domingo, diciembre 07, 2008

Prometo estarte agradecido

A la informática le debo casi todo en mi vida. Me apunté hace ya más de 20 años a una academia de barrio que tenía un slogan muy chulo dónde un robot decía “La informática es el futuro” a aprender a programar basic y desde entonces no he soltado la tecla.

Durante estas más de dos décadas la informática me ha ido entregando todo lo que he sido y soy en la vida y estoy más que agradecido. De hecho, me considero un afortunado y un privilegiado al poder verter mi tiempo con esta disciplina tecnológica. Una de los regalos que me hizo la informática fue el cumplimiento del servicio militar.

En España, para los nacidos en mi generación, había que cumplir con la patria dedicando un año al servicio militar o a servicios sociales. Yo prefería dedicar mi tiempo a servicios sociales pues he de reconocer que la vida militar no me atraía mucho en aquellos años. El problema de los servicios sociales era que tenías que esperar a que te llamaran para cumplirlos y que eso podía ser en cualquier momento.

Tras pedir varias prorrogas por estudios me acercaba peligrosamente al último año de mis estudios de informática y mi intención era ponerme a trabajar cuanto antes, pero en aquellos años era difícil encontrar trabajo y una pregunta que siempre te hacían era “¿tiene el servicio militar cumplido?”. Yo quería responder positivamente así que había que arreglarlo.

Las opciones que se planteaban eran:

a) Ir 9 meses a filas.
b) Intentar no ir por loco
c) Esperar que hubiera suerte y me llamaran ya para los servicios sociales
d) Insumisión.
e) Voluntariado social.


Esa última opción se abrió ante mí. El voluntariado social. No sé si muchos estáis enterados de en qué consiste, pues era algo que no estuvo mucho tiempo vigente. Consistía en ir a un centro de algo social que ellos te pidieran para un trabajo y luego te tenían que firmar 1.000 horas de servicio que tú podías convalidar por los servicios sociales de la objeción de conciencia.

Pues dicho y hecho. Me puse a pensar qué podría yo compaginar con mi trabajo de profesor de clases particulares (daba 5 horas de clases particulares todas las tardes de lunes a viernes a chavales y los sábados por la mañana) y los estudios de tercero de informática y se me ocurrió que tenía que ser un entorno con ordenadores dónde tuviera suficiente tiempo libre como para estudiar.

Se me ocurrió ir al instituto dónde estudié el bachillerato con una idea. Allí en la secretaría tenían ordenadores y seguro que yo podría echarles una mano. Además, podría ocuparme de los ordenadores de biblioteca y de la videoteca y podría ser el responsable del aula de informática. Esto me dejaría tiempo libre para estar con ordenadores, hacer las prácticas y escaquearme cuando fuera necesario.

Fui al centro y les propuse venir 3 días a la semana durante un año y hacer algún trabajo extra para justificar mi periodo de voluntario. Pero… el director me dijo:

“Lo siento Chema, nunca hemos hecho esto y supone un trabajo extra de papeleo que no sabemos cómo va y no creo que sea una buena idea”

Mierda.

Pero… quiso el destino premiar mi educación y simpatía porque antes de irme pasé por secretaría a despedirme de las chicas.

“¿Te han cogido?”, me preguntaron.

“No, dice que no lo han hecho nunca y que tendrían que hacer mucho papeleo y que no tienen tiempo”, contesté.

“Vaya, pues nos vendría genial que estuvieras con nosotras. Fíjate, hoy tenemos que sacar las actas, que tienen que ser entregadas hoy sin falta, y el disquete que nos han traído desde el ministerio falla y no podemos sacar las actas”

Je,je,je.

“mmm, … ¿me dejáis que pruebe yo?”

Las chicas se miraron entre ellas y dijeron: “¿Vas a ser capaz?”

“No sé, pero… puedo mirarlo.”

Me senté y empecé a ver el problema que había… y….mmmm… el famoso programa de las actas estaba programado en MSDOS y el disquete del ministerio traía un batch. Era mi entorno.

