sábado, febrero 06, 2021

Entrevista a Pablo F. Iglesias un emprendedor de mucho Talentum

Cuando entré a trabajar como subcontratado a Telefónica allá hace ya unos años, mi primer proyecto fue crear junto a Javier Santiso, Rosalía y Cristina nuestro querido Talentum Startups. Una iniciativa donde queríamos traer de la universidad a gente con ganas de emprender y crear proyectos tecnológicos. Sus propios proyectos o proyectos de otros.

Figura 1: Entrevista a Pablo F. Iglesias un emprendedor de mucho Talentum

Todos y cada uno de los que pasaron por las becas Talentum Startups durante los dos primeros años, en todas sus ediciones, tuvieron que pasar por la "tortura" de mis entrevistas. Recuerdo que a Javier "el con pinta de despistao" que decía en mi artículo, le tenía que explicar con ejemplos qué es lo que estaba buscando en las "duras" pruebas. Yo personalmente fui entrevistando uno a uno - y haciéndoles cada vez una prueba diferente como os iba contando - para tomar la difícil decisión de ver quiénes eran los que elegía en cada una de las ediciones. Y no era fácil. Entre ellos llegó Pablo F. Iglesias.
Evaluar a cada uno de ellos era una tarea compleja y sabía que tenía que fijarme en sus cualidades personales y no buscar que todos estuvieran cortados por el mismo patrón. Unos eran más creativos, otros más metódicos, algunos más exploradores, otros más perserverantes, unos más artísticos y los otros más ingenieros.

Entre ellos, llegó un tipo con barba que había hecho Bellas Artes y venía a una beca a emprender un proyecto de tecnología. Tuve la entrevista y me gustó. Ya había tomado la decisión de que iba a entrar, pero quería saber si me equivocaba con él y no iba a ser capaz de terminar lo que quería hacer, y como eso no es lo que precisamente más me guste ya que yo soy un poco como Sheldon y si comienzo algo lo tengo que acabar, lo mandé a hacer una prueba todo el fin de semana a ver qué tal. Sí, le hice pasar seguro un fin de semana entretenido.

Después consiguió su beca, la terminó, se incorporó al equipo de Telefónica I+D una vez que expiró su paso por Talentum, y de ahí un día se fue a emprender con su propio proyecto y a vivir una vida fuera de la gran urbe rodeado de monte. Desde allí pasea con su perro, escribe de tecnología, publica libros, y se mete en mil proyectos mientras vive la vida que ha decidido disfrutar. Es un emprendedor de mucho Talentum que usa la marca de PabloYglesias


El grupo de chavales que pasó por mis manos en aquellos inicios de mi andadura en Telefónica, en el programa Talentum, fueron muy especiales. Hoy, casi una década después sé más o menos cómo les ha ido a todos. Algunos están en nuestros equipos en Telefónica, otros en Microsoft, algunos han emprendido, otros han elegido otros caminos. He querido hacerle una entrevista años después a Pablo F. Iglesias para comenzar, pero iré entrevistando a aquellos chicos y chicas poco a poco. A ver cómo les ha ido pasar por mis "malignas" manos en aquel programa. 

1.- Pablo, cuéntame cómo acabaste en un Beca Talentum en mis manos.

Pues fíjate, es una de esas historias que mola contar. Me enteré cuando sacasteis las primeras becas de la mano de un compañero de carrera que era arquitecto, y que a sabiendas de que un servidor había estado haciendo Ingeniería de Telecomunicaciones y le daba mucho a la programación, me animó a que probase suerte. Miré las condiciones, y una pedía expresamente que estuvieras o con una ingeniería terminada, o en los últimos años. Y claro, un servidor no había pasado del tercer año de la superior de "Teleco"… ¡y por aquel entonces estaba estudiando Bellas Artes!

Así que lo dejé pasar, y en la segunda convocatoria, de nuevo de pura casualidad yendo a uno de los eventos de seguridad informática de la UCM, me enteré que eras tú el que hacía las pruebas de selección, y ya te conocía de otros saraos, entre ellos esos AseguraITCamp que muchos echamos de menos :D.

Me acerqué a ti con más pecho que espalda y te conté que tenía una idea que creía podía ser interesante y muchas ganas de emprender, pero que no cumplía los requisitos, y me invitaste a quedar ese mismo viernes en las oficinas de Telefónica para que te contase más en profundidad. Te expliqué todo el proyecto, y me hiciste una proposición (decente) que no pude rechazar.


2.- ¿Fue muy dura tu prueba de selección?

