domingo, agosto 07, 2022

Entrevista a Michel: La tecnología en el deporte y el Gol Fantasma a Brasil en el Mundial 86 @MichelGonzalez

Cuando conocí a Michel en persona, muchos de los momentos más bonitos de mi infancia se hicieron presentes. Crecí con la Quinta del Buitre, donde Michel era dueño de la banda derecha. Dueño de los pases al área lanzados con precisión. Amo del guante con que acariciaba el balón. Y maestro a la hora de tirar los penaltis - a media altura, pegado al palo, pero.. ¿izquierda o derecha? -. Pero lo mejor de Michel es que era de verdad. Auténtico, que diríamos en Móstoles.

Figura 1: Entrevista a Michel - La tecnología en el deporte
y el Gol Fantasma a Brasil en el Mundial 86

Ni era un robot entonces, ni lo ha sido nunca. Siempre ha hablado claro. Sin ocultarse. Siendo honesto con lo que sentía, con lo que vivía. Sufrías con él, llorabas con él, te emocionabas de alegría con él. De aquellos años recuerdo derrotas muy dolorosas contra el PSV Eindhoven o el Milan A.C., las cinco Ligas consecutivas, o las dos Copas de la UEFA, pero también el Gol Fantasma contra Brasil, o los sufrimientos en Italia 90

Figura 2: Michel siempre fue pura pasión

Después, nos dejó un adiós, para mí, muy temprano. Y yo me enfadé y dejé de ir al campo a ver al Real Madrid durante un tiempo. El año de Fabio Capello en el Real Madrid lo vi por la tele. Michel enganchaba con los aficionados del club a un nivel muy humano. No solo profesional, sino emocionalmente. Era de esos pocos futbolistas que dejaba ver a la persona, más allá del personaje.


Cuando por fin lo conocí en persona - invitado a una comida con Victor Dorado e Iker Casillas -, no puede resistirme y le pregunté casi todo lo que tenía dentro. Y flipé. Michel es un gran conversador, es un faro que alumbra a todos. Divertido, alegre, dicharachero, agudo en sus comentarios, y con ese sentido del humor afilado de la gente inteligente. 

Ese día me tenía que ir de viaje a Brasil, así que se me quedó corto el tiempo. Por suerte, comimos alguna vez más, donde nos juntamos José Luis GarciDavid SummersIker Casillas y yo, y recordamos todas las andaduras de la genial pareja de comentaristas del Mundial 94 en USA, donde nuestro querido Garci compartió tour por los "States" con Michel narrando nuestras aventuras y desventuras hasta el codazo de Tassoti, que todos tenemos grabados en la memoria.


José Luis Garci escribió un libro sobre estas andaduras siguiendo con Michel a la Selección Española de Fútbol llamado Foot-Ball Days & Otras Taquicardias POP, mezclando las anécdotas, las sedes de los partidos y su pasión por el cine, en una lectura fantástica que yo tengo a buen cuidado en mi biblioteca personal. Escuchar las historias de ambos en la mesa fue grandioso. Escuchar cómo Michel cuenta cómo tenía que cargar la máquina de escribir de José Luis Garci, subirla a los aviones, mientras éste se compraba un sombrero USA-Style para el sol... Priceless.

Figura 5: Foot-Ball Days el libro de USA 94
escrito por José Luis Garci en ruta con Michel

Así que, mi rutina personal ahora se ha ampliado, cuando hay un partido importante para disfrutar entre todos, llamo primero a José Luis Garci por teléfono - a ver si me acepta el smartphone de una vez -, y le pregunto, comentamos las alineaciones, el sistema de juego que va a sacar, lo que él opina. Después, pregunto a Iker cómo lo ve hoy, cómo ha visto la semana, y cuáles son las expectativas, si hay suerte, y Álvaro Benito está en el campo para comentarle también le asalto para ver el ambiente allí, y luego, termino "abusando" de Michel, que en tiempo real te va analizando los momentos tensos de cada partido con detalle.... y se equivoca bastante poco. Y lo sabe. 

Así que, aprovechando y abusando de lo buena gente que es Michel, le pedí hacer una entrevista para hablar de algo que también hemos comentado mucho. La tecnología en el deporte. El VAR, el BigData, la Analítica Descriptiva, Predictiva y Prescriptiva, el uso del IoT para detectar goles y fueras de juego, y, como no, el fútbol. Espero que os guste tanto como a mí.

1.- Michel, eres un hombre de fútbol 100%. Amas este deporte de forma honesta y sin parapetos. Siempre has sido claro y directo en este deporte, te cueste lo que te cueste. Por eso, cuando hablamos de tecnología en el fútbol, tu opinión es muy rompedora. ¿Cuál es tu visión sobre el uso del BigData, la descomposición del fútbol en tácticas guiadas por estrategias basadas e algoritmos, etcétera?

