jueves, junio 17, 2021

ChemaAlonso++

Hoy toca sumar 1 al contador de niveles de experiencia en este juego. Ya me he pasado muchos niveles en esta dimensión, y hoy toca comenzar un nuevo cliclo de doce meses nuevo para resolver nuevas misiones. Serán misiones aún desconocidas, pues aunque tengo planes y planificaciones, la realidad de esta plataforma de entropía es que lo que acaba siendo no tenía mucho que ver con lo que estaba en los planes. 

Figura 1: ChemaAlonso++

Como seguro que os pasa a vosotros, antes me empeñaba en tener un roadmap más o menos fuertemente definido. De hecho, si no estaba fuertemente definido sí que estaba fuertemente tipado, pero release tras release de cada sprint del año, me toca hacer hotfix, patches, forks y, a veces, hasta rollbacks. Es lo que tiene esto de vivir entrenando el modelo de redes neuronales físicas que tenemos en ese C&C que tenemos sobre los hombros. Que cambian los insights y tomas decisiones basadas en nuevos pesos.

Hoy, como ya os he dicho, me toca hacer ChemaAlonso++ y lo voy a hacer echando todo al backlog. No voy a hacer ningún plan para este año más allá que el de la semana que tenga por delante. Voy reducir los okrs a disfrutar la compilación de cada mes. No es que vaya a hacer nada nuevo. Ni mucho menos. Ni es tampoco que vaya a hacer algo menos. Tampoco. Se trata solo de tiras líneas de código día a día siguiendo el flujo de programa que llevo tejiendo muchos años.

Es tan sencillo como que cuando hacía los planes para el futuro era para un tiempo que hace ya que ha llegado. Que si hubiera sido un mal ingeniero ya podría haber dado la vuelta al acumulador que marcaba el total de años hasta llegar al día D del futuro. Tiempo hace que lo alcancé.  Así que a seguir expandiendo las ramas del árbol, equilibrado o no, de mi vida, para tomar alternativas en cada bifurcación siguiendo el algoritmo que ejecuta mi CPU y que programó un joven ChemaAlonso cuando aún se hacían las cosas en 8bits, los moduladores-demoduladores no estaban a mi alcance, y los dispositivos de almacenamiento externo se rebobinaban con un bolígrafo.

A todos los que habéis tenido interacción con ChemaAlonso.GUI durante el periodo de vida [0..ChemaAlonso] gracias por haberme hecho creer que era el root. A los que me habéis intentado depurar y parchear algún issue, agradecido++. A los que me habéis acompañado en hardware o en software en esta plataforma a lo largo de algún ciclo de ejecución, ya sabéis que esto va en Round-Robin, así que tal vez hoy no, tal vez mañana tampoco, pero siempre puede que volvamos a compartir, aunque sea, una revisión de interfaz, que las revisiones de código siempre son mejor si los ven cuatro ojos, y si son bonitos más aún.

Aprovecharé para celebrar el aniversario de este nivel, donde creo que he matado muchos monstruos, y me pondré ya manos a la obra con el siguiente, que tal vez haya más malos que esquivar, misiones que hackear, y bombas que desactivar. Al final, por mucho que quiera hacer planes, mis forkitas incrementan contador en breve, y ellas corren en ring-0, así que no voy a tener demasiados ciclos de CPU que utilizar en los easter eggs de mi día a día.

A ti que me stalkeas, un beso fuerte que sé que estás ahí. A todos los que me habéis hecho commit, comment, like, pull request, feedback, +1, star, suscribe o follow, gracias, hacéis mi existencia más plena. 

¡Saludos Malignos!

miércoles, junio 16, 2021

Ignacio Cirac: Una entrevista a uno de nuestros científicos más laureados

En el mundo de la ciencia y la tecnología hay muchos españoles que han emigrado para desarrollar carreras espectaculares más allá de nuestras fronteras con impacto a nivel mundial. Uno de ellos es el Doctor Juan Ignacio Cirac, que ha sido reconocido y galardonado con una miriada de premios y reconocimientos espectaculares. Quizá el que más allá llegado a nuestros oídos sea el Premio Principe de Asturias de Investigación Científica y Técnica, pero ha sido honrado con siete títulos de Doctor Honoris Causa, con múltiples medallas de honor tanto nacionales como internacionales.

