domingo, noviembre 08, 2015

Let it go, Let it go: Por qué debe triunfar Anna y no Elsa

Como alguien que se tiene por un buen fan de Star Wars, no poder decir que la Trilogía ha sido la película que más ha visto en su vida, no es lo mejor. Tengo camisetas de Star Wars, más de 200 libros, más de 1.000 cómics, figuras y por supuesto mi casco de Darth Vader y un sable láser rojo oficial. De hecho, una de las penas de mi vida fue la pérdida de un llavero de Yoda que se me separó del aro de las llaves. Os juro que lo busqué y lo busqué pero no lo encontré. Soy un fan de Star Wars, tanto que para aprender a inglés decidí que lo iba a hacer leyendo libros en inglés de Star Wars, pero aún así no he podido cumplir un proceso de trabajo como se describía en "How I met your mother" de ver la trilogía cada cierto tiempo para garantizar que fuera la película que más veces he visto en mi vida.

Figura 1: Por qué debe triunfar Anna y no Elsa

He de confesar por contra que la película que más veces he visto en mi vida ha sido Frozen. Sí, a mí, como a otros como el gran Raúl Siles que nos puso la canción cantada por Elsa en la RootedCON 2015, Frozen me persigue a todas horas y por todas partes. La he visto en DVD, en BlueRay, en español, en inglés, en versión Sing Alone y "no sé cómo que sí se como", acabó instalada una app de Frozen en mi smartphone para poder cantar las canciones en cualquier idioma. La he visto tantas veces que me sé los guiones y he tenido auténticos debates filosóficos con mi "no-quiero-ser-hacker" de 7 años sobre ella.

Figura 2: Raúl Siles poniendo la canción de "Let it Go" en RootedCON 2015

Por supuesto, como ya os he contado alguna vez por Instagram, cuando visito una Disney Store, aunque yo tiro por Star Wars, siempre acabo en la sección Frozen. Soy tan buen cliente de Frozen como los demás que estáis en mi misma situación. De hecho, cuando pasé por New York en mi último viaje, acabé importando el traje de Anna de "Coronation Day" que aún no estaba disponible en España. Todos los regalos son de Frozen. Pendrives de Olaf, diarios, estuches y lapiceros para hacer deberes de Frozen, etc... Eso, a pesar de que todas las niñas quieren ser Elsa. Y de eso es lo que os quiero hablar. De como hay que guardar a Elsa en el armario y sacar a Anna a pasear en la vida.

Let it go, Let it go: La historia de Anna y Elsa

Si hay una canción de Frozen que marca la película, sin duda es Let it Go. La primera vez que la vi flipé por todo. La música, el montaje, la producción. Es tremenda. De hecho, a la gente que no había visto la película le decía "Es de flipar, mira el vídeo de la canción". Es brutal. Cuando llega esa parte de la película todas las niñas se ponen a cantar y a pisar sobre el suelo con el zapato de cristal imaginario a ver si surge el castillo. Es genial, pero justo representa el peor momento en la vida de Elsa y no debe significar nada positivo para ti sentirte como ella. De hecho, en ese momento crea a Olaf, desprendiéndose de su parte buena, y lo abandona en el bosque.

Figura 3: Suéltalo de Frozen, versión de Gisela para edición Español (Castillian)

Un día incluso grabé un vídeo cantando esta canción yendo en el coche con mi "no-quiero-ser-hacker" que creo que nunca verá la luz. Era su canción preferida y yo le he explicado muchas veces a mi "no-quiero-ser-hacker" que la protagonista de la historia no es Elsa, sino Anna. Y aunque ella lo entiende, me dijo una vez: "Si Anna es la protagonista... ¿por qué siempre pone Elsa y Anna y no Anna y Elsa?" Owned.

