domingo, julio 04, 2021

Shaadow: Encuentra al miembro de tu equipo que filtra la información

El día de hoy los vamos a dedicar a hablar de una de las últimas start-up que han surgido en nuestro país enfocadas al mundo de la ciberseguridad: Shaadow. Esta nueva plataforma permite a la persona introducir una “marca de agua” invisible al ojo humano y personalizada en los documentos que se envíen a terceros. ¿Y qué valor aporta eso?, os preguntaréis. La respuesta es bien simple: poder detectar los canales de las filtraciones de nuestros documentos y localizar la fuente u origen de dicha filtración.

Figura 1: Shaadow: Encuentra al miembro de tu equipo que filtra la información

La historia reciente está llena de casos de este tipo que en algunos momentos han puesto en jaque la seguridad nacional de ciertos países, creado conflictos políticos, inestabilidad, etc. como algunas de las consecuencias más graves. El ya sobradamente conocido escándalo del Watergate (en la década de los setenta) o los papeles de Panamá (año 2016) son algunos de los más llamativos, pero puede ocurrir a todos los niveles y suponen un problema muy grande a nivel de pérdidas si hablamos desde el punto de vista empresarial.

Documentos filtrados de tu empresas

Al cambiar la tecnología de la que disponemos, lo han hecho también los métodos para conseguir información privilegiada. Ya no hablamos de ese hombre con gabardina larga que se mantiene en la sombra de una columna de aparcamiento para no revelar su identidad mientras charla con unos periodistas, sino del envío de correos electrónicos con documentos adjuntos que con un solo clic pasan a estar en posesión de una persona que quizás no debiera tenerlos.

Shaadow es una plataforma SaasS que ofrece la posibilidad de marcar esa información de tal manera que, si se publica, o se filtra, podría afectar a nuestro negocio. El proceso, como se puede ver en el vídeo de la Figura 4, es muy sencillo: se sube el documento a la plataforma, se escribe cuáles van a ser esas marcas de agua invisibles para cada una de las personas a las que se quiere distribuir (de forma digital o impresa) y se descargan los documentos ya marcados. Pero lo bueno viene ahora.

Figura 2. Proceso de marcado de Shaadow.

Pongamos que uno de esos receptores filtra el documento a la prensa. Aparece en nuestro ordenador el artículo con una foto del documento, y nos la descargamos. Transformamos esa imagen en un documento PDF, volvemos a la plataforma de Shaadow, subimos el nuevo documento y, en cuestión de segundos, nos devolverá un mensaje con la marca invisible correspondiente a ese ya no tan anónimo "Garganta Profunda".

Figura 3: Proceso de extracción de Shaadow.

Al principio de este artículo hablábamos de casos que tuvieron un impacto muy grande y de los que aún se habla a día de hoy por la importancia de los hechos, pero uno ocurrió hace cincuenta años y el otro, aunque más reciente, fue hace cinco. Se puede pensar que en estos últimos años y con todo el tema de la pandemia y del teletrabajo, las cosas serían más seguras, y nada más lejos de la realidad. 

Filtraciones al orden del día

Hace menos de un año se filtraron documentos de los servicios secretos de Argentina donde se revelaban acuerdos con Estados Unidos, Bolivia o España, pero también la identidad de varios agentes secretos en el extranjero, con el consiguiente peligro que eso supone para su seguridad.

A principios de año, se filtraron los detalles del contrato entre Messi y el FC. Barcelona, pero hace unos días volvieron a sufrir la misma situación solo que con André Cury. Y esta misma semana, nos levantamos con la noticia de que un ciudadano anónimo encontró cincuenta folios con documentación clasificada propiedad de militares británicos con información sobre Rusia y Afganistán (entre otros países). 

Debemos comprender el contexto en el que vivimos actualmente, con una nueva normalidad que propone cada vez más el teletrabajo como solución permanente, donde la información se va a mover más allá de nuestros servidores, sistemas, redes o plataformas. Y hay que controlar cómo se mueven esos documentos, porque los empleados van a tener mucho que ver en la seguridad de la información, y en las filtraciones.

Probar y utilizar Shaadow

La solución que proporciona Shaadow no es una simple marca de agua en los documentos que se va con la impresión o deformación del documento. Ni mucho menos. Puedes imprimir el documento, y deformarlo, y aún seguirá ahí la marca que se puede extraer. El utilizar esta tecnología en tu grupo de trabajo es también  una disuasión ante la posible decisión de una persona de filtrar información, ya sea a los medios o a la competencia. 

Además da confianza tanto a nivel externo como interno en una organización. Si has estado en alguna empresa, seguro que tienes muchas historias de situaciones en las que se generaba un mal clima en el trabajo por la filtración de un documento y se producía una caza del empleado que lo había llevado a cabo, además de sospechas, tiempo empleado y un situación incómoda para todos, pudiendo incluso saldarse con la acusación de alguien inocente.  O el daño que hace a la reputación de una organización el verse expuestos de esa forma. 

Figura 4: Shaadow. Localiza al leaker que filtra los documentos confidenciales de tu empresa

Shaadow es una plataforma SaaS que proporciona una solución actual a un problema no tan nuevo, pero sí creciente, que puedes utilizar de forma personal. Puedes probarla gratuitamente con un documento, marcarlo, y ver si tu documento sale del canal donde lo enviaste con tu marca. Pero si quieres utilizarlo de verdad, tienes planes que te permiten poner distintas marcas, así que si quieres cazar al que filtra la información, puedes hacerlo fácilmente.
Imagina que tienes tres en tu equipo, y uno de ellos está filtrando la información. Pues sin decir nada, marca el mismo documento con tres marcas diferentes usando Shaadow. Después, envíale el correo a cada uno de ellos de forma individual, y si se filtra el documento, súbelo y extrae la marca de agua. Saldrás de dudas sobre quién es el leaker
De todas formas, si quieres conocer más en detalle la tecnología, puedes hablar con Isabel Hernández Ruiz, CEO de Shaadow, que tiene su buzón público en MyPublicInbox. Ellos te pueden ayudar a utilizarlo en tu empresa o, si eres una empresa de ciberseguridad, a implementar Shaadow en esquemas de ciberinvestigación para que puedas capturar al leaker de una organización. 

¡Saludos Malignos!


No hay comentarios:

Publicar un comentario