Figura 1: Ignacio Cirac. Una entrevista a uno de nuestros científicos más laureados

Y lo mejor, es una gran persona. Nosotros tenemos la suerte de tenerlo como consejero de Telefónica, y coincidimos en reuniones, eventos, presentaciones y comités, que estamos en alguno juntos desde hace ya un tiempo. Y cuando estoy allí escuchándole pienso... "Ignacio es brutal". Inteligente, sencillo, humano, escucha, hace por entender, aporta. Joder, es que es muy buena gente. Como dicen que la oportunidad la pintan calva, aprovechando que le tengo cerca, le pedí que me respondiera a una pequeña entrevista para El lado del mal, porque... joder, es Ignacio Cirac, y no escucharle y aprender algo de él es un delito. 
Y como siempre, con naturalidad, y normalidad impresiona. Aquí os dejo la entrevista, tenéis su buzón público por si queréis contactar con él, y lo podéis ver en el escenario haciendo una presentación de tecnología cuántica en la que vas a aprender mucho por lo fácil que parece. Y es que cuando alguien conoce bien un tema, las cosas parecen muy sencillas. Brutal Ignacio.

Desde que te conozco te admiro más de lo que lo hacía con tu currículo, ¿qué desayuna Ignacio Cirac para seguir mirando en el día a día a su trabajo y que no le dé vértigo su currículo?

Pasión... pasión por lo que hago. Disfruto mucho haciendo investigación. Desde que empecé con la Física Cuántica, cada día me levanto con ganas de trabajar. Supongo que le pasa a mucha gente, sobre todo a los científicos. Se tiene la sensación de estar pisando un terreno nuevo, donde no ha estado nadie, en donde hay muchas cosas por descubrir, entender o, simplemente, averiguar qué podemos hacer con ellas. Intentando resolver cuestiones, o buscando otras nuevas. Si, además, tienes unos colaboradores de primer nivel, con los que todo esto se hace en equipo... qué más se puede pedir?

Yo tengo mi propia historia detrás, que explica mucho de lo que soy hoy en día. ¿Cuál es la historia de Ignacio Cirac de niño? En el colegio, en la familia, con los amigos….

Muy normal... En el colegio era bastante aplicado, aunque disfrutaba mucho más con las asignaturas de ciencias que con las de letras. Especialmente con las Matemáticas y la Física. Desde muy joven quería ser ingeniero, aunque tenía otros intereses, como la Filosofía y la lectura, sobre todo de ciencia ficción. Era algo rebelde y, sobre todo, me gustaba discutir con los profesores, lo que no siempre era una buena idea. Por otro lado, hacía mucho deporte: Fútbol, tenis, baloncesto, ping-pong, taekwondo, judo, ... 

A los 16 años empecé a salir con amigos los fines de semana. ¡Me lo pasé muy bien! Luego, cuando empecé la Universidad, ya me concentré más, aunque nunca renuncié a quedar con amigos. Tal vez lo que está detrás de mi historia es el apoyo de mis padres: ellos me repetían que el mayor legado que me podían dar era la educación e hicieron lo posible para que fuera la mejor posible.

Todos tenemos claro que la investigación cuántica, y la famosa, esperada, y previamente anunciada computación cuántica va a cambiar mucho nuestra tecnología y, por ende, la sociedad tal y cómo la conocemos. Pero…¿qué es lo que cree Ignacio Cirac que podremos ver en los próximos 10 años gracias a los avances en computación cuántica?

Desde el punto de vista científico, la computación cuántica es algo extraordinario. Aúna dos de las mayores revoluciones científicas del siglo pasado: la Informática y la Física Cuántica. Y da lugar a una nueva forma de entender la información, como procesarla y transmitirla. Esa nueva forma puede ser infinitamente más eficiente que la que utilizamos actualmente. No tengo ninguna duda de que esto tendrá consecuencias tecnológicas muy importantes y un gran impacto en la sociedad. La cuestión es cuándo...

Desde hace un par de años, Google creó un prototipo de computador cuántico que es capaz de resolver un problema mucho más rápido que cualquier superordenador. Eso ha abierto muchas expectativas y ya se piensa que estos prototipos podrán cumplir las promesas de los computadores cuánticos enseguida. Sin embargo, eso no es así... El problema que resolvió Google es puramente académico y no es fácil encontrar otros problemas adaptados a esos prototipos que tengan interés industrial. Cada día leo en los medios de comunicación promesas de todo tipo de aplicaciones pero, en la mayoría de los casos, están muy alejadas de la realidad o, simplemente, venden humo. Hasta que no se construyan computadores cuánticos a escalas mayores, no podremos disfrutar de la mayoría de sus aplicaciones. Y eso va a llevar tiempo, probablemente más de diez años, ya que hay que sortear varios desafíos tecnológicos.