Una de las cuestiones más llamativas de cara a lo que significar la evolución en el fútbol, es la aplicación de todas las nuevas tecnologías que están llegando a este deporte. Una cosa es usarlas para mejorar este deporte, y otra cosas es que haya invasión y pensemos que es la parte más importante para ganar partidos. Todos los datos suman. Todos los datos, bien interpretados, son fundamentales, y eso un beneficio clarísimo para todos los entrenadores y para todos los jugadores, porque dan información que antes no se tenía y abren nuevas oportunidades de mejora.

Por eso estoy absolutamente a favor de la utilización de la tecnología, para investigar y buscar mejorar este deporte, aunque yo normalmente me considere un amante del fútbol, más tradicional y menos tecnificado. Donde el talento de jugadores y entrenadores estaban menos sometidos a las tácticas basadas en datos.

2. La segunda es muy fácil. Se usa tecnología en los equipos, pero también se crea y utiliza para mejorar la vida de los árbitros, donde se revisan las decisiones complicadas del colegiado en tiempo real. ¿Crees que el VAR ayuda al fútbol o que no lo ayuda? 

Yo pienso que la tecnología es fundamental ahora mismo en este deporte. Creo que el VAR ha invitado a todos a pensar que el juego es mucho más justo. Las decisiones, ahora, que afectan al resultado de un partido son menos vulnerables al error humano. El VAR, bien utilizado, es una herramienta fantástica. 

Entiendo que lo que sigue fallando, a los que lo interpretan, es eso, la interpretación del juego en cada momento y en cada circunstancia. Y no la interpretación del reglamento, que se lo conocen perfectamente. Por mi parte, un Sí rotundo al uso del VAR en el fútbol.

3.- La paras con el pecho al borde del área grande, te la dejas botando a media altura, le metes un derechazo y rompes el larguero que rebota el balón hacia abajo. La pelota baja como un obús y bota con efecto hacia fuera de la portería. Las imágenes demostraron después – y tuve esa foto colgada en mi habitación tiempo – que la pelota botó dentro. Es el gol fantasma más bonito de los mundiales. Ejecutado con maestría y que tuvo a un país como España con el corazón encogido. Era 1986, no había VAR. Hoy el VAR ha dado mucho que hablar, pero esto se podría haber resuelto con el VAR o con tecnología que detecte automáticamente la entrada del balón. ¿No?

En el año 1986 era normal que pasaran esas cosas. El Mundial de Inglaterra se resolvió también con un error similar. Pero como te decía antes, el fútbol ha evolucionado, no solo en la parte reglamentaria, sino también en la tecnológica. Hoy estaríamos todos de acuerdo en que, ese tipo de acciones, como la que nos sucedió a España en el Mundial de 1986 contra Brasil, sería más justo si no se produjeran. Que hubiera habido tecnología para ayudar al juez de linea, o si hubiera estado el VAR para revisar todas las imágenes y ver que el gol entra. 


Figura 6: El gol fantasma de Michel en 1986

Si para eso, te ayuda la tecnología y un programa de ordenador, fantástico. Yo creo que todos estamos de acuerdo en que, la aplicación de la tecnología para evitar estas situaciones, siempre debe ser bienvenida ya que es una manera de demostrar a todo el mundo que el fútbol deja de lado esas situaciones que siempre aparecen como sombrías, como son la decisión arbitral o la interpretación del reglamento en momentos concretos de gran importancia. 

Figura 7: El balón botando dentro. Nunca subió al marcador.

Ojalá en el 86 hubiese existido este recurso, aunque no estoy seguro si ese gol hubiera sito tan famoso como lo ha sido éste, justamente por haber sido un gol fantasma.

4.- Yo dejé de ir al Santiago Bernabéu durante muchos años porque me enfadé el día que el Real Madrid no te quiso renovar. Después, en una rueda de prensa dijiste que cuando tus hijos te preguntaron por qué te ibas, les dijiste que era como el cole, que cuando acabas todos los cursos te tienes que ir. Recuerdo aquella rueda de prensa porque me emocionó. Yo no quería que Michel se fuera del Madrid. Hoy en día Michel sigue estando en forma – cuidándose y con una muñeca prodigiosa en el pádel, que le zurras a Iker Casillas -, y cuando te fuiste eras como Lewandowski, más joven que Messi, Dani Alves, Benzema, Modric, etc… ¿No nos privó Michel muy pronto de verle jugar unos años más?

Aquella decisión fue tan dolorosa como necesaria. Si uno ha