viernes, septiembre 06, 2019

Mi vida con Informática 64 & Synergic Partners para crear ElevenPaths & LUCA, pasando por Talentum. Una experiencia personal.

Cada vez me queda más lejos ese 1 de Febrero de 2012 en el que entré a trabajar en mi primer proyecto en Telefónica. Fue una visita rápida a ver la academia de Wayra en Madrid invitado por el presidente de Telefónica Europa en aquel momento y conocer algunas empresas. Él había sido el que había metido la idea al resto de ejecutivos de la casa que crearon ese proyecto, que se le ocurrió como dice él, pensando en tener un edificio lleno de desarrolladores mientras iba corriendo, su deporte favorito. Fuimos a esa visita un grupo de personas variado y pudimos ir conociendo una a una todas las startups y todos los emprendedores que estaban en esa primera hornada.

Figura 1: Mi vida con Informática 64 & Synergic Partners para crear ElevenPaths & LUCA,
pasando por Talentum. Una experiencia personal.

Yo, en aquel entonces, no sabía ni lo que era Wayra – me acababa de enterar una semana antes – y por supuesto no sabía lo que era una “Aceleradora de Startups” ni, he de confesar, tenía una idea clara de cuál era la dinámica de las startups. Yo tenía mi querida Informática 64 como una empresa para trabajar. Y desde luego Rodol y yo la gestionábamos para que nuestras cuentas fueran positivas todos los meses. Y lo hicimos así durante trece años.

Buscando Wozniaks

Durante aquella visita, el grupo que nos juntamos fuimos una a una parándonos en todas las startups y hablando con los emprendedores, conociendo al equipo, su visión de futuro, lo que tenían ya hecho, y cualquier detalle que fuera relevante. Yo soy un preguntón, y os garantizo que aproveché para hacer muchas preguntas, pero Diana Morales (que hoy también está en Telefónica después de pasar un tiempo en Tuenti) y Sebas Muriel (hoy en Telefónica llevando Novum), que también se vino en esa comitiva, no dejaron pasar la ocasión e hicieron las suyas.

Después de aquella visita, y esto es algo que he contado muchas veces, el entonces Presidente de Telefónica Europa, José María Álvarez-Pallete, me preguntó mi opinión sobre todo lo que habíamos visto. Y yo contesté algo así como “Muy bien”. Ya sabéis, no me quise explayar mucho. No soné muy convincente. Él quería de verdad mi opinión, así que insistió en saber lo que yo pensaba en detalle de todo. Realmente quería el éxito de ese proyecto. Así que reflexioné unos instantes, y contesté con una metáfora de esas que me salen a mí de vez en cuando. Algunas buenas. Otras no tanto. Y con la metáfora en la cabeza dije algo como:
“Yo veo demasiado “Steve Jobs” y poco “Steve Wozniak””
Y por abrir la boca, me respondió como no me hubiera esperado nunca: “Quiero que me hagas un proyecto para tener más Wozniaks en Telefónica”. Y me fui a casa con deberes. Por hablar. ¿Quién me mandaría? ¿Por qué he dicho que le haría el proyecto y se lo enviaría? Me meto en cada una. Pero en verdad era una idea bonita esa de poder localizar a buenos ingenieros.

Y llega Talentum

Así que me fui a casa a pensar en qué me hubiera gustado a mí cuando estaba en la univerisdad que hubiera hecho una empresa como Telefónica. Escribí un documento, describí un proyecto, y me inspiré con un título para ese programa y todo: “Talentum”, que sonaba bien en todo el mundo, lo llamé. Y me tocó un regalo.

Resultó que mi forma de intentar atraer a los “Wozniaks” de la universidad a Telefónica tenía muchas similitudes con otra idea de un tipo genial que se llamaba Javier Santiso – uno de los más brillantes inversores y visionarios en tecnología que ha dado este país – que consistía en traer jóvenes desarrolladores a trabajar en startups. Mi idea era un poco distinta. Yo quería que los “Wozniaks” vinieran a hacer sus propios proyectos, y Javier quería que los jóvenes se impregnaran del espíritu y forma de trabajar de los emprendedores para generar una cultura de startups en las nuevas generaciones. A mí me gustaba su idea. A él le gustaba la mía.

