miércoles, diciembre 20, 2017

Los Guns´n Roses del futuro vienen a visitar al Joven Sheldon Cooper

Estar de vacaciones sería una afirmación demasiado estricta para mi situación actual, que incluso podría llevar a algún titular en busca de noticias de esas que generan morbo para que se pulsen enlaces que sufraguen costos de mantenimiento. Pero lo cierto es que ando a medio gas en mi terreno laboral y también en el personal. Lo que sería estar entre convaleciente por un tema médico menor y entre durmiente, aprovechando la hibernación de los que somos como los osos en épocas invernales.

Los Guns´n Roses del futuro vienen a visitar al Joven Sheldon Cooper

He guardado la cuchilla de afeitar y he dejado que aflore el barbudo canoso que llevo dentro, para darme a la vorágine de la lectura y el visionado de series en Movistar+, que tenía muchos asuntos pendientes con ellas aún por cerrar. De esta tarea sale esta historia navideña sin pretensiones que os vengo a contar. Solo para que no se me olvide a mí. Y os lo voy a contar de la siguiente forma: Primero os voy a hacer una intro, luego voy a hacer un flashback y voy a terminar con un poco de superhéroes a tutiplén con un final con los Guns´n Roses del futuro.

Una intro a las series en mi pipeline

Por haceros el resumen corto, he visto la nueva serie de Vergüenza, que, como su nombre indica, da mucha vergüenza. Viéndola, se confirma que soy claro merecedor del término que utilizan los angloparlantes para designar el término “Vergüenza Ajena”, que no es otro que “Spanish Shame”. Os juro que hay veces que no puedo seguir viendo el capítulo por la sensación de vergüenza ajena que dan los personajes. Ha sido un esfuerzo hercúleo aguantar algunas situaciones sin apagar la TV de los nervios que me generaba la situación. En cada capítulo, mi único objetivo era sobrevivir al capítulo sin apagarlo por vergüenza. Eso sí, cada poco voy pausando para ver cuánto me queda de ese capítulo.

También estoy disfrutando la Temporada 5 de Elementary, que Sherlock Holmes es uno de mis mitos favoritos. Intentar averiguar y resolver casos por el método de la deducción me motiva. Ver un capítulo es jugar a ver si soy capaz de ver una conexión antes de que el guionista me lo narre. Además, el prota “Mess with Best die like the rest” es una pasada. Un Sherlock adicto a las drogas que usa el sexo como forma de estimulación cerebral y con instintos violentos es una gozada. Los temas que además tienen que ver con AI, con Hacking, Cybersecurity, BitCoins, etcétera, son de lo más interesantes. Veo cada capítulo con los ojos muy abiertos para intentar captar una pista antes que nadie.

A post shared by Chema Alonso (@chemaalonso) on

De ahí, tenía que pasar a terminar la Temporada 7 de The Walking Dead, que por azares del destino se me quedó a medias, para terminarla y acabar enchufándome a la primera mitad de la 8ª temporada. La serie ha cambiado, pero me sigue gustando. Ha dejado de ser, como decía en Instagram, una serie con aire George A. Romero para convertirse en algo tipo Mad Max, pero los personajes siguen siendo poderosos. Sé que ha habido mucha polémica por los cambios con respecto a los cómics originales, pero creo que sigue manteniendo la esencia. Veremos la segunda parte de la Temporada 8. En esta última temporada, adelantarse a los planes y encontrar las armas pesadas ha sido mi juego. Veremos si he acertado. Pero vamos, que si yo fuera Negan sabrían dónde ponerlas.


De ahí, a terminar la 10ª temporada de The Big Bang Theory, que también había dejado sin terminar. Sheldon, después de quedarse a medias se decide a usar el anillo… aún no se han casado a mediados de la Temporada 11, así que estoy excitado esperando a ver si me cae a mí el ramo de novia. Me quedé triste cuando se separaron en la Season 9, y verlos casados será el fin perfecto de la serie.