Realmente Elsa y Anna, a mi entender, son la misma persona bajo situaciones diferentes. Todas las personas son Elsa y Anna y en algún momento de su vida. Cuando Elsa está cantando Let it Go, está en su peor momento, aunque por fuera pueda parecer que está pletórica. Ha hecho daño a Anna. Ha guardado un secreto profundo durante años que no ha sabido afrontar y ha mentido a Anna constantemente. Sus padres decidieron ocultar sus poderes y ella, una vez que murieron sus padres, y durante muchos años más, siguió ocultándoselo a Anna. No supo abrirse a ella y afrontar su mentira. Guarda un secreto que no le permite relacionarse plenamente con su otra mitad. Con Anna. Por eso Anna se siente infeliz. Elsa no es capaz de confesarle a Anna el secreto en ningún momento y darse completamente, y tiene que ser por culpa de una situación de estrés el que Anna se entere del secreto de Elsa, de su carga emocional, de sus miedos.

Figura 4: Sección Frozen en Disney Store. Traje de Coronation Day,
Traje de Fever de Anna, zapatos de Elsa, muñecas, etc, etc, etc.

En la película, cuando se produce esta situación, Elsa está más hundida y más perdida que nunca, y lo representan llevándolo justo al punto más alto de la isla. A la Montaña del Norte. Cuando Elsa está en los más alto es justo cuando peor está emocionalmente y los guionistas juegan con esto porque cuando liberan por fin a Elsa de su pesar es cuando está en lo más bajo de la isla, en el nivel del mar. Es un juego de caída emocional por el que Elsa deberá pasar para reencontrarse con su mitad de Anna. De lo más alto a lo más bajo. De lo peor a lo mejor de uno mismo. De hacerse daño a si mismo a amarse. Pasa de encerrarse y huir de sus seres queridos a aceptar los problemas y volver a estar con sus seres queridos y su casa. No se va, simplemente aprende a solucionar su problema.

Figura 5: Momento final en el que Elsa por fin vuelve a sentir en su corazón  y vuelve a amar

Cuando está en lo más alto de la montaña se aísla sin enfrentar ningún problema. Realmente intenta huir de las personas y lugares, dejando los problemas sin resolver. Let the storm rage on. Intenta bloquear en su cabeza cualquier problema simplemente no afrontándolo. Pone un castillo alrededor suyo, pero no soluciona nada. De hecho, todo sigue igual en su interior. pero se ha olvidado de quién es. Tanto es así, que cuando Anna llega con Olaf, no se acuerda de haberlo creado. Solo está ignorando el problema, no lo está afrontando ni resolviendo. Y ahí canta Let it go.
- "Pero ahí es cuando más guapa se ve"
. - "Sí, pero eso es porque no quiere ver lo que hay dentro de sí, y pone un disfraz muy bonito para calmarse cuando se mira al espejo. Para ver algo bonito y no el pesar que lleva dentro."
Siempre con preguntas difíciles. Como todos en la vida, yo he pasado mis momentos Let it Go tanto en la vida personal como en la profesional. Recuerdo muchos de estos, pero os voy a contar algunos en los que yo he intentado auto-convencerme de que lo mejor era "Let it go" y la realidad era simplemente que no quería afrontar los problemas porque me daba miedo fracasar otra vez. Fracaso es lo que lleva a Elsa aislarse en su castillo. Ha fracasado muchas veces y no quiere intentarlo más, pero realmente ella no quería "Let it go".

Momentos Let it go

Desde pequeño yo tenía vocación por la enseñanza. Me gustaba dar clases. Me gustaba enseñar. Luego con 12 años descubrí con TRON la informática y las piezas fueron encajando. Quería aprender y enseñar informática. Lo tenía bastante claro. Di clases particulares durante muchos años, y cuando montamos Informática 64 era una empresa de Formación y Consultoria. Dar clases estaba en mi ADN.

Había dado ya algunas horas de clases, pero mi primer curso como profesor para una empresa fue de Microsoft Word 2000 nivel Básico. No fue un buen momento en mi vida. Me contrataron para dar un curso orientado a ofimática pura a un grupo de personas de una gran empresa. No recuerdo cuál era el grupo y yo tendría unos 24 años. Microsoft Word 2000 me resultaba muy sencillo. Me parecía casi evidente todo lo que tenía que dar. Tablas, gráficos, formateo de página, plantillas, etcétera. Cosas que para mí en aquel entonces eran evidentes después de llevar ya tiempo con paquetes ofimáticos.