Así que las juntamos. Le dejamos el nombre de Talentum que me había quedado "sembrao" e hicimos mi idea bajo el nombre de Talentum Short Track y la suya bajo el nombre de Talentum Long Track. Al final, lo que queríamos era atraer al mayor número de “Wozniaks” y se quedaran en Telefónica o en el ecosistema de empresas cercanas a Telefónica. Y como el movimiento se demuestra andando, comenzamos a andar. Sin saber qué sería de los proyectos. De los jóvenes que se metían en las diferentes iniciativas. Sin saber si era lo correcto o no. Pero comenzamos a andar.

Y fue una pasada de experiencia. De ahí salieron decenas de chavales que están en nuestros equipos trabajando hoy en Telefónica. Javier Espinosa - como responsable de ingeniería de Movistar Home -, Tero de la Rosa y Tony Querol en ElevenPaths, por poner unos ejemplos rápidos de la primera hornada de diez “Wozniaks”, están conmigo. Y muchos otros de todas las ediciones posteriores, que han sido muchas hasta hoy en día, están por toda Telefónica.

Yo hice como quinientas entrevistas a muchos chavales preguntándoles cosas tales como “pintar una recta píxel a píxel” o pidiendo que me contaran cosas que ellos habían hecho. Uno de aquellos jóvenes “Wozniaks” que seleccioné, hoy en día está en el equipo de Cloud Solutions Architechs de Microsoft en Madrid. Lo vi hace poco y me contaba lo mucho que le sirvió esa experiencia para enfocar tu futuro laboral.

Y yo estaba encantado en Talentum. Pero Telefónica se reorganizó y eligió a un nuevo Consejero Delegado, que venía de ser el Presidente de Telefónica de Europa, ese septiembre de aquel año 2012 - hace exactamente siete años - y mis días en Talentum se iban a terminar aunque yo no lo sabía todavía. Y, la verdad, no se iba a notar mucho mi ausencia, debo decir. Rosalía y Cristina, mis compañeras junto con Javier Santiso en el programa Talentum demostraron a lo largo de los años consistentemente que podían llevar el programa de maravilla, e incluso evolucionarlo y hacerlo más grande hasta ser como es hoy.

Taletum se acaba para mí

Fue a finales de noviembre de aquel año 2012 cuando me llamó una vez más a su despacho el nuevo Consejero Delegado. Quería acelerar el negocio B2B de Telefónica, que hasta el momento estaba muy centrado en las comunicaciones empresariales, para cubrir otras áreas de forma más intensa. Se estaban haciendo ya muchas cosas, pero él veía que las empresas de telecomunicaciones iban a ser uno de los grandes proveedores de servicios de seguridad de la información y de ciberseguridad en el mundo B2B apoyadas en la red y en los centros de operaciones que tenían por todo el mundo. Y quería que yo me ocupara de acelerar esa parte.

La idea era más o menos similar a lo que habíamos hecho en Talentum. Cuando yo llegué Wayra ya existía y lo que quería era acelerar el proyecto con más "Wozniaks". Ahora era con la seguridad informática. En aquel entonces Telefónica facturaba ya algunas decenas de millones de euros por estos servicios en todo el mundo, pero quería acelerar la transformación de estos servicios. Y quería que le hiciera un plan para ver cómo podíamos acelerar esto. Así que me fui a casa a pensar en qué y en cómo.

Si algún día tengo tiempo, os detallaré todo lo que pasó por mi cabeza y mi cuerpo en esos días pero fueron muchas cosas. Telefónica ya tenía un Vertical de Seguridad dentro del área de Telefónica Digital que fue construido en el año 2011 y una empresa llamada TIS (Telefónica Ingeniería de Seguridad) que hacía muchas cosas, pero que yo desconocía. Y por supuesto desconocía mucho del funcionamiento interno de Telefónica.

Así que le hice una propuesta que fuera complementaria a ambas iniciativas. Me ayudaron, por supuesto, los compañeros que ya había conocido de aquel Vertical de Seguridad en el que estaban Paco Ginel, Pedro Pablo Pérez, José Luis Gilpérez, Carlos Martínez, David Barroso y Leonardo Amor, por citar solo algunos de los que me ayudaron a aterrizar mi idea, que no era otra que "innovar en ciberseguridad" haciendo productos y plataformas para completar lo que ya hacían el Vertical de Seguridad y en TIS.