Me encanta Big Bang Theory, y adoro a Sheldon. No solo por sus dos camisetas que tanto me molan, sino por como gestiona sus relaciones emocionales. Lo de los “Acuerdos de Relación” me maravillan. Ahora estoy esperando nuevos capítulos con ansias.

Y ahora el Flashback

Cuando se iban acabando los capítulos y las series, había que ir cambiando, y tenía pendiente terminar la Primera temporada de Los Inhumanos. La serie empieza despacio, pero va mejorando. Para mí, es una vuelta a mi niñez. Tengo una gran cantidad de cómics de Attilan y sus Inhumanos, así que es volver a ser un niño. Las historias de Cristal, Mandíbulas, Rayo Negro, Medusa, Tritón, etcétera siempre tenían ese olor a aventura espacial que tanto me mola.


He de decir que, viendo la serie, sospechaba que iba a ser fácil encontrarle algunos de los fallos que siempre voy buscándoles a todas. No es que sea malo, es que, dentro de ver una serie, el encontrar los gazapos o Huevos de Pascua es un juego divertido que siempre llevo activado. Como fijarse en el sistema operativo de Robocop, la tabla periódica del futuro de Stranger Things o el Servidor FTP más seguro utilizado por Micro en The Punisher.

En este caso, mientras veía la serie, pensé que para el actor que hacía de Gorgon iba a ser complicado mantenerse de puntillas con botas que simulan una pezuña. Y, rápidamente, en el Capítulo 4 se puede ver que la pezuña de Gorgon se ha convertido en las escenas de acción, en una bota del mismo color. Una pena, pues justo éste es el poder Inhumano de Gorgon, así que es imposible no verlo.



De hecho, me hizo reír mucho y me trajo una reminiscencia a otra serie de superhéroes. En concreto al The Hulk de Lou Ferrigno. En el año 2008, cuando estaba viviendo en Londres me compré muchos CDs, DVDs y libros para aprender inglés. Tengo la serie de TV de Wonder Woman original, los seriales radiofónicos de los años 50 de SuperMan y, como no, las temporadas y TV Films de The Hulk interpretadas por Lou Ferrigno. En una de ellas, llamada “Pánico en Time Square”, el pequeño Bruce Banner se transforma en The Incredible Hulk, que sale corriendo por Time Square - ¡qué recuerdos más bonitos me trae siempre esa ciudad – y no solo se hace grande y verde.


The Incredible Hulk corriendo en zapatillas y calcetines

También le aparecen zapatillas del número de pie de The Hulk, a juego con el color verde de su piel y… sus calcetines. Si te fijas en eso cuando estás viendo la película, sales del pacto de espectador inmediatamente.

The Hulk con zapatillas y calcetines para correr bien

Para juntar Big Bang Theory y Superhéroes en Flash Back, no hay nada mejor que ponerse a ver El Joven Sheldon, que emiten en Movistar+ y disfrutar ambas aficiones. Y de esa unión es de la que os quería hablar.

Cómics de los años 80

Llegado al capítulo 4 de El Joven Sheldon, nos encontramos de lleno con el mundo de los cómics. Sheldon se topa con X-Men número 137 y quiere saber qué sucede después, así que se va a una tienda llena de cómics de nombre “King Kong Comics”… Y fue como entrar en un juego de esos donde tienes que buscar objetos escondidos entre el fondo. ¿Estaba todo bien? ¿Habría cómics fuera de tiempo? ¿Serían todos de la misma época en la que se supone que tiene lugar la serie? ¿O se les habría colado alguno? Parecía un entretenimiento más que interesante para mí, así que me puse a ello.

King Kong Comics en "El Joven Sheldon S0104"

En teoría estamos en el año 1989, que es cuando Sheldon Cooper tenía 9 años y su madre le hizo las pruebas para ver si tenía alguna enfermedad mental. Un chiste recurrente en Big Bang Theory. Así que, todos los cómics debían ser de antes de 1990, y me puse a buscarlos uno a uno.