Realmente sí y no. La proposición fue que para el domingo de tarde te enviase una prueba de concepto de SecTrip programada. Una versión inicial de la app hecha en HTML5. Estuve la tarde noche del viernes, el sábado entero y hasta media tarde del domingo programando como si no hubiera un mañana, y te lo hice llegar a última hora lo mejor documentado posible. El mismo lunes me dijiste que estaba dentro, ¡y yo no me lo podía creer! No me cansaré de recordarte que buena parte de lo que soy a nivel personal y profesional te lo debo a ti. ¡Muchas gracias!

3.- Y de ahí a emprender y convertirte en un blogger popular en el mundo de la tecnología. ¿Cómo te embarcaste en este proyecto?

Realmente ya había hecho mis pinitos con el blogging. En su día (cuando estaba en bachiller) tuve un foro de política y actualidad que acabó degenerando en un blog. Y mientras estudiaba BBAA me saqué el FP superior de informática. Lo que me incentivó a empezar con PabloYglesias. Primero como una especie de portafolio para la carrera y mis futuros clientes de diseño (¡sic!), y al poco como un diario de abordo de un apasionado de la tecnología y seguridad informática. Lo demás vino rodado. A fin de cuentas cuando llevas nueve años escribiendo a diario, o tienes un poco de exposición, o es que algo estás haciendo mal.

4.- También te has metido en el mundo de la escritura, prime con "25+1 Relatos Distópicos". ¿Qué hay en tu cabeza para crear esos relatos?

Nacieron en su día con la excusa de tratar temas de actualidad tecnológica sin encorsetarme en los límites que marca la realidad. El primero de hecho nació con la loca idea de lo que supondría que un tal Donald Trump ganase las elecciones estadounidenses (ya podía haber jugado a la lotería ese día), y de ahí he ido saltando a los temas del momento: censura, crédito social chino, avatares virtuales, inteligencia artificial, dependencia absolutista en la máquina, biotecnología, regulación tecnológica, mejora genética…


25+1 Relatos Distópicos fue un libro que me vi forzado a sacar por petición de algunos de los lectores y mecenas, y cuentan por ahí que si todo sale como espero, lo mismo para el año que viene haya una segunda parte :D.

5.- Y ahora un trilogía - nada menos - en el mundo de la fantasía épica. ¿Cómo se escribe algo tan complejo como la historia que has narrado?

Si te digo que esta aventura la empecé en el 2003, ya te puedes hacer una idea… Desde pequeño he sido jugador de rol y un amante de los videojuegos, y por ende, tarde o temprano tenía que plasmar en papel lo que ha acabado siendo "Memorias de Árganon".

Tengo aún por casa hojas y más hojas de apuntes y mapas de los dos reinos. Del equipaje que llevaba cada uno de los protagonistas. De los diferentes idiomas que habla cada una de las razas, con sus acentos y sus «dejes». De las relaciones que se forjan entre ellos. De la cronología histórica del continente. ¡Hasta árboles genealógicos de reyes y gobernantes! … La trama en un libro de este género casi te diría que es lo que menos me ha costado.



Ahora que he estado en ambos lados tengo claro que escribir ciencia ficción es más fácil que escribir fantasía épica. Pero si me meto en estos berenjenales no es por la dificultad, sino porque era lo que me pedía el cuerpo, y he disfrutado como un niño con todo el aprendizaje que me ha llevado a sacar estos tres ejemplares. Con ganas, de hecho, de continuar con un cuarto, del que de hecho ya tengo hasta esbozado capítulo por capítulo en un excel. ¡Lo único que falta es escribirlo!

6.- Si tuvieras que explicarle a un como yo de qué va la aventura, ¿qué me destacarías?

Pues mira, Memorias de Árganon es, como ocurrió con 25+1 Relatos Distópicos, otra excusa para tratar de una manera diferente las aventuras que muchos vivíamos de pequeños en nuestra cabeza. En él acompañaremos a Brok Puñopétreo y su grupo de parias en busca de la gloria (o la muerte) en un continente (Árganon) que está a punto de explotar política y militarmente hablando. Como narra la contraportada:

En el sur de Kaethorn las numerosas tribus de urgéreos parecen estar gobernadas por una misma voz. 
 
Al oeste de Eroth, las cada vez más habituales incursiones de los garacs amenazan a los pueblos limítrofes.

Si te gustan las aventuras épicas donde los héroes no son tan héroes, los villanos no son tan villanos, y la gente pasa hambre, falla tiros de flecha y muere de una maldita infección sin más pena que gloria, Memorias de Árganon te va a encantar :).