Cuando llegó el primer día de clase y me puse a explicar las cosas, fui tan rápido y dejando tan poco tiempo a los alumnos para hacer los ejercicios que no conseguí hacer mi trabajo como formador. No conseguí transmitir conocimientos sino demostrar que yo me lo sabía. Lo hice mal. Por la tarde, después de la primera clase me llamaron para comunicarme que los alumnos habían pedido el cambio de profesor. Que no me querían.

Ese fue un momento crucial en mi vida, porque ahí lo que me salió fue un momento Let it Go. Me puse orgulloso, me fui a lo alto de mi propia Montaña del Norte y dije que yo no quería volver a trabajar con esa empresa. Que realmente yo no quería ser profesor, que no me gustaba dar clases ni enseñar, y que me iba. No sabían valorar mis conocimientos. Esto de dar clase a personas que tenían otro ritmo de aprendizaje no era para mí. No tenía porque aguantar más.  Etcétera. "The past is in the past" debí pensar con solo eso años, pensando en cambiar de profesión.

La realidad es que no era así. Yo quería ser profesor desde pequeño, me gustaba ser profesor y tenía que afrontar mis miedos, aprender y volver a meterme en otro curso para disfrutar de una actividad profesional que he disfrutado durante años. Yo quería eso y tenía que superarlo. Tal vez ahora, con muchos años después suene hasta absurdo, pero estuve a punto de dedicarme a otra cosa y no montar Informática 64 solo por ese curso del que me echaron por no saber organizarlo. Me costó mucho, pero volví a intentarlo con otro dos semanas después, y aunque lo pasé fatal, todo salió muy bien.

Superado ese primer curso - recordad que era de Microsoft Word 2000 básico - tuve otros momentos similares en mi carrera donde tuve muchas dificultades y me hundí, me encerré en mi castillo de la montaña y pensé "Let it go". Cuando ya tenía bastante experiencia, me tocó un grupo difícil en un curso y tuve que irme porque no fui capaz de enlazar con ellos. Con este curso ya estaba Informática 64 funcionando bien, y pensé incluso en dejar la parte técnica y dedicarme a la gestión. Total, yo era el fundador de la ella y podría elegir. Gracias al destino, superé ese momento Let it go y me volví a meter a estudiar para continuar con mi trabajo.

También estuve a punto de dejarlo toco con otra prueba del destino. El trabajo era mucho, y había que seguir estudiando todos los días y casi todos los fines de semana. Sacrificando mucha vida personal con sus inevitables consecuencias. Y cuando empezaba con mis primeros cursos oficiales era tan duro el trabajo que acuñamos una frase para representar el sentimiento que teníamos para algunos en concreto "Pagaría por no ir".  Estuve a punto de dejarlo y de decir que no para quedarme con cosas más sencillas. De hecho, una de las veces tuve que estudiar algo totalmente nuevo que no sabía ni qué leches era. Pensé: "Ni de coña, Let it go". Al final, me aprendí al detalle aquel Microsoft SharePoint 2001 y acabaría dando mis primeras conferencias con Microsoft.

Por supuesto, cuando di mi primera conferencia me dio Pánico. Lo pase fatal. Horrorosamente mal. Estuve sin dormir toda una noche dando vueltas por Valencia, como he contado muchas veces a mis amigos . "Yo no valgo para esto, me da pánico. Let it Go."

Lo cierto es que conseguir sacar a Anna y poner el coraje y el amor para superar esos momentos que para mí fueron muy duros en mi vida profesional ahora me parecen fáciles. Me parecen decisiones sencillas, pero no lo fueron.

Tuve un episodio de lo más tonto que me marcó mucho el carné de conducir y con el carné de moto. Cuando tenía 17 años y me iba a trabajar con mi padre, yo aprendí a conducir la Nissan Vanette familiar. Empecé moviéndola de una plaza de aparcamiento a otra más cercana al portal donde estuviéramos trabajando para que fuera más fácil cargar y descargar el material, para luego hacer "Sin carné" desplazamientos más o menos largos en zonas más o menos controladas. Cuando llegó la hora de sacarse el carné de conducir aprobé la parte teórica en una semana y a la primera. Sin embargo, el práctico lo suspendí tres veces antes de conseguir aprobarlo a la cuarta.