Figura 3: Ignacio Cirac dando un conferencia sobre Quantum Technology

Dicho esto, que parece una contestación relativamente pesimista a tu pregunta, me gustaría también enviar un mensaje optimista. Por un lado, sabemos que estos prototipos que se están construyendo pueden resolver un tipo muy concreto de cuestiones que no son alcanzables con superordenadores; están relacionadas con el estudio de materiales a bajas temperaturas, donde adquieren propiedades extraordinarias (como la superconductividad), pero no se pueden (ni se podrán) analizar con superordenadores (que no sean cuánticos).

Y es bastante probable que también puedan resolver algunos problemas en química molecular, lo cual tiene aplicaciones en la industria farmacéutica. Por otro lado, con los prototipos que se están construyendo actualmente, estamos en una situación muy especial: tenemos una tecnología que sabemos que es capaz de hacer cosas extraordinarias, pero no hemos encontrado una utilidad clara. Yo creo que en los próximos años se encontrarán otras aplicaciones, que hoy son difíciles de imaginar.

Y en este mundo híper-tecnológico, ¿cómo ves el rol de la investigación científica y de la Universidad tras los aprendizajes que nos ha dejado esta pandemia?

Creo que la investigación científica está detrás de muchos de los avances que nos han permitido rebajar los efectos de la pandemia y, probablemente, salir de ella en poco tiempo. Por un lado, la investigación que se hecho en biología en los últimos 20 años es la base de las vacunas que se han desarrollado este último año; por otro, gran parte de la tecnología que disfrutamos también tiene su origen en la investigación.

Por supuesto, es esencial que las universidades, centros de investigación y, sobre todo la industria, transformen ese conocimiento en beneficio para la sociedad. Por ejemplo, ésta última ha sido capaz de hacerlo con las vacunas en tan sólo unos meses. En definitiva, todas las partes de la cadena investigación-desarrollo-innovación-comercialización son muy importantes y hay que apoyarlas.

Y sin embargo, las grandes empresas tecnólogicas no son Europeas, ¿qué podemos hacer desde Europa para recuperar la competitividad en el mundo digital que estamos perdiendo frente a Estados Unidos o China?

Sí, es cierto. Tal vez nos debamos plantear si estamos actuando de una manera eficiente en el apoyo que mencionaba anteriormente. En particular, las leyes no deben ser un impedimento para que las empresas (tecnológica o no) puedan ser competitivas.

Volviendo a Ignacio Cirac, tú eres uno de los pocos grandes referentes en ciencia de nuestra generación que ha dado nuestro país, y que ha conseguido traspasar fronteras y ser reconocido y premiado tanto dentro como fuera de nuestro país, donde recibiste el Premio Príncipe de Asturias. ¿Crees que en la sociedad, y en especial en España y en Europa se valora es estudio de la ciencia con la importancia que tiene? ¿Sentiste apoyo para lograr sacar adelante tus investigaciones o el gran reto fue la financiación y el acceso a recursos?

En algunos países europeos, la ciencia tiene un gran apoyo por parte de la sociedad y los gobiernos. En Alemania, que es donde yo vivo, la ciencia es muy apreciada. Te doy dos ejemplos: (i) si te paseas por cualquier ciudad (y muchos pueblos) de Alemania, muchas calles tienen el nombre de científicos/as, lo que demuestra el valor que se les da; (ii) en los años de crisis, mientras que todos los ministerios congelaron presupuestos, hubo un pacto de estado para incrementar los de Educación y Ciencia un 3% por año. Y cuando la crisis se agravó, subieron a un 5%.

Eso es lanzar un mensaje claro a la sociedad de apuesta por un futuro basado en la ciencia y la tecnología. En España, desgraciadamente, la situación es muy distinta. No es sólo una cuestión de financiación, sino de la confianza de la sociedad y la política en la ciencia. En mi caso, mi problema no fueron los recursos. De hecho, en los sitios en los que estuve tuve un gran apoyo. Fue más bien el hecho de que en España no había ni tradición ni referentes en mi campo de investigación, con lo que fui a buscarlos fuera.

No hay tecnología sin ciencia básica, pero pocas son las empresas que invierten en la investigación en ciencia básica, y en las universidades no parece que estén desarrollando profundamente el rol empujar el emprendimiento con las que ellos tienen. ¿Crees que podríamos buscar un modelo que mejorase nuestra competitividad e hiciera que la sociedad avanzara más?