Sheldon Cooper leyendo cómics con su amigo

La verdad es que no es muy complicado, ya que casi todos los tengo. Muchos me parecían a mí posteriores, porque en España se editaron de forma más tardía, pero al ir mirándolos uno a uno me llevé una grata sorpresa. Todos, absolutamente todos son anteriores a 1990 (por lo menos todos los que yo miré, que fueron más de 30 cómics).

Los cómics se ven muy bien, se pueden buscar uno a uno

Para los que os habéis quedado con la referencia de The Uncanny X-Men 137, he deciros que ese cómic es muy anterior a 1990. Es de mediados de los años 80 y es uno de los míticos pues está en medio de la saga de Fenix, donde Cíclope perderá a Jean Grey. Es raro que un cómic tan mítico aparezca años después en la consulta de un loquero de segunda, pero… es el pacto de ficción.

Luego, cuando Sheldon se sienta a leer cómic se pueden ver los de Mr. Miracle Volumen 2 en el suelo, Omega Men, New Goods Vol 2 número 1, Wonder Woman 50 aniversario de la serie Crisis, Thor con el Cruzado que es de los años 80, los cómics de Power Lords que son una rareza, la saga mítica de Batman y los Outsiders de los años 80 dibujada por Alan Davis, Crimson Avenger, etc… Una miríada de cómics de los años 80 impoluta – as fas as I checked -. También hay Creepy y EERIE, y también de los años 80. Ninguno más allá de 1990.

Cómics, Cómics, Cómics

Me pasé más de una hora con esto, y lo disfruté mucho. Alguno de esos cómics aún lo tengo en la memoria muy nítidamente, como los de los Outsiders, Mister Miracle volumen 2 o La Sociedad de la Justicia Americana que tenían fuertes dosis de humor.

Así que le di un 10 al capítulo y a la calidad de la documentación. Me quedé maravillado a cómo una escena llena de tantos cómics había sido tomada tan en serio para no sacar ninguno fuera de contexto. Eso sí, pensé que si alguien se iba a fijar en algo sería en los cómics, pero… ¿encontraría algo fuera de época?

Guns’n Roses venidos del futuro

Pues no iba a tener que esperar mucho para ello. Ya que además de los cómics, en los años 80 y 90 yo he disfrutado mucho la música Heavy y, como no, Guns’n Fuc**g Roses. En el capítulo 5 de El Joven Sheldon encontré mi premio. En la habitación del hermano de Sheldon Cooper se puede ver un poster de los Guns’n Roses con un Axel mítico…. Imposible no saber de qué año.

Poster en la habitación del hermano de Sheldon Cooper con un Axl Rose ... del año 1991

Si has vivido esa época mítica, sabrás que ese look es el de Axel Rose en el año 1991, con la llegada de Use Your Illusion. De hecho, ese poster tiene una foto de la mítica actuación de Rock in Río 1991, donde Axl acabó así, con esas pulseras, ese cinturón negro y ese pañuelo en la cabeza. Es decir, dos años después. Con un Sheldon de 11 años, no con uno de 9 años.

Axl Rose en Rock in Rio 1991. Mooola!

La verdad es que la serie de El Joven Sheldon ha resultado ser tierna de verdad. Y poder jugar a “esto no es de aquellos años”, has sido un entretenimiento extra para este tiempo en el que me encuentro en el banquillo.

Saludos Malignos!

1 comentario:

Roberto Echeverria dijo...

Ole tus huevos!!!

Un saludo y mejórate

Entrada destacada

Motivación e Inspiración

A veces, cuando voy en un tren, o en un avión en un viaje, me paro a pensar en las cosas que tengo que hacer. Normalmente, las cosas que te...

Entradas populares