Cuando estaba recién llegado de suspender el tercer examen práctico, decidí que no me iba a examinar más. Que se acabó, que realmente no necesitaba sacarme el carné todavía y que lo mejor era dejarlo ir. Let it go. Hice una lista en mi cabeza de los pros de no sacarme el carné de conducir en ese momento, pero realmente estaba intentando crearme mi castillo de Elsa en la montaña. Al final, mi madre haciendo de Anna y ganándose muchas discusiones conmigo - Yo defendía que lo mejor para mí era estar en la Montaña del Norte en mi castillito - me consiguió sacar para ir a examinarme una vez más y aprobar.

Pero me dejé el carné de moto. Le cogí tanto miedo que tardé 12 años en tener el valor de sacarme el carné de conducir de motocicletas. Para ello, sin decir nada a nadie, me apunté a clases y fui solo durante semanas a aprender. Al final conseguí superar ese miedo de muy mayor. Diréis que es una tontería. Sí. Para mucha gente los problemas que uno tiene dentro, y lo que le lleva a meterse en su castillo puede parecer una tontería, pero no lo es. Me pasé años diciendo eso de "las motos no me gustan", cuando realmente tenía otro miedo dentro. Ahora estoy pensando en comprarme una.

En el mundo de la empresa, los momentos en los que he pensado en dejarlo, en tirar la toalla, en que he pensado que lo mejor era cerrar Informática 64 y Let it go, fueron muchos. Con ya bastante experiencia en todos los campos pude irme a muchas empresas. Irme a otros países. Todos esos momentos difíciles, que fueron muchos y complicados, en los que pensé que no merecía la pena lo que estaba pasando por ese sueño me hicieron estar a punto de tirar la capa y encerrarme. Pero alguna Anna dentro de mí me empujó a seguir e intentar trepar por la montaña esquivando a los lobos. Esa Anna dentro de mí ha hecho que no sea de los que tiran la toalla fácilmente cuando tengo un sueño, y sea capaz de arriesgar todo por salvar a Elsa, vengan los problemas que vengan.

Hoy en día recibo muchos correos - más de los que puedo responder - y algunos son de chicos y chicas que quieren, por ejemplo, dejar la universidad porque "muchas excusas para hacerse su castillo" y que lo mejor es Let it Go y seguir con otra ruta profesional. Las excusas suelen ser cosas tan justificadas como: no se aprende nada, es todo muy antiguo, no puedo con las matemáticas o la química, no valgo para esto, etc... Argumentos para construir un bonito castillo. Ni mucho menos. Si en el trabajo, en tus estudios o en tu vida personal tienes problemas que te cuesta superar, no huyas. No dejes que Elsa gobierne tu vida. No hagas Let it go. Saca a Anna y sube a buscar a Elsa en su castillo.

Figura 6: Ilustración de Eve Mae para mi despacho en Eleven Paths

En mi vida personal también he pasado por ellos, como todo ser humano. Muchos momentos en los que he cometido errores, tomado malas decisiones e incluso me he encerrado en mi castillo cantando mi Let it go personal. Son muchos momentos en los que como toda persona, en lugar de afrontar los problemas, la realidad, o mis circunstancias, he optado por subirme a mi Montaña del Norte, ponerme el gorro, y cantar el Let it go. Listo. Y momentáneamente, o a lo largo de un tiempo, funciona. Pero hay que sacar a Anna y luchar por lo que quieres.

No dejes que el miedo controle tu vida

Para Eleven Paths le pedía Eve Mae que nos hiciera unas ilustraciones para poner unos vinilos, estas navidades nos los ponen por fin, y yo elegí el vinilo de Frozen, para tener a Anna cerca. La frase que lleva el vinilo es la que creo que da sentido a la película:
"Are you really let the fear control your life?"
Anna en la película no tiene poderes, ha sido traicionada por Elsa, ha sufrido primero el daño de Elsa sin querer de pequeña, luego ha sido engañada durante largo tiempo y aún así, cuando Elsa "baja a sus infiernos" y dice Let it go, ella sube a la montaña jugándose todo. De hecho, Elsa le ataca, le hiela el corazón y la expulsa de su vida sacando lo más duro y poderoso que tiene. Proyecta de ella a un monstruo de hielo que intenta matar a Anna y casi lo consigue, pues acaban cayendo por un precipicio. Elsa, lucha a muerte contra Anna.