Entiendo perfectamente que las empresas no inviertan en investigación que no vaya a producir beneficios. Para eso está la financiación pública. El problema es que esa investigación raramente llega a las empresas, o lo hacen en otros países. No sé cuál es la solución, pero creo que es algo extremadamente relevante y que, como dices, deberíamos buscar un modelo que mejorase la competitividad de las empresas para que la sociedad pueda disfrutar de los avances científicos y tecnológicos.

Este blog lo lee mucha gente que ama la tecnología, y el mundo de la computación cuántica es apasionante para todos nosotros, ¿qué tres lecturas nos recomendarías a todos para poder introducirnos en este mundo y que alguno acabe dedicándose profesionalmente a este mundo?

En casa del herrero, cuchara de palo… no conozco bien la literatura de divulgación ya que no la he leído. Una excepción es el libro “Electrodinámica Cuántica”, de Richard Feynman. No es un libro de computación cuántica, pero explica de manera intuitiva los principios de la Física Cuántica.
También puedo aconsejar el blog de Scott Aaronson, donde trata de muchos temas y hay muchas explicaciones. También ha escrito un libro, “Quantum Computing since Democrito”, aunque es algo complicado. Yo aconsejaría también ver algunos vídeos en Youtube suyos, de John Preskill. 

Microsoft tiene ya su Azure Quantum ( https://azure.microsoft.com/es-es/services/quantum/ ) y se pueden hacer programas en Azure Q# , IBM lleva mucho tiempo invirtiendo en desarrollarlo computadores cuánticos, y Google fue el primero en anunciar que había demostrado la Supremacía Cuántica. ¿Cuál es la opinión de Ignacio Cirac al respecto de estás tres compañías? ¿Cuál pondrá antes un ordenador cuántico en el mercado? ¿Y un PQC “Personal Quantum Computer”?

El que esas compañías se hayan interesado por la computación cuántica ha dado un gran espaldarazo a ese campo, y lo ha acelerado enormemente. Mientras que IBM tiene un departamento de computación cuántica desde hace mucho tiempo, las otras empezaron más tarde. Google llevó a cabo una estrategia muy buena: fichó a algunos de los científicos más destacados, les dio libertad y una buena financiación. 

El resultado está a la vista con el experimento de supremacía cuántica. IBM ha hecho una gran apuesta por los ordenadores cuánticos y los ha comercializado ya (me refiero a los prototipos a los que he aludido anteriormente). Tiene unos planes muy ambiciosos de crecimiento y, ahora mismo, es el líder desde el punto de vista comercial. Microsoft tomo inicialmente un camino de mucho riesgo que no tuvo éxito, con lo que ha llegado más tarde. Sin embargo, ha fichado a varios científicos de primera calidad para su departamento de Software cuántico.


Hay otras compañías como AWS, Alibaba, Honeywell, etc que están a la misma altura de las anteriores... Por ahora, los clientes son centros de investigación o empresas que quieren encontrar un caso de uso en el que estos prototipos tengan ventajas con respecto a los ordenadores tradicionales. El PQC va a tardar mucho... 

Ahora mismo te diría que no veo necesidad de un PQC ya que los ordenadores cuánticos están pensados para realizar cálculos muy complicados, que normalmente no son necesarios en un ordenador personal. Pero lo mismo dijo Watson (de IBM) en los años 40 sobre los ordenadores que construían, y bien que se equivocó!

Y la última algo que a mí siempre me genera mucha curiosidad, ¿quiénes son los ídolos o referentes de Ignacio Cirac?

Los científicos: Einstein en primer lugar. Todo el mundo lo conoce por la Teoría de la Relatividad, que es algo realmente genial. Pero es que también fue el primero que se dio cuenta de que la Física Cuántica cambiaba completamente nuestra visión de la Realidad y, por ello, escribió una serie de artículos que no fueron reconocidos en su tiempo, pero que ahora nos muestran la profundidad de sus pensamientos. Como Einstein, hay otros muchos personajes históricos que han sido visionarios y han abierto nuevas fronteras; no sólo en ciencia, sino emprendedores, navegantes, empresarios. Esos son los que más admiración me causan.

Espero que os haya gustado esta entrevista con Ignacio Cirac, trataré de entrevistar a algunos de los grandes emigrantes en ciencia y tecnología que tenemos en este país, que como veréis, no son pocos...

¡Saludos Malignos!

Entrada destacada

Singularity Hackers: Para descubrir el trabajo de Ciberseguridad & Seguridad Informática que mejor se adapta a ti

Hoy me toca hablar de Singularity Hackers , la nueva plataforma de Inteligencia Artificial que te ayuda a descubrir el trabajo en Cibersegu...

Entradas populares