martes, marzo 30, 2021

Cómo construir una DashCam con una Raspberry Pi Zero W #Maker #RaspberryPi

Hoy es otro día para Makers de Raspberry Pi. Y no es la primera vez que os traemos proyectos con la Raspberry Pi Zero a este blog, en este caso os enseñaremos a construir vuestra propia cámara de salpicadero o "Dashcam". La idea de este proyecto es construir un dispositivo capaz de grabar vídeo ininterrumpidamente desde el momento en el que se enciende hasta que se apaga. 

Figura 1: Cómo construir una DashCam con una Raspberry Pi Zero W

De la misma forma que este proyecto esta pensado con esta aplicación también tiene muchas otras como la vigilancia de nuestras mascotas cuando no estamos, o simplemente como sistema de seguridad para aportar pruebas si sufrimos un robo en nuestra casa. Antes, os dejamos aquí la lista de otros proyectos con Raspberry Pi y Raspberry Pi Zero.

- Raspberry Pi: Cómo construir un medidor ambiental
- Raspberry Pi: Dirtytooth para Raspberry Pi v2.0
- Raspberry Pi: Una VPN para navegar por redes WiFi con portales cautivos
- Raspberry Pi: Pi Guardian con Latch, Bots en Telegram y "ojos"
- Raspberry Pi: Latch My Car
- Rapsberry Pi: Tu servicio VPN con OpenVPN, Latch y Virus Total
- Raspberry Pi: Latch en OpenWRT
Como os podéis imaginar, este es otro proyecto para los Makers, sencillo, fácil de construir y pensado para que los más jóvenes se inicien, y los más veteranos se inspiren para darle otra vuelta de tuerca y crear algo más potente aún todavía.  

Figura 2: Dashcam compacta con Raspberry Pi Zero W.

En el proyecto de Maker que os traigo hoy, los elementos que necesitaremos para llevar a cabo la construcción final son los siguientes:
En cuanto al mecanismo de sujeción podremos ser todo lo originales que queramos ya que cada vehículo es distinto y deberemos buscar un ángulo optimo en el que se vea el morro de nuestro coche y la vía por donde circulemos. Uno de los métodos mas sencillos para fijar la cámara en nuestro cristal es perforando la carcasa y fijando un par de ventosas en ella.

Figura 3: Mecanismo de sujeción con ventosas.

Al igual que en la mayoría de los proyectos con Raspberry Pi que os hemos traído al blog durante los últimos meses, como en muchos de los que tenéis en el libro de "Raspberry Pi para Hackers & Makers: PoCs & Hacks Just for Fun",  el sistema operativo escogido ha sido Raspbian, al trabajar en esta ocasión con una Raspberry Pi Zero W no utilizaremos la versión de escritorio de Raspbian para que su funcionamiento sea más fluido y porque una vez que la placa esté configurada no necesitaremos tenerla conectada a una pantalla.


Al igual que en los anteriores proyectos la forma mas rápida y sencilla de cargar el sistema operativo en la Raspberry Pi Zero es a través de un archivo de imagen. Si todavía no sabes cómo se hace esto por aquí tienes un pequeño tutorial en el que se explica cómo hacerlo.


Ahora que ya tenemos sistema operativo para nuestra Raspberry Pi Zero W solo tendremos que introducir la tarjeta micro SD y conectar nuestra cámara antes de encenderla. Al arrancar la placa por primera vez con Raspbian tardará un par de minutos en estar lista para utilizarse. Cuando esté lista el siguiente paso es preparar la cámara. Para ello utilizaremos el comando sudo raspi-config y en el menú que se muestra buscar el apartado interfacing options. Accederemos a él, buscaremos el apartado camera y la activaremos. 

Figura 6: Configuración de Pi Camera.

Después tendremos que reiniciar la placa y asegurarnos de que se ha guardado la configuración aplicada. Una vez configurada nuestra cámara el siguiente paso es actualizar la Raspberry Pi Zero W con el comando:

sudo apt update && sudo apt full-upgrade -y

Para hacer el script de nuestra "Dashcam" recurriremos a Python debido a su gran cantidad de extensiones, librerías y módulos que nos facilitaran el trabajo. Antes de nada, deberemos instalar la extensión de la PiCamera utilizando el comando “sudo apt install python-picamera”. Con el modulo instalado solo nos queda crear el script utilizando el comando “sudo nano dashcam.py” y copiar el script que viene a continuación:

Figura 7: Dashcam-diy-35

Antes de poder utilizar el script deberemos instalar el módulo de psutil que nos permitirá controlar el uso de la memoria y así detectar cuándo se está llenando la tarjeta. Para poder instalarlo necesitamos pip, un instalador de paquetes para Python por lo que hay que hacer:
  • sudo apt install Python-pip 
  • pip install psutil
Con estas dos herramientas instaladas nos queda crear una carpeta en la que guardar los vídeos y utilizar el comando “Python dashcam.py” para arrancar nuestra "Dashcam"Esta es una de las formas más sencillas y económicas de crear una cámara de salpicadero para tu coche. Además ofrece un montón de opciones de personalización y mejora, ya que en un futuro se puede ir modificando el código y añadiendo nuevas funcionalidades como la geolocalización a través de un módulo GPS/GSM/GPRS para Raspberry Pi, conectarla directamente la alimentación de nuestro coche y añadir un script de auto-arranque para no preocuparnos de iniciarla cada vez que vayamos a conducir. 


También podríamos hacer un script que vaya eliminando los vídeos antiguos a medida que se graban nuevos para conservar siempre las últimas imágenes grabadas y no quedarnos sin memoria o hacerlo manualmente.

El “apartado legal” de este proyecto

Desde hace unos años el uso de este tipo de dispositivos se esta volviendo cada vez más habitual, de hecho, en algunos países (como Rusia) no es recomendable sino obligatorio para registrar cualquier accidente de tráfico y para poder prevenir las estafas a las compañías de seguros. Sin embargo, en España su legalidad es dudosa, del mismo modo que no hay ninguna ley que impida la instalación de un dispositivo de este tipo la Ley General de Protección de Datos dice que es ilegal la grabación y distribución de imágenes en espacios públicos sin la autorización de terceros a excepción de que sean para uso doméstico no lúdico.

Figura 9: Estafa grabada por Dashcam 

Esto quiere decir que en caso de justificar los daños de tu vehículo a la compañía de seguros la grabación podría serte útil, pero en caso de que el accidente conllevase un proceso judicial las imágenes podrían no considerarse válidas para demostrar tu inocencia. Por el momento en nuestro país no ha habido ningún caso en el que las grabaciones de una cámara de salpicadero hayan sido el elemento resolutivo en un juicio, por lo tanto esto deja un vacío legal a la espera de que se dictamine una ley que regule el uso de este tipo de dispositivos.

Saludos,

Autor: Sergio Sancho, Security Researcher en Ideas Locas.

No hay comentarios:

Entrada destacada

ESET te consigue 100 Tempos de MyPublicInbox para consultar con los expertos de seguridad informática @eset_es @mypublicinbox1

La compañía de seguridad ESET , especializada en soluciones de seguridad personal y empresarial, ha puesto activa una campaña de concienciac...

Entradas populares