es que no quieres hacer la transformación. Los cambios traen incertidumbre, situaciones de inestabilidad que obligan a tomar decisiones, compromisos y cambiar el Status Quo tecnológico y a veces organizativo. Pero... ¿quién dijo miedo?
Si estás en un puesto de transformación digital, no esperes más. Comienza a andar. Tira por la vía del medio, y ve arreglando uno a uno todos los problemas. Por supuesto, cuantos más hayas detectado antes de comenzar el proceso, mejor que mejor, pero no te pases toda tu vida analizando los riesgos y poniendo un problema a cada solución. Conozco a gente que ha terminado su relación contractual con la empresa antes de terminar la parte de "Overthinking". 
Las empresas que triunfan hoy en día cambian la tecnología día a día, actualizan sus sistemas, y viven con versiones en Beta. Sacan propuestas constantemente que cambian, desestabilizan y vuelven a cambiar. Los responsables tecnológicos viven siempre en la zona de No Confort, cambiando y arriesgando constantemente. Es el cambio constante lo que se hace estable en su proceso de transformación. Viven con él, y avanzan por un camino en el que van descubriendo las respuestas a medida que descubren las preguntas.

Este debe ser el espíritu que debes tener si quieres transformar la forma en que funciona tu negocio. Si no lo haces así, entonces te encontrarás con que, al final, pasará el tiempo y habrás transformado una parte canija de lo que tenías que transformar, y lo habrás llevado de TODI (Tecnología Obsoleta y Descatalogada e Ineficiente) a TOCANE (Tecnología Obsoleta y Casi Abandonada NO Eficiente)... o algo similar.

La transformación NO es un PROYECTO que se hace, es un estado mental en el que vive una compañía. Es un ATRIBUTO de la empresa. Si no tiene ese atributo, puedes hacer mil proyectos, que siempre estarás por detrás buscando respuestas y sin poner el compromiso necesario.

Saludos Malignos!

2 comentarios:

Androide dijo...

Qué cierto y qué gran actitud, creo que tienes que ser inspirador para los colaboradores a tu alrededor ;D

Miguel Angel Estarlich Ayala dijo...

Cuanta razón tienes. En mi empresa de por las mañanas estamos en un "Proyecto de Transformación" lleno de atríbutos. Y el título de esta entrada ya resume todo.

Entrada destacada

Nuevo libro "Máxima Seguridad en Windows: Secretos Técnicos 4ª Edición" de @0xWord

Desde 0xWord se ha acelerado para tener a tiempo antes del verano la 4ª Edición del libro "Máxima Seguridad en Windows: Secretos Técn...

Entradas populares