En el Vertical de Seguridad se habían tomado tres decisiones buenas que hacían que el proyecto de acelerar una unidad de seguridad de la información no fuera nada descabellado. Javier García de Castro, primer responsable del Vertical de Seguridad apostó por seguridad desde la red con servicios como AntiDDoS desde la red, filtrado de comunicaciones empresariales con el servicio Clean-Pipes, y protección de servicios de Internet desde la red con el WAF y los servicios de Clean e-mail. Cuado Javier fue llamado a otra responsabilidad en la compañía - que así son los soldados de esta casa -, José Perdomo, su sucesor, continúo con el trabajo realizado, y apostó por desarrollar al máximo la plataforma de SOCs (Security Operations Centers) en todos los países del grupo, y Pedro Pablo, Paco Ginel, Nikos, Leo, y otros compañeros consiguieron que se construyeran los cimientos de los servicios de Vigilancia Digital (Threats & Vulns) en Internet

Había muy buen equipo en aquel Vertical de Seguridad, y sobre todo se habían tomado bien las decisiones de cuáles eran los pasos que se debían ir dando en Telefónica, así que yo tenía que aportar y construir sobre eso, haciendo cosas nuevas que nos dieran un plus en posicionamiento y en oferta para conseguir multiplicar, no sumar. A Javier García de Castro - que le tengo un cariño especial ya que fue el que me llevó a mi primera conferencia a Telefónica en el año 2010 que desencadenó la visita que os he contado al principio a Wayra en 2012 -, siempre le digo que lo único que hice yo fue poner algo de "glamour", que el trabajo ya lo habían dejado hecho ellos.

Y llega Informática 64 para montar ElevenPaths

Y el embrión de esa empresa, sería Informática 64. Nuestra empresa. Pero también hice un plan de adquirir otras compañías de gente con mucho talento como SmartAccess – que me llevó casi dos años convencer para que se vinieran – y traerme a gente de Microsoft, Hispasec, la universidad, y otras empresas. He de decir que David Barroso – que fue el primero que me dijo que sí al proyecto de ElevenPaths – hizo que esos primeros momentos seleccionando a las personas a fichar fueran muy divertidos. Palako, Antonio Guzman, Sergio de los Santos, Olvido Nicolás, etc… Entre mis amigos suelo explicar que me sentía un poco como "Florentino Pérez" fichando por aquí y por allá.

Los que habéis seguido este blog desde el año 2012 conocéis uno a uno todos los pasos. Los he ido compartiendo por aquí cuando los he podido compartir. Y en abril de 2013 a partir de Informática64 comenzó a andar - aún sin nombre - lo que sería ElevenPaths (que ya os dije cómo bautizamos David Barroso y yo) y me tocó dejar Talentum.

Durante el año 2013 encajamos las piezas entre ElevenPaths y el Vertical de Seguridad, y en el primer trimestre de 2014 ambas unidades se fusionaron para tener una estrategia única para ir al mercado con el portfolio completo de servicios. Y funcionó de maravilla. El negocio de seguridad creció muy bien en Telefónica, y aquella visión que a finales de 2012 había tenido nuestro Consejero Delegado, se hizo realidad. Y las empresas de telecomunicaciones comenzaron a crear sus unidades de seguridad, y a comprar empresas como seguíamos haciendo nosotros.

El grupo de Informática 64 – aquella veintena de personas que vinimos – se había fusionado con el equipo del Vertical de Seguridad, y juntos se habían alienado con las operaciones de Telefónica en los países y la cosa funcionó. Apostamos en 2013, a que si conseguíamos un multiplicador en el negocio global de seguridad le iría mucho mejor a Telefónica que si hacíamos dos negocios en paralelo con estrategias paralelas. Eso hubiera sumado y no multiplicado, así que apostamos por la integración para hacer que le fuera bien al total y no a las partes. Y el tiempo nos lo premió como no imaginábamos al inicio.