Al final, el problema del batch era que comprimía unos ficheritos con el arj que luego copiaba a una carpeta (a eso le llamaban cambiar de año) y luego los borraba y creaba los nuevos, pero… uno de ellos estaba en uso, daba un error y el batch paraba. Así que… lo hice yo manualmente, descomprimí, comprimí, copié y moví los ficheritos… Et voila. Todo quedó funcionando perfectamente en veinte minutos.

Las chicas me abrazaron, me besaron y me vitorearon (esta es una costumbre que se repetirá sin parar desde aquel entonces) y dijeron: “Tendrías que estar aquí todo el año con nostras.”

“Ya sabéis que me encantaría pero el director ha dicho que no, en fin, me tengo que ir, adiós”

Me despedí de ellas, de todo el mundo y salí del centro. Cuando ya iba como a 200 metros del centro una figura que venía corriendo gritó mi nombre:

“¡Chema!, ¡Chema!, ¡espera!”

Sí, era el director del centro que mira tú por dónde había encontrado la forma y el tiempo necesario para arreglar mis papeles.

Así que, como dice mi cantante preferido: "Prometo estarte agradecido"

Saludos Malignos!

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Solo por curiosidad, a que edad te sacaste tu primera certificación Chema??, de que tecnologia?

Anónimo dijo...

ARJ, AIN, pkunzip, rar... el menú de inicio de MSDOS para juegos, aplicaciones.. Que si memoria expandida, extendida. Que la baja no puede ser más de 640 Kb. Luego el memmaker.

Yo tenía un driver de ratón genius que ocupaba sólo 9Kb en memoria baja y una configuración con 610 Kb libres de memoria baja con casi todos los controladores.

Si no pasasteis esa época no sabes de la importancia de esos números :)

Anónimo dijo...

Joder Chema, vamos a tener que llamarte a ti el abuelo desde ahora en adelante. Jeje, con todo el cariño, un saludo de un lector asiduo.

Mikelats dijo...

¡Hola viejo!

Creo que eres de mi edad -1 ó 2 años.

No hemos trabajado con tarjetas perforadas pero si con PC-s sin disco duro.

El S.O. con interprete basic y tus programas cabían en un disquete de simple densidad.

Los super PC-s con disco duro tenían una capacidad de 20 y 40 Mbytes.

También me libre de la mili con sucesivas prórrogas y solicitando en el último momento la prestación social.

Saludos.

Anónimo dijo...

mas que un comentario tengo una pregunta alguna de esas chicas que mencionas en la historia tuviste sexo con alguna de ellas?

Fernando dijo...

Pues ya puedes jurar que tuviste suerte, yo pasé 8 años de mi vida como voluntario con disminuidos psíquicos (pasando noches de guardia en campamentos y todo) y no me valió un comino...

Pero me salí por la tangente: la orden de incorporación a la PSS venía certificada y al no estar yo en casa resulta que el cartero se tenía que llevar por LEY la carta de vuelta al no haber nadie autorizado a recoger un certificado a mi nombre ;D así aguanté unos dos o tres años, hasta que abolieron la mili/pss obligatorias.

Javier Terán González dijo...

Pues yo decidí ir a la mili en vez de hacer cualquiera de las otras salidas....
Había sido becario del aula de informática de mi facultad durante dos años y me apunté a una nueva beca en el centro de Cálculo de mi Universidad que era muy golosa. La entrevista iba fenomenal, mi curriculum era exactamente lo que ellos buscaban, yo notaba que las 5 personas que me estaban entrevistando las tenía en el bote para esa beca de 6 meses.. Pero sólo se me ocurre decir justo cuando me levantaba "ahhh, no lo he dicho, pero justo dentro de 6 meses me voy a la mili"(año 1997).
Ahí perdí la que posiblemente fué la mejor oferta de trabajo he tenido en mi vida, ya que buscaban a una persona con continuidad.

Historias de la puta mili. Je, jamás he dormido mas en mi vida. Que descanso.

Luego la vida da muchas vueltas y te coloca de nuevo en su sitio. Pero ese fué un comienzo muy, muy erroneo.

Aupa Rosendo.....

Entradas populares