viernes, junio 19, 2020

Te cambio una siesta por dos trayectos al trabajo #TrabajoFlexible #Presencialismo

Vale, no os voy a engañar, yo me paso trabajando 24 horas al día. Mi mente está siempre pensando en cosas que tienen que ver con proyectos que son parte de mi trabajo. Pero es que mi trabajo también es mi vida, mi diversión y mi ocio, así que no puedo engañaros o compartir ideas que no tengan presente esa base. Por las noches me acuesto y me quedo dormido pensando en cosas que quiero hacer, proyectos que molaría sacar, ideas que probar. Ya sea una charla, un hack, un artículo, un proyecto con mi equipo. En mis sueños muchas veces estoy trabajo en cosas.

Figura 1: Te cambio una siesta por dos trayectos al trabajo

Pero eso no quiere decir que no haya cosas que no me gustan del trabajo. Y lucho contra las que no me gustan. Y especialmente son aquellas cosas que me hacen perder tiempo. Que me hacen perder tiempo que puedo estar utilizando en otras cosas más productivas. Como montar en bici y pensar en proyectos chulos que hacer. Como dormir la siesta soñando con ese hack que vamos a hacer. Como hacer deporte con esa serie de superhéroes que veo en inglés para mejorar mi dicción en las charlas y tomar ideas para la nueva campaña de comunicación.

Y entre las cosas contra las que más lucho se encuentran las reuniones infinitas y pobladas de gente, la falta de toma de decisiones de directivos que alargan la toma de decisiones generando retrasos en los equipos, la creación de presentaciones largas y bonitas para las reuniones, el repensado de las decisiones tomadas por susceptibilidad a las críticas fáciles, las cadenas infinitas de mensajes de e-mail que roban tiempo de todos los copiados en él, y el presencialismo en la oficina.

Ya he dicho muchas veces que yo a mi equipo le pido que las reuniones sean cortas y pocas durante toda la semana - cada persona necesita tener tiempo para hacer cosas con sus manitas -, y que no hay que ponerlas antes de las 10:00 ni después de las 17:00 y tampoco los viernes. Creo que la gente debe tener libertad de cómo organizar su vida y su trabajo. Que si quieren hacer deporte, ocuparse de niños o dormir más puedan hacerlo. Y los viernes una reunión para que la gente se vaya el fin de semana con problemas en la cabeza no me gusta nada. Ese día debe estar para acabar cosas que no han salido durante la semana, y, a ser posible, para trabajar en el entorno más cómodo para cada persona del mundo. 

A mí me gustan mucho las cafeterías. Era fácil localizarme trabajando en un StarBucks o cualquier otra cafetería cuando no había confinamiento, y espero que vuelva a ser así pronto otra vez. Me gusta de vez en cuando trabajar en un sofá o escondido en cualquier lugar del mundo. Total, con Internet, un smartphone y un equipo portátil... ¿qué más se necesita a parte de buena música en las orejas y un café americano largo con hielo?

View this post on Instagram

StarBucks original en Seattle }:)

A post shared by Chema Alonso (@chemaalonso) on


Pero lo que peor llevo de todo son las reuniones presenciales a las 08:00 o las 09:00 de la mañana. Reuniones presenciales a esas horas significa decir eso de:

"Hola compañeros del rock and roll en el gran atasco de la M-40, aquí estoy para perder 45 minutos o 1 hora de mi vida en la carretera".

Podría intentar ir en transporte público, pero... el tiempo desde mi casa es aún más largo. Así que tanto por tierra, mar o aire, una reunión presencial a las 08:00 o a las 09:00 significa perder mucho tiempo de mi día en conducir, evitar un golpe que me arruine el día, no estresarme y cambiar el curso de los acontecimientos de positivo a negativo por un mal adelantamiento, o una maniobra imprudente.  Y si no me cae una multa por un despiste.

Y además luego hay que buscar la ventana de tiempo del regreso - o chuparse otra hora en la vuelta -, gastar recursos energéticos en el viaje, o buscar reducir el tiempo del transporte madrugando como una gallina y saliendo de casa a las 06:30 como muy tarde, y regresar después de las 20:00 de la tarde. Una fiesta. 

Si eres un presencialista de esos que les gusta que sus empleados estén ahí calentando la silla. O si eres de los que pones reuniones a las 08:00 o 09:00 de la mañana, o después de las 17:00 de la tarde, deberías fijarte en tus empleados como miran con desazón en Google Maps por las tardes el tiempo que les va a tocar chuparse antes de volver a casa. ¿Eres tú uno de los que lo miran? Yo soy de esos también. Así que... no soy fan para nada del presencialismo ni de las reuniones en horarios que condicionan la dependencia de las personas en medios de transporte.


Por eso te propongo un trato. ¿Qué tal si cambiamos la hora y media de ida y vuelta de transporte en horas punta por un trabajo flexible que le dé a la gente la oportunidad de "malgastar" esa hora y media en una buena siesta? ¿o para montar en monopatín sin tener que robárselo a la comida? Y digo una hora y media de siesta porque yo solo me las suelo echar los sábados para recuperar las horas que le he robado al sueño durante toda la semana por una siesta de esas en las que te echas pero no sabes en qué mes te vas a levantar.

Es solo una propuesta, pero... si ya sabemos que el teletrabajo funciona, ¿por qué no empezamos a tomarnos en serio acabar con el presencialismo? Es solo una idea, pero... yo intento aplicarla en mis equipos desde hace tiempo. A ver si dejamos que los desarrolladores de Huelva, Londres, Valencia, Málaga, Cáceres, Gijón, Valladolid o Buenos Aires tiren líneas desde donde quieran y cuando quieran, y las reuniones las ponemos a horas que sean buenas para todos y con posibilidad de que sean siempre remotas. Yo estoy por esto.

Saludos Malignos!

Autor: Chema Alonso (Contactar con Chema Alonso)


2 comentarios:

Jon dijo...

Totalmente de acuerdo.

Creo que empresas potentes como Telefónica debieran dar ejemplo.
Creo que a nivel político debiera promocionarse ESPAÑA como un país de tele trabajo de calidad, menor coste de vida que en muchas partes de Europa, buenos aeropuertos, no todo es tele trabajo, buenas conexiones de Internet como se ha demostrado en el confinamiento.
Esos trabajadores no solo traerían impuestos sino también talento ayudando a crear un ecosistema de gran valor.
Equivaldría a turismo de calidad el 100% del año.

Yo desde luego rindo mucho más en casa que en la oficina y al igual que tú estoy siempre pensando y pienso mejor en casa.

https://www.nytimes.com/interactive/2020/06/09/magazine/remote-work-covid.html


Daniel Ferreira dijo...

Estimado Chema. Como decia Steve Jobs: una vez que una compa;ia es exitosa, suele infectarse de burocratas que optan por dirigir la empresa desde el Sales & Marketing team. Una empresa innovadora siempre debera ser dirigida por Product teams. Estos ultimos son muchos mas eficientes, hablan menos, preparan menos PPTs bonitas y van al grano - efectivamente reduciendo la cantidad de reuniones.

Un abrazo y mucho exito en tu camino,
Daniel.

Entrada destacada

Seis recomendaciones personales de libros de @0xWord para disfrutar y aprender

Este verano pude disfrutar de la lectura de un libro que me encantó. El libro de Factfulness que me había regalado mi compañera Beatriz Ce...

Entradas populares