A finales de 2015 ElevenPaths iba ya tan bien, que yo reconozco que disfrutaba de una tranquilidad que no esperaba tiempo atrás. Pero lo que pasa cuando no tienes la foto completa de todo es que al final tu vida puede cambiar en un suspiro sin que te des ni cuenta. Y así fue. Casi sin darme ni cuenta, como os voy a contar. Pero para no olvidarme de la historia de ElevenPaths, os quiero contar que TIS se fusionó también en una única estrategia, lo que nos ha permitido ver en no tan lejos alcanzar en nuestros planes la visión de llegar al mítico 1B USD de facturación en Telefónica. No lo hubiera dicho en ese noviembre de 2012 ni de broma.

Y ahora a por el Big Data

Estaba yo a finales de 2015, pero nuestro Consejero Delegado, al tiempo que me pedía a mí el trabajo de seguridad informática, también pedía a otros compañeros lo mismo con Big Data, y en el 2014 se creó la Unidad Global de Big Data para un año después, en ese noviembre de 2015 anunciarnos  su visión de la Cuarta Plataforma en un encuentro de directivos. Allí se nos presentó al nuevo CDO de la compañía: Ian Small – hoy CEO de Evernote -. Esta historia os la conté en la primera entrada de la historia de nuestro viaje para ser una empresa Data-Centric. Y yo estaba tranquilo, porque yo tenía ElevenPaths a toda máquina funcionando, y esto no me tocaba a mí. O eso me creía...

Pero quiso el destino que nuestro CDO necesitara mudarse a Estados Unidos y hubiera que buscar un reemplazo. Tirar de un sustituto. El reserva. Y como yo estaba muy tranquilo, y el entonces ya antiguo Consejero Delegado se había convertido en el Presidente del Grupo Telefónica, sabía que yo realmente lo que había estudiado eran bases de datos y lo de la seguridad había sido casual, decidió que ya había llegado la hora de que subiera un poco la presión, y me ofreció ser el nuevo CDO del grupo. Y me lo pensé. Os juro que me lo pensé.

Estaba muy a gusto haciendo lo que hacía. Tenía un equipo genial. Con mis compañeros de Informática 64, del Vertical de Seguridad, con todos los compañeros de Business Solutions con los que trabajaba continuamente. Me daba cierto vértigo. Pero era un reto precioso, y después de un mes y algo dándole vueltas a la cabeza, decidí arruinar otra vez mi agenda y meterme en ese proyecto. Y hace ya más de 1.000 días acepté el reto de hacerme CDO. Realmente son muchos más, pues aunque se anunció a finales del mes de mayo de 2016, yo ya estaba calentando en la banda desde el 1 de Febrero de 2016.

Y ¿qué querían de mí? Dos cosas: La primera crear una estrategia para ser Data-Centric – que ya os fui contando en la serie que antes he citado – y la segunda lanzar LUCA “Last Universal Common Ancestor”, una empresa B2B para completar la oferta de servicios digitales de Telefónica de Empresas.

Y no tenía mucho tiempo. En Junio comencé con CDO y en Octubre teníamos que hacer el lanzamiento de LUCA, y en Febrero de 2017 presentar nuestra estrategia Data-Centric de la Cuarta Plataforma en el MWC.  Pero, antes, tenía que hacer cosas más básicas como hacer los equipos, decidir la estrategia, y poner los objetivos a corto, medio y largo. Así que si os digo que pasé a no tener ni un minuto de vida libre, os podéis hacer una idea.

La Unidad CDO

En aquel momento, la unidad CDO se formó con ElevenPaths, con el negocio de advertising con la startup Axonix, la iniciativa Niji – que se convertiría en Conexión Segura y en parte de SmartWiFi – y con la Unidad Global de Big Data. Esta a su vez estaba compuesta de las plataformas SmartDigits y SmartSteps, de las iniciativas de innovación del Personal Data Bank y el Data Transparency Lab, además de una Joint Venture en China que habíamos hecho con China Unicom, y una empresa que habíamos adquirido el año 2015 puntera en Big Data y Machine Learning: Synergic Partners.

Como véis eran muchas piezas que organizar en mi cabeza, así que decidí clasificar las cosas para poder gestionarlas y dedicarlas el tiempo adecuado para tomar las decisiones de hacia dónde ir. Fueron momentos intensos a todos los niveles, pero Telefónica no se iba a parar por mí. Así que, tenía que subirme al tren en marcha y cambiar los motores sin parar la locomotora.

