sábado, diciembre 11, 2021

Aprender programar puede ser duro, pero es peor no intentarlo #HackYourCareer

Programar es muy difícil es una de las excusas que mucha gente se auto-dice para justificar el éxito de un miedo que le atenaza en la toma de una decisión. Claro que puede llegar a ser difícil. Como andar, que nos lleva tiempo aprender. O cocinar, que me parece súper-complicado a mí - incluso con la Thermomix -. Y cantar me resulta superimposible. O componer una canción, que yo veo lo que se han currado Daniel Marco, Cepeda y Krespo la canción que acaban de publicar con Cepeda y Martín DVicio, de "Demasiado Tarde", y sé que hacer tres minutos de tema les ha llevado meses de trabajo. Nada es fácil hasta que no aprendes a hacerlo.

Figura 1: Aprender programar puede ser duro,
pero es peor no intentarlo #HackYourCareer

Por eso, cuando alguien piensa que no puede programar, seguro que no va a poder programar. Porque para hacer una cosa tienes que hacerla muchas veces. Tienes que fallar muchas veces. Recuerdo mis piernas llenas de moratones y mi trasero dolorido cuando comencé con los patines y el monopatín. Uff. Lo pienso ahora y me duele todavía. Me puse patines inline, me subí a un monopatín, me puse una tabla de snowboard, me puse patines de hielo... y me puse a aprender. Y me costó muchas, muchas, muchas caídas. Aún me caigo. 

Pero después de un tiempo fui soltándome. Y probé cosas nuevas. Y me volví a caer, y tuve que volver a aprender. Siempre que me caía lo hacía, por defecto, de la misma forma. Cadera izquierda y en el mismo lugar del hueso de la cadera. Me estuvo doliendo ese punto durante meses. Pero cada vez que me hacía un recorrido con mi monopatín, o daba una vuelta en círculo en la pista de hielo, o ponía el monopatín a dos ruedas... me flipaba. Comencé con 40 años a montar en monopatín, y a patinar, y le tuve que dedicar tiempo, pero nunca me dije que no iba a ser capaz de hacerlo.

En la programación es lo mismo, necesitas aprender, como todos, y puedes hacerlo si quieres y te gusta. La actitud que tengas es todo. Los límites, el techo de cristal, el parar, lo decides tú. Claro que puedes. Y debes soñar con lo que quieras hacer, pero con los ojos abiertos. Deberás trabajar y seguir con ello. Mientras estés dando pasos, y recuerda que nadie más que tú decide cuándo dejas de dar zancadas, seguirás creciendo y aprendiendo a programar. Y luego, un día, mirarás atrás y estarás muy lejos del principio.

Hace unos días fui a ver a los chicos que habían hecho los FullStack Developer de principiantes, que se hacen en Madrid, Valencia y Barcelona, y que se vinieron de viaje a estar conmigo un rato. Había pasado ese camino. Habían aprendido desde cero a programar, y por supuesto que había sido duro para ellos, pero estaban felices, y pasamos un rato genial.

Figura 2: Resumen charla con alumnos FullStack Developer de GeeksHub Academy

No fue nada más que un alto en el camino para ellos, porque si quieres disfrutar de la tecnología, esto no va de aprender y luego trabajar con lo aprendido. No. Va de desarrollar una forma de vivir aprendiendo todos los días, teniendo en cuenta que Eppur Si muove y muy rápido, y que hay que disfrutar el viaje, disfrutar el caos, de saber que no sabes nada más que un poquito, pero eso es lo que importa realmente, que ya sabes que lo que tienes que hacer es seguir dando zancadas para hackear tu carrera.

Yo les conté a los chavales en esa reunión mi vida. Cómo me echaron de mi primer curso como profesor por no saber hacerlo, cómo no pasé mi primera entrevista, cómo fui a la universidad a estudiar un montón de cosas que no sabía que tenía que aprender, cómo me fui a Londres a vivir para poder dar mi primera charla en inglés, cómo no me cogieron en mi primera entrevista de trabajo porque no estaba preparado, cómo me daba pánico hablar en público, cómo he fracasado tantas y tantas veces por no saber. Lo único que he aprendido es que "nadie nace sabiendo" que decía mi mamá, y que yo soy el único que decide si quiero hacerlo o no, porque si decido que quiero hacerlo... lo voy a hacer, soñando con los ojos abiertos.

¡Saludos Malignos!

Autor: Chema Alonso (Contactar con Chema Alonso)  


4 comentarios:

Yas dijo...

Hola, Chema, mi nombre es Yeray.



Sólo quería avisarte de que tienes una pequeña errata en tu LinkedIn personal.

En el apartado del doctorado, escribes "aplicaciones web titutlada". Entiendo que es un desliz, pero quería avisarte por si querías corregirlo.

Por cierto, llevo mucho tiempo siguiéndote, eres muy auténtico. Un saludo,



Yeray Déniz

Alfonso dijo...

Totalmente cierto, me quedo con "disfrutar del caos, de solo saber un poquito", personalmente es lo que más me cuesta aceptar, después de varios años ya parece que aún no sabes nada, pero realmente cuando miras atrás ves el crecimiento.

Unknown dijo...

super gracias por tus consejos mi hermano felicidades tenes mucha razon

Pedro M. dijo...

Hola Chema, encantado, me gustaría saber si crees en el trabajo de documentalista en un futuro cercano si sabes de qué va. Es lo que tú dices, pero estarás de acuerdo conmigo en que cada persona establece los límites a donde quiera llegar.

P.D.: ¿por qué te quieres crear fama de maligno y por otro lado todos conocemos la verdadera acepción de "hacker"? Supongo que será por cachondeo o marketing, o que tenga su historia, alguna razón de ser. Gracias! Feliz año y saludos desde Murcia.

Entrada destacada

Tokenomics 101: Una explicación con gráficos

He tenido que explicar muchas veces por qué alguien va a pagar algo por un Token . Es verdad que cuando se habla de Tokens , es muy diferent...

Entradas populares