7.- Tú eres de los que para mí han triunfado en la vida. Has elegido desde donde quieres trabajar, eligiendo el lugar dónde quieres vivir y luego aprovechando las posibilidades tecnológicas. ¿Qué le dirías a la gente que vive lejos de las grandes ciudades y quiere emprender? ¿Es posible hacerlo desde un pueblo en cualquier provincia de España? 

Joder Chema, ¡¡que me lo digas tú, es para enrojecerse!! La verdad es que tanto Èlia como un servidor somos muy afortunados. Trabajamos en lo que nos gusta, y prácticamente vivimos 3 meses al año en Asturias, mi tierra, y el resto en un pueblo de poco más de 1.000 habitantes cercano a Madrid. ¿Se puede tener un negocio rentable y vivir sin acceso a fibra óptica y sin ir a una oficina todos los días? Se puede, pero ojo que no todo es como en los mundos de Yupi.

Actualmente nos conectamos con una línea 4G (lo único que llega por cable sería un ADSL 12/1), que como bien sabrás es de todo menos estable. Pero para dar conectividad a las tres plantas de la casa tenemos montada una infraestructura que ríete tú de la NASA, con balanceadores de carga y una Red Mesh que tira de los algoritmos de inteligencia artificial de Google… Aún con todo, hay días que va mejor y días que va peor. En Gijón tenemos una fibra simétrica que ya casi me parece magia.

Figura 6: Pablo trabajando desde el monte

A cambio, eso sí, la calidad de vida es envidiable. Una hora al día me la paso en medio del monte con mi pequeño perro de 45kgs (un presa canario), y suelo aprovechar para hacer como si corro o para tener reuniones con clientes, el equipo y proveedores. Y en el jardín los fines de semana que hace bueno montamos una buena parrillada y la acompañamos con un cine al aire libre que nos hemos preparado con un proyector y unas hamacas.

Al final es cosa de ponderar puntos positivos y negativos, pero lo que tengo claro es que si bien un servidor desde el principio quería apostar por el teletrabajo (ya cuando estaba en I+D de Telefónica me permitían teletrabajar dos o tres días a la semana), con lo que ha ocurrido desde el año pasado el teletrabajo ha venido para quedarse.

No como la única alternativa, espero (soy consciente de que hay muchas personas que son más productivas en oficina y/o no pueden tener un espacio habilitado para teletrabajar en casa), y también teniendo en cuenta que en la industria tecnológica somos unos afortunados (no todos los trabajos se pueden realizar en remoto), pero al menos como una opción, flexibilizando esos absurdos horarios que heredamos de la época industrial, y conciliando la vida familiar y/o personal.

Lo que precisamente en un país como España, con una distribución poblacional totalmente desproporcionada (fuera de los grandes núcleos urbanos España parece vacía) va a venir de perlas. Hay iniciativas por mi tierra de espacios entrepreneur en medio de la cordillera cantábrica, con pueblos que parecen sacados de una postal suiza, que enamoran hasta a un ciego. Que el trabajo acompañe al resto de facetas del individuo, y no sea al revés.

8.- Ciencia-Ficción, Seguridad informática, gadgets...., desde que te conozco te veo con un rol multidisciplinar y siempre pienso que tu centro de trabajo debe ser como entrar en el de un Twitcher Streamer... ¿cómo es tú día a día con tantas cosas?

Jajaja, pues tampoco te creas que es muy sorprendente. Me levanto relativamente tarde (sobre las 8-9), libero un poco la bandeja de correo, comparto el artículo de rigor que se ha programado para las 7AM, y me voy a dar una vuelta con el perro.

Tras el desayuno ya me pongo a trabajar delante del ordenador, en un despacho que sí que se parece un poco al de un friki (tengo detrás un armario repleto de consolas retro, gadgets de tecnología y libros) con los dispositivos justos y necesarios para estar preparado ante un eventual apocalipsis zombie, aprovechando si tengo alguna reunión por llamada para salir a tomar el sol en la terraza, o si va a ser muy larga, para hacerla por alguna de las rutas de senderismo cercanas.

Intento en la medida de lo posible quitar la parte de trabajo para clientes en lo que va de mañana, y así me queda la tarde para el resto de proyectos, responder preguntas de potenciales nuevos clientes y de la audiencia, o con suerte, para darle a la Xbox Series X o a la Nintendo Switch. Lo acompaño todo con un poco de deporte, un mucho de series/películas junto a Èlia, y vuelta a empezar.

9.- ¿Es duro ser freelance? ¿Lo volverías a hacker o te meterías en una gran empresa?

La verdad es que como todo tiene cosas buenas y cosas malas. A los que somos culos inquietos el hecho de que tú seas tu propio jefe a priori mola. Desde que dejé I+D de Telefónica he estado de freelance, y esto me ha permitido estar metido en muchísimos proyectos distintos, a cada cual más gratificante.

