lunes, agosto 17, 2020

Acepto {Temporalmente} los Términos y Condiciones. Continuar.

El verano es raro. El año está haciendo que todo sea raro. Que la forma en que vivimos sea rara. No reconozco esta forma de convivir que se ha quedado. Esta nueva normalidad está obligando a que seamos distintos. Y quiero pensar que será solo transitorio. Que todo volverá a ser como antes. Pero algo en mi cabeza me dice que de todo esto alguna cosa se quedará en nosotros para siempre. Que el pasado que hubo se esfumó de una pandemia para siempre. Que esto es lo que hay por mucho que deseemos con los ojos cerrados que todo esto termine de una vez y volvamos al mundo anterior. Solo nos queda aceptar los Términos y Condiciones y continuar.

Figura 1: Acepto {Temporalmente} los Términos y Condiciones. Continuar.

Yo hoy vuelvo al trabajo, a mi sitio en Telefónica y he sentido el calor del hogar. Han sido muchas horas en este edificio en el que me ha tocado desempeñar mi trabajo y me da el placer ese de las bolas azules y amarillas. Abrazarlas es reconfortante. Volver aquí hace que parezca que el mundo fuera sigue igual. Pero sé que no es así. Es como en The Walking Dead, cuando un capítulo comienza como si todo hubiera vuelto a la normalidad. Pero sabes que no es así. No estamos aún en esa ansiada normalidad donde no tendremos que preocuparnos de dar un beso y un abrazo a nuestros mayores. Donde no tendremos que elegir entre dar calor humano a una madre y el remordimiento de poder contagiarle un bicho de estos. Aún no estamos ahí. Y yo ansío poder abrazar a mi madre tan fuerte como se ha ganado cuidándome siempre.

Ya he vuelto. Y estoy en mi sitio comenzando a procesar los mensajes que se han ido encolando en mi buzón. Que han sido muchos. Aunque, como ya os dije, no tenía claro que fuera a desconectar del todo. Y no lo hice. Al final contesté algún correo electrónico, Estuvimos trabajando en MyPublicInbox, en 0xWord, y en Telefónica estuve haciendo cosas de esas que no se podían demorar. No paré mi presencia en las redes sociales. Ni paré de pensar en artículos para el blog, y cosas que hacer para esta “nueva normalidad”. Mi trabajo es mi pasión y mi entretenimiento, así que en vacaciones también estuve con ello. Eso sí, sin reuniones, ni cosas del día a día que no tienen tanto que ver con la tecnología, que esa parte ya tendrá su tiempo a partir de ahora.

Traigo muchas ideas bajo el gorro para comenzar a ejecutar desde hoy, un documento técnico que terminar de rematar para la presentación del nuevo hack de iPhone, alguna conferencia que he decidido hacer durante estos días y donde estaré participando, entrevistas para algunos medios que he pactado, y ganas de acelerar todos los proyectos que estamos lanzando.

Así que, me he venido con mi envase de comida a encerrarme en mi sitio, y concentrarme en el trabajo, en todo lo que quiero comenzar a hacer desde hoy. Me he puesto música – os la comparto desde el sábado en las listas públicos de mi perfil de Spotify si queréis escuchar mis cosas –, he hecho mi lista de cosas para hacer y he comenzado a tachar. Y ahora estoy acabando de terminar este post para poder tachar otra más de la lista.

Espero que lo que nos queda de año nos permita a todos salir de esta situación mejor. Para todos. Que consigamos que las cosas buenas que tenemos todos prevalezcan sobre las cosas malas. Que levantemos entre todos la economía para tener mejores servicios sociales en este país. Que usemos nuestro tiempo y nuestros recursos hacer que este país sea el país por el que hemos trabajado tanto nuestros padres, nosotros y las generaciones venideras. Así que, podéis contar conmigo para meterle ilusión y pasión a hacer cosas.

Tenemos que lograr que esta situación “rara” de este verano, de este año, sea solo un mal sueño del que nos despertaremos en una playa de Almería, en una ría de Pontevedra, en una tasca de las calles de lo viejo en Pamplona, de tapas en el barrio Húmedo de León, comiendo pinchos en la calle Laurel de Logroño, mirando al mar desde Valencia o con un bocata de calamares en Atocha.

Que vuelva la música en directo, los estadios llenos, las urgencias desahogadas, las fiestas de los pueblos, la Tomatina, las Fallas y la Feria de Abril. Que se hagan otra vez Castellets, que volvamos a bajar a Cádiz a ver la bahía, y que naveguemos por Santander cuando salga el sol. Que vuelvan las universidades a estar llenas y los patios de los colegios llenos de niños y niñas corriendo y saltando. Que sea pronto.

Saludos Malignos!

Autor: Chema Alonso (Contactar con Chema Alonso)

6 comentarios:

cacho dijo...

Pues yo no acepto {ni temporalmente ni hostias} los Términos y Condiciones. Continuar.
Esto es inaceptable. Muchos lo sabemos y muchos más lo sabrán.
No es natural y, de una forma u otra, terminará.
Salut!

maria leonor dijo...

No queda otra que aceptar temporalmente, es lo que hay, para no sufrir gratuitamente. Aquí en Santiago, recién está empezando el desconfinamiento parcial, hoy, después de 5 meses. Podré salir a correr, pero después de tanto tiempo parada, no sé qué tanto me dará el cuerpo; quiero volver a la montaña, es lo otro que me renueva el espíritu. Voy a escuchar tu lista de música; la música ha sido mi salvavidas en esta "prisión preventiva". Saludos Chema.

Unknown dijo...

Yo pienso que todo cambia, todo se actualiza y está es la nueva actualización y si no aceptamos una actualización de un sistema, creo q ya sabemos q pasará? Creo que deberíamos buscar un parche para esta nueva. 😁

Tomás Sánchez Expósito dijo...

Aceptar es el primer paso para evolucionar a mejor 🙂

Feliz regreso de vacaciones!! ✨✨

Bladimir Jr dijo...

Hola chema, espero que estes bien. acepte los terminos, espero no me hackees jajaja.

Bladimir Jr dijo...

hola chema e aceptado los termino, Espero no me hackees jajaja.

Entrada destacada

ESET te consigue 100 Tempos de MyPublicInbox para consultar con los expertos de seguridad informática @eset_es @mypublicinbox1

La compañía de seguridad ESET , especializada en soluciones de seguridad personal y empresarial, ha puesto activa una campaña de concienciac...

Entradas populares