Elsa se ha convertido en un monstruo representado por el gigante de hielo y ha matado su mitad buena helándole el corazón, pero Anna - que es la auténtica protagonista de la historia - no va a dejar que el miedo gobierne su vida ni la de Elsa. Ella ha encontrado a Olaf, que es la parte buena y blandita de Elsa. Es la otra parte del monstruo de hielo. Al final, Anna se juega todo otra vez por Elsa, para perder todo lo que tenía. Su vida. Y es en ese momento, cuando Elsa se da cuenta de que por no afrontar sus problemas y sus miedos ha matado su parte buena. Su parte valiente, su parte con coraje. Y llora de amor por Anna, consiguiendo salvarla y salvarse.

¡Qué pedazo de epopeya! Sí, Anna, la chica sin poderes es la que merece la pena en ti. La parte buena que no se rinde ante los problemas, la que no se encierra en un castillo en las montañas, se pone altiva y elegante para sin afrontar los sus miedos, sus problemas, sus errores, sus fallos, sus mentiras. Anna no tienen nada comparada a Elsa, que tiene una buena posición y es poderosa, al fin y al cabo es la reina de su mundo. No necesita a nadie.

En la vida te van a tocar muchos problemas difíciles. En el entorno laboral con compañeros o amigos y personas queridas que te hacen daño. Personas emprendedoras que ven como su startup se les va de la manos y no saben cómo seguir con ella porque les ahoga la financiación, estudiantes con suspensos en la universidad que se convierten en "esta carrera no me gusta, mejor me cambio", o situaciones en tu vida personal que te duelen más de lo que puedes superar. En esos momentos no digas Let it go. Al contrario, afronta la escalada por la Montaña del Norte y prepárate a trepar, prepárate a saltar desde el precipicio si hace falta, y a sufrir los ataques que te puedan venir de cualquier monstruo que Elsa prepare para ti. No será fácil, pero esquivar los problemas no es el camino, afrontarlos y superarlos sí, aunque sea un camino muy duro.

Figura 7: Un Tron informático y una Anna feliz

Por eso yo estoy enamorado de Anna y no de Elsa.

Saludos Malignos!

24 comentarios:

Jesús M. dijo...

Muy buena entrada, Chema. Me encantan este tipo de artículos que escribes de vez en cuando.

Por cierto, pensando en tu "no-quiero-ser-hacker", la gente de Code.org ha preparado unos retos muy chulos de Frozen que son ideales para despertar el gusanillo por la programación: https://studio.code.org/s/frozen/stage/1/puzzle/1

Y, como curiosidad, lo han llamado "Programa con Anna y Elsa", y no "con Elsa y Anna" ;-)

Un abrazo,
Chen.

Txema dijo...

Sin palabras...
Bueno, unas pocas. Como Hacker eres un crack, pero como persona eres la ostia.
Muchos años de mi vida y en muchas ocasiones he sido así, esperando a que "ya se arreglará solo", y arreando para el sótano del castillo.
Desde luego que lo tuyo es enseñar, informática y muchas cosas mas...
Gracias por tu tiempo para compartir tus conocimientos y especialmente "a ti"

Ivan de la Jara dijo...

No lo has entendido bien porque no eres gay...

Elsa sale del armario en ese instante. Elsa ha sido la que ha estado sufriendo toda la vida. Elsa ha sido la que ha estado reprimiendose toda la vida. Elsa ha sido a la que le dijeron que era mala, equivocada, un error, toda su vida. Si hace daño a ana es por eso, sin querer. Ella en ningun momento de la película es mala bajo ningun concepto. Simplemente comete errores porque es sufriendo. Y eso es lo que enseña esa cancion. Olaf tambien puede ser el infantilismo, el miedo, la sociedad, el que dirán y muchas otras cosas al mismo tiempo...