Ahora bien, hay que recordar que ir por tu cuenta supone también que tu horario no termina a las 6PM, y que además de programar o preparar la estrategia de autoridad para una compañía (es decir, cosas que molan), te va a tocar hacer facturación y contabilidad, pelearte con contratos, hacer de comercial, de recursos humanos y hasta de gaitero si hace falta. Hay días que te levantas y parece que te vas a comer el mundo, y a lo mejor esa tarde se tuercen un par de cosas y te dan ganas de mandarlo todo a freír viento.
asas
Como me gusta decir, emprender es una mierda, y también lo mejor que me ha pasado. Lo que no quita que descarte volver a la gran empresa. De hecho en la consultora trabajamos con varias grandes cuentas, así que se puede decir que nunca he abandonado el mundillo. Siempre y cuando las condiciones y el momento sean los adecuados, y tenga también libertad para sacar adelante mis locuras, todo se puede estudiar :).


10.- Y por último... ¿cuáles son tus nuevos proyectos?

Pues el principal es que desde el año pasado he hecho un spin off de PabloYglesias, dejando esta marca únicamente para los clientes de presencia digital (es decir, empresas y particulares que quieren vender en Internet), y creando CyberBrainers, que está centrada en los clientes reputacionales (es decir, medianas/grandes empresas y personas con un perfil público moderado que necesitan o bien minimizar los daños de una eventual crisis reputacional, o bien implantar sistemas de escucha activa, proyectos de autoridad y/o planes de comunicación para estar preparados por lo que podría venir en un futuro próximo).

Lo cierto es que del cambio de freelance a empresario lo más complicado de todo han sido las trabas burocráticas que tenemos en este precioso país. A nivel de clientela partimos de la suerte de que «el pescado ya estaba vendido»: simplemente lo que antes se facturaba como A, ahora se factura como B.

Y además he conseguido engañar a unos cuantos grandes profesionales del sector que para colmo puedo decir que son también mis amigos. Por ahí está Jacob Peregrina, Pedro «Petrux», Alfonso Piñeiro, Marina Brocca, Ailín Silva, y por supuesto mi compañera infatigable de vida, Èlia Guardiola , que pone un poco de humanidad a tanto perfil técnico :).

A nivel de producto estamos valorando el desarrollo de una herramienta de SERP listening basada en la metodología de estudio reputacional que aplicamos en la consultora, en primera instancia para que nos facilite el trabajo de generar informes para con los clientes, y en segunda como modelo de negocio SAAS para ofrecerla a terceros (otras consultoras y/o clientes finales) que quieran tener bien controlada su presencia digital. Por si fuera poco este mes hemos sacado la Escuela StoryEmotion (ES), una academia de formación en marketing y copywriting con las formaciones que ya hacía Èlia bajo su marca.

Y a título personal este año saldrán las dos partes que quedan de la Colección Memorias de Árganon (ya están escritas, maquetadas y hasta subidas a Amazon, así que solo tengo que darle a publicar para que se puedan comprar), más algún que otro proyecto de libro y hasta de juegos de mesa que tengo en mente. La cosa es mantenerse vivo. Que ya bastante tenemos fuera con el dichoso COVID como para encima ponerle las cosas fáciles…

4 comentarios:

Pablo F. Iglesias dijo...

¡Muchas gracias por la entrevista Chema!

¡Por muchos más años de amistad!

Eagle dijo...

Menos mal que tenemos a Pablo por la red. Es un gran comunicador, muy culto y nos mantiene al día de tecnicismos en formato usuario.
Y lo mejor de todo es que es tan campechano como cualquiera.

Eagle dijo...

Pablo es un fenómeno, menos mal que lo tenemos ahí publicando siempre temas técnicos pero con un "downgrade" para gente sin conocimientos avanzados.

Además de ser un tío culto, detallista y generoso, es tan campechano como cualquiera de nosotros. Una joya de chaval.

Javi Felices dijo...

Un grande este Pablo, siempre está ahí para lo que necesites, un tío muy humano, cosa que valoro incluso más, solidario, y que en cierto modo, nos ha marcado de una forma u otra, tocando muchos palos, pero fiel a su estilo :)

Entrada destacada

Singularity Hackers: Para descubrir el trabajo de Ciberseguridad & Seguridad Informática que mejor se adapta a ti

Hoy me toca hablar de Singularity Hackers , la nueva plataforma de Inteligencia Artificial que te ayuda a descubrir el trabajo en Cibersegu...

Entradas populares