miércoles, julio 15, 2009

Seis días, cinco noches

Haciendo balance tras la última charla de ayer en Barcelona he llegado a la conclusión de que no he conseguido estar la misma semana en el mismo sitio desde más tiempo del que recuerdo, y en esos sitios he contado Madrid.

Una semana entera, de domingo a domingo, o de lunes a lunes, en la misma ciudad, es ahora mismo una utopía. Siempre hay algo que tengo por delante, un avión que navegar, un tren que volar, o un coche que andar, para llegar a una nueva ciudad.

A veces las ciudades son viejas conocidas, otras son nuevas, a veces es el mismo hotel, a veces es nuevo. Tanto es así, que he hecho de los viajes una rutina optimizada con infinidad de trucos y normas que van desde la compra del hotel hasta la facturación del mismo, pasando por la elección de todos los detalles.

Si el viaje es en Avión, llevo un tipo de cosas en el equipaje, pido los billetes de una manera concreta, dependiendo del terminal y la duración del mismo voy en coche, en taxi o en tren al aeropuerto. Dependiendo de la compañía y el modelo de avión me doy de alta una alerta en la agenda para facturar a un hora y elijo un asiento u otro dependiendo de la duración del vuelo y el tipo de avión. No siempre ventanilla, no siempre pasillo y alguna vez el del medio, el que nadie quiere y que yo he aprendido a sacarle provecho. Busco los enchufes en los aeropuertos y estaciones, tengo normas para las conexiones WiFi, cuál elegir en el extranjero y cual no. No quiero ir por un terminal y regresar por otro.

Si voy en tren, voy a la estación en las cercanías de Renfe, dejo el coche en la oficina y me voy a pie, elijo ventanilla y turista salvo si voy en la hora de la comida que aprovecho preferente para comer y tener enchufe. No me gustan los que tienen mesa compartida.

Nunca cojo en los hoteles el desayuno, es una pérdida de dinero para lo que yo desayuno. La habitación lo más alto posible, no fumadores, y que sea muy silenciosa (no quiero ruidos, ni ascensores cerca, ni pasillos). Si la habitación del hotel tiene puerta interior de pasillo, mejor. Tengo algunos hoteles preferidos en ciudades que siempre elijo porque dan WiFi gratis, tienen piscina o el minibar de agua y refrescos gratuitos. No elijo hoteles que huelan mal o donde haya mucho fumador.

Procuro no viajar en coche si hay más de 100 kilómetros, salvo si hay otro con quién compartir el viaje y le gusta conducir. Puede llevar mi coche (a mí eso de tener chofer me mola…). Comparto viajo, habitación y comida con cualquiera, no me importa tanto la intimidad como para no compartir un wáter con un colega. Viajo con la ropa justa y si hay que lavar algo, comprar camisetas o gallumbos e incluso repetir ropa, se hace. Todo para no ir cargado. Jamás facturo una maleta en un avión (ni aunque me vaya 15 días a USA), todo equipaje de mano. Mi equipo portátil va siempre conmigo, no se queda en un coche, va a mi chepa, come en mi restaurante y se duerme en el tren como yo.

Mil trucos, mil opciones, un complejo sistema de toma de decisiones personales que vuelve locas a la gente que me reserva los viajes. Lo sé, lo siento, pero esto es lo que tiene cuando estas seis días y cinco noches como mucho en el mismo lugar, incluido Madrid.

Me voy, llega mi AVE.

Saludos Malignos!

5 comentarios:

Christian Hernández dijo...

A mi me agota viajar, por lo menos yo no puedo dormir bien, no se come igual... en fin suerte que lo tengas tan controlado y estés acostumbrado, imagínate si no fuera así.

Buen viaje!

lulo dijo...

una buena lección para willy fog...jejejeje

Anónimo dijo...

Mmmm... Yo me ofrezco a conducir el Maligno-Móbil cuándo haga falta (obviamente a cambio de una foto firmada), si me paso por alguna charla ya te daré mi número de teléfono para concretar...

Saludos!!!

Sui dijo...

Hola.
Tu trabajo es la enviadia muchos... Siempre de viaje, conferencias... Qué suertes tienes... Aver si algun días te pasas por Tenerife y das un charla por aquí, XD.

Saludos. Good Luck!

Anónimo dijo...

Si me paga el viaje desde Canarias a Madrid, te hago de chofer a donde quieras y así veo mundo.

Ale el Canario

Entradas populares