Elsa debe dejarlo todo y alejarse de todo para poder al fin ser ella misma y "dejarlo ir", dejar ir al sufrimiento. Para curarse ella misma, por si misma.

Si la protagonista de la historia es Ana es porque la monarquia no tiene ningun tipo de sentido y las princesas y ano puede ser las protagonistas de la historia, ni los hombres salvar a las mujeres como cuando les persiguen en el carro...

Ana solo esta ahí para que elsa pueda existir en la historia de forma coherente con los tiempos. Ana es "la familia" de Elsa. Es una secundaria que sale mas tiempo en la película.

Parece mentira que te la tenga que explicar una niña jaja

Ella no ha mentido a ana, ella solo se calló la verdad porque sus padres, por culpa de la sociedad, la obligaron. Ella en ningun momento dijo "yo no tengo poderes" (aka yo soy heterosexual) Y si no s elo dijo despues fue por respeto a sus propios padres y su decisión.

Elsa no esta mal cuando se libera, es mas guapa que nunca. Porque por fin es feliz. Sola, pero feliz.

Es ana la que rompe el castillo porque es ana la culpable con su irresponsabilidad infantil de que elsa haya tenido que esconderse de la humanidad... y es ana la que tiene que enmendar su error. Porque es ana la que agobia a elsa hasta el punto de decir "basta".

La cancion que tienes que prestar atencion es en la que estan las dos cantando de forma desincronizada, pensando cada una en sus propios problemas en vez de en los de los demás... Y es en ese momento, en el que se sincronizan en el que las cosas empiezan a mejorar.

Olaf simplemente puede ser el recuerdo de la niñez, el que elsa empieza a recordar cuando por fin sale del problema que tiene y se libera... Por eso aparece pero no lo recuerda todavia.

Fijate que el significado de let it go en ingles es "dejarlo ir" pero en español dice "suéltalo" que es diferente para nosotros... dejarlo ir es ignorarlo, soltarlo es decir eso que tienes dentro de una vez por todas... Ser sincero y afrontarlo. Es distinto.

Es dejar de preocuparte por las apariencias.

No lo has pillado, has proyectado tu vida sobre la de elsa no la de elsa sobre la tuya.

Básicamente no has entendido nada de la película. Vas por la mitad.

Sin ana elsa se quedaría sola. Ana no es nadie, es la familia de elsa.

Maligno dijo...

@ivan, bonita interpretación gay, pero no es la mía. De hecho Elsa, en la idéa original solo es la mala. Solo al final decidieron salvarla. La prota es Anna desde su concepción. Saludos!

Guillermo dijo...

Ivan, no entro a valorar la dificultad de ser gay (no lo soy) pero uno siempre tiene elección. Seguramente no sea fácil pero escudarse en que tus padres te lo impusieron hace n años, o que la sociedad es tal o cual, es una excusa más. Para todo el mundo son miedos son los más terribles e insuperables ...

Un saludo

Guillermo

Oscar Irusta dijo...

De verdad. Con las montañas de trabajo que imagino que tendrás. No se de donde sacas tiempo para artículos como este. Pero esta tarde me pongo Frozen otra vez. Para verla con otros ojos. Y le paso paso el articulo a mi hermanita de 13 años. Un abrazo.

Diego Fernando Amaya dijo...

Muy buena i inspiradora interpretación Chema, gracias por compartir, vencer el instinto de buscar refugio en "cuevas de seguridad artificial" cuando se nos desbarata el mundo es duro, pero vale la pena intentarlo.

Anónimo dijo...

Otra babosada "motivadora inspiracional tú-sí-que-puedes-con-lo-que-te-propongas coachingpirulijuanpelotilla"...

Maligno dijo...

@Anónimo, no es un "Tú sí que puedes", es un no te bloquees e ignores los problemas. No seas infantil. }:)

Saludos!

Anónimo dijo...

Desde hace no se cuanto tiempo sigo tu blog, del cual no recuerdo ni como llegué, pero cada que leo un post tuyo para mí es un aprendizaje de ver las cosas desde el punto de vista informático que para estos tiempos lo mínimo que uno debe saber es como funcionan o al menos darse una idea de la lógica que hay detrás y de que tan vulnerable puedes ser. Y para ser sincero, este tipo de post me hace ver que mas allá de tu mundo de códigos, programación, etc., está la persona que, cuando puede, disfruta de las cosas cotidianas y, al menos para mí, hace notar a la persona que eres y tu forma de ver ciertas cosas. Disfruto mucho este tipo de publicaciones y ya no se diga tus anécdotas profesionales, como la de Cómo sobrevivir a otro lanzamiento de Windows... En hora buena y que sigas teniendo éxito en tu vida tanto profesional como personal.. Saludos desde México...

Rosa Romero dijo...

LLevo muy poquito siguiendo el blog... y que decir que esta entrada me ha sorprendido muchisimo... mas cuando ayer volvi a ver de nuevo la peliculita con mi sobri.. No esperaba encontrar contenido asi en tu blog y me ha encantado... Y si hay que decantarse por un bando yo estoy más con la interpretación de Ivan de la Jara.. vamos tu forma de verlo no me la habia planteado pero volveré a verla con otros ojos... saludos..

Maligno dijo...

@Rosa }:) La verdad es que he hecho un poco de trampas ya que he buscado y leído mucho sobre la creación de la película. Elsa era la mala y en ningún momento afronta SU problema. Anna es la que lucha y la prota. Es la que más tiempo sale en pantalla, la que más canciones tiene, etc... El mensaje es Be Anna }:)

faby dijo...

estabas inspirado,y meditas como sicologo,me encantas!

Luis Gómez dijo...

Cuantas veces he sido engañado en el trabajo con promesas incumplidas, siempre pienso se acabo, ya no les hago ni un favor más, let it go, pero al siguiente día me piden que diseñe un nuevo dispositivo que haga esto o lo otro y pienso- ni de coña...... Let it go. Pero pienso en lo que aprenderé con este nuevo proyecto y me lío como si nada a subir la montaña como si el jamón de la cucaña estuviese allá arriba.
La mejor manera de hacerte fuerte es cayendo una y otra vez. Cuanto más cerca del suelo estás, más energía necesitas para levantarte, pero más fuerte te hace.
NO ABANDONES TU SUEÑO, ESO TE HARÁ ESTAR VIVO.

Clavius dijo...

Nuevamente me doy cuenta que si bien a mis años creo que he tenido problemas, existe gente que ha pasado por similares y aun sigue luchando. Esta lectura me llego en un momento preciso para cambiar el "Switch".

Anónimo dijo...

Llevo suscrito a tu blog desde hace eones, pasando por tus distintos malignomovil, el señor tecnicoless, etc. Habré leído la gran mayoría de tus post, pero este ha sido el único que me ha impulsado a dejarte un comentario (en tus post técnicos nada tengo que decir, y ánimo no te falta :)

Mi libro. Llevo varias semanas de estrés emocional, lágrimas incluidas, por culpa de un proyecto del que los jefes se despreocupan, no ponen los medios para que mejore, en definitiva, a doomed project. Hasta llevo un par de días meditando coger el paro acumulado y ponerme con las oposiciones, pero he llegado al punto de que hasta de eso tengo miedo.

No sé en que grado podrá ayudarme el ver la película que comentas, pero solo por el texto que has escrito, lo haré. Muchas gracias por el post Chema.

Anónimo dijo...

Qué grande Chema. Me lo guardo en favoritos para leerlo cada vez que tenga la tentación de buscar piedra para hacerme el castillo, que no son pocas.

Ivanón dijo...

Miles de excusas para justificar el fracaso. Como bien dices, eso pasa en gran parte de las situaciones cotidianas, personales y laborales. Además has dicho alguna que otra frase más que interesante, por ejemplo la pasión por algo, que es lo que hace que afrontemos nuestros miedos y dificultades.

Pero quiero recalcar un punto muy importante que también alimenta nuestros peores instintos y pensamientos: Muchas veces no tenemos claro lo que queremos. Con lo cual es muy difícil proyectar todos nuestros esfuerzos en lo que realmente nos apasiona.

Este tema lo has explicado muy bien (aunque no sabía quién es quién de Frozen). Pero hay muchos factores y no es ninguna trivialidad. Daría para escribir multitud de libros y entradas en un blog...¿o no?

Saludos algo más benignos que castos. ;)

Ivan de la Jara dijo...

Según veo dejarías tirados a tus familiares que sufren.. lo dicho egoísmo simplista cristiano... LA gente que sufre no es ala, simplemente es gente con problemas QUE TU SEAS UN PRIVILEGIADO SIN PROBLEMAS como todos los conservadores blancos, heterosexuales y ricos, no significa que el resto de gente no tenga problemas y "es que sean malos porque si"

Lo dicho atrasado 40 años en mentalidad, Échale un vistazo A HUMAN la película porque llevas tanto tiempo en tu carcel de oro que no te enteras de nada... normal que seas facha... y que te creas que no cometes errores con esa mentalidad tan limitada sobre la realidad.

Guillermo, son etapas en la vida, no son tus padres si eres gay, es absolutamente toda las sociedad e ir en contra de todo el mundo, no solos de las únicas personas que te quieren y verte absolutamente solo en el mundo. Por eso muchos GLBT se terminan suicidando, sobretodo si tienen padres cristianos. Échale un vistazo a It Gets Better y quiza entiendas de que va... Los problemas que pasa la mayoria de gente, para nosotros, son infantiles y sin ningun tipo de problema... Es como lloriquear porque no te regalaron la barbie. Si ese tipo de tontadas, como sacarse el carnet, te parece un problemon pues normal... Hay muchos gay que los suspenden por ser gay, muchos no les permiten examinarse, si eres transexual es aun peor... La discriminación esta en todos, ya seas gay, o negro o gordo o mayor... Siempre hay algún tipo de discriminación... Que te discriminen por llevar el pelo largo, que yo lo he llevado cuando era adolescente... (etapa que parece que este chino no ha superado) es una opcion personal de ir contra el mundo que tu eliges... cuando no puedes elegir el motivo por el que todo el mundo te odia siendo gordo, negro o gay, la cosa esta mas chunga.

Aira dijo...

En mi opinión, creo que está película de Disney, es de las peores que yo he visto. Se está analizando la película desde una edad y conocimientos que no concuerdan con las del público al que va dirigido. Los niños solo ven a dos hermanas y vestidos bonitos. No se fijan en sus personalidades, sino en los vestidos y peinados...ninguna niña quiere ser Anna, todas quieren ser Elsa. Creo que es de las películas que menos valor aporta a los niños, pero claro es solo mi opinión. Y me quedo con la versión de Let it go, "Quemalos", os la recomiendo. Jajaja

Josue D Torres dijo...

Me siento de visión obtusa, lo mas que yo medite es que el ejemplo es anna y no debería ser elsa, en verdad me sorprende de buena forma ver al tan profundo reflejado en frozen, y mas ver que enseña algo valiozo si queremos ser mejores, gracias por estas palabras, siento que me has ayudado.

Josue D Torres dijo...

Me siento de visión obtusa, lo mas que yo medite es que el ejemplo es anna y no debería ser elsa, en verdad me sorprende de buena forma ver al tan profundo reflejado en frozen, y mas ver que enseña algo valiozo si queremos ser mejores, gracias por estas palabras, siento que me has ayudado.

Sandra C dijo...

Buenas tardes Chema,
Soy Sandra (colaboradora de 11P en el equipo de Ivo). He de decir que hace tiempo leí tu post y me gustó mucho, pero hoy he visto tu despacho con su nueva decoración y he de decir que me encanta!! No sé si te habrán mandado alguna foto de cómo ha quedado, pero la elección ha sido estupenda.

Que pases unas muy felices fiestas y ya nos veremos por la oficina.

Saludos

agaricpro dijo...


obat hematuria
obat asam urat
obat vitiligo
obat hidrokel anak bayi
obat congek

Entrada destacada

Infraestructuras Críticas y Sistemas Industriales: Auditorías de Seguridad y Fortificación de @0xWord

Desde hoy está disponible a la venta un nuevo libro de 0xWord centrado en la seguridad de los Sistemas Industriales y las Infraestructuras...

Entradas populares