Y como tenía que lanzar LUCA me puse a ello. Así que, los negocios de Big Data, AI y advertising fueron los cimientos de esta compañía. Como os podéis imaginar, por la parte de Big Data & AI los principales activos eran las plataformas SmartSteps & SmartDigits sobre las que creamos casi todos los productos de LUCA hoy en día – incluida la JV en China -. En el negocio de Advertising teníamos el Vertical de Advertising y la empresa Axonix. Y en el negocio de Big Data, Machine Learning & AI, la empresa Synergic Partners, que era en LUCA el equivalente a mi querida Informática 64 en ElevenPaths.

Y como necesitaba acelerar la construcción de la Cuarta Plataforma, el resto de las iniciativas que estaban dentro de la Unidad Global de Big Data pasaron a formar parte de ella. Es decir, los equipos del Personal Data Bank – que rebautizamos a Personal Data Spaces -, la iniciativa del Data Transparency Lab, y todos los proyectos de análitica que se estaban haciendo para uso interno, como planificadores de despliegues de red, predicción de churn, etc… que se pasaron a llamar Internal Use Cases de la Cuarta Plataforma.

ElevenPaths se quedó en manos de Pedro Pablo, y el proyecto de Niji pasó a formar parte de todas las iniciativas que teníamos ya en marcha, para acelerar los servicios de seguridad desde la red. De Cuarta Plataforma ya os he hablado mucho, y su director, Paco Montalvo, se encargó de organizar todo el trabajo, lanzar AURA y continuar metiendo la cultura del dato en todo el grupo. Un proyecto precioso del que aún quedan muchas cosas que contar como parte del camino de transformación que decidimos hacer.

Synergic Partners y LUCA

Pero yo tenía que centrarme en lanzar LUCA, así que entre Elena Gil, la CEO de la  empresa, y yo decidimos hacer una estrategia de productos, servicios y consultoría con servicios profesionales. Y comenzamos a trabajar en ello con una visión clara con dos objetivos importantes. Uno: Hacer más Data-Driven a Telefónica apoyando a Cuarta Plataforma. Y dos: Hacer que el negocio de Big Data, AI & Advertising crecieran lo más rápidamente posible.

Por supuesto, nuestros expertos en Big Data estaban muy localizados en Synergic Partners, y en ese 2016 estaban como una empresa aparte e independiente, tal y como había estado Informática 64 (ElevenPaths) en los año 2013 y 2014, y la experiencia nos había demostrado que si integrábamos las piezas de manera correcta, conseguiríamos multiplicar en vez de sumar.

Pero la verdad es que Synergic Partners estaba funcionando muy bien, duplicando los ingresos de servicios B2B que dabamos a empresas, y apoyándonos además en la transformación interna en docenas de proyectos por todo el grupo Telefónica. Lo más deseado en ese momento era un Data Scientist, Data Engineer o Data Architect de Synergic Partners. Y el equipo se portó. Ser una filial de una multinacional del tamaño de Telefónica no es fácil, y más cuando eres útil tanto como para generar negocio B2B como para transformar la compañía. "¿Me dejas unos ingenieros de Synergic Partners?" Era una de las preguntas que más me pedían mis equipos y los compañeros de otras áreas por los pasillos.

El sector estaba falto de estos perfiles profesionales. Estos “Wozniaks” en forma de especialistas en Big Data estaban en Synergic Partners. Y yo pensaba que hacer con Synergic Partners lo mismo que con Informática 64 era lo mejor para el grupo Telefónica. Así que comenzamos un proceso de integración paulatino. Poco a poco. Primero, definimos un modelo comercial conjunto con Telefonica de España y se vinieron a trabajar a Distrito C con el resto de equipos de LUCA y 4ª Plataforma. Después, algunos Data Scientist se fueron incorporando en las áreas internas de trabajo donde estaban apoyando, y por último con una integración completa de las jurídicas, hace casi un año.

Y hoy en día los “Wozniaks” de Synergic Partners que fueron fundamentales para todo lo que se hizo en CDO con Big Data y Analytics, y para muchas de las cosas que se hicieron en todo el grupo Telefónica en esas áreas, son parte de LUCA, igual que los “Wozniaks” de Informática 64 se metieron en ElevenPaths, y los “Wozniaks” que vinieron de Talentum se incorporan por todos los rincones que podemos del grupo Telefónica. Y gracias a ellos, LUCA, que sí que acabó lanzándose en aquel octubre de 2016 como estaba mandado, tres años después de ElevenPaths, ya es una parte clave, estratégica y diferencial de la oferta completa B2B del grupo Telefónica.

Hoy en día el negocio que tenía la Unidad Global de Big Data más el negocio que tenía Synergic Partners sumado, se ha doblado, tanto en la parte de productos y servicios que se comercializaban sobre las plataformas de SmartSteps & SmartDigits, como en la parte de servicios profesionales B2B, y la prueba son la cantidad de casos de éxito que tenemos en LUCA y el reconocimiento de los analistas como líderes en Business Insights.

Startups Multiplicadoras

Se pudo lanzar LUCA, gracias a que se invirtió en innovar internamente con plataformas con SmartSteps & SmartDigits, gracias a que se decidió arriesgar a crear un negocio que nadie veía para las empresas de telecomunicaciones al principio - y que hoy es parte de la oferta B2B de las principales empresas con las que competimos en este sector – y gracias a que se apostó por traer un equipo de especialistas en Big Data único con Synergic Partners, que a día de hoy no suma, sino multiplica su impacto en Telefónica gracias al aporte que hizo y hace en la Cuarta Plataforma, en Aura, y en muchas otras áreas, y en el negocio de LUCA basado en productos, infraestructuras y, por supuesto, consultoría de Big Data & AI que fue el negocio principal de Synergic Partnerts en el principio.

Y mi viaje en todo este proceso ha sido muy especial. Primero porque he estado haciendo tecnología todo el tiempo. Segundo porque hemos estado innovando y haciendo cosas nuevas. Y tercero porque me ha enseñado que cuando crees que te puedes relajar, siempre aparece una nueva visión de alguien que dice algo como:
“¿Y si aplicamos AI a la red? ¿Y si tokenizamos la red? ¿Y si convertimos el hogar en la mayor plataforma B2B2C de distribución de tecnología para llevar Netflix, servicios de viajes, entretenimiento, seguridad, teleasistencia médica?”
Y entonces comienza el caos otra vez alrededor de tu vida… pero qué sería sin emoción este mundo. Eso sí, si me toca hacer algo nuevo, que me den otras startups como Informática 64 y como Synergic Partners, y equipos como el Vertical de Seguridad y la Unidad Global de Big Data para empezar, y a los que poder sumar muchos "Wozniaks", que así sí que se pueden hacer las cosas.

Saludos Malignos!

3 comentarios:

Parsala dijo...

El problema es que hubo un tiempo en que los Jobs triunfaban sin hacer nada y los Wozniak se perdían y hay mucho Wozniak hoy en día hay mucho Wozniak que ha aprendido a alejarse de los Jobs que se aprovechaban de sus ideas y trabajo y no se juntaran con ellos aunque los Jobs sean necesarios para propulsar los proyectos de los Wozniaks.

¿Quieres encontrar Wozniaks? No busques es la universidad, en la universidad van 2 tipos de personas, gente que quiere un titulo y gente que quiere aprender, compartir esos conocimientos y hacer cosas, estos segundos cuando se dan cuenta que la universidad no les ofrece lo que ellos buscan se buscan otros ecosistemas donde obtenerlo (hackerspaces, makerspaces,etc...) y ahí es donde esta la gente con ideas, ganas de aprender y enseñar.

Buscas Wozniaks, hay muchísimos, solo que no estas mirando en los sitios adecuados.

mmmmm dijo...

Great work , you are amazing

Unknown dijo...

Muy inspiradora la historia, valla que la vida es dar vueltas de 360° cuando menos lo planeas, y he de ahí cuando cuando nacen las nuevas aventuras en la vida, suerte Chema y sigue inspirando a la gente 👍

Entrada destacada

MyPublicInbox: Perfiles destacados por categorías #MyPublicInbox @mypublicinbox1

Cuando se conceptualizó la plataforma de MyPublicInbox se pensó en un entorno que permitiera que los perfiles públicos recibieran comunica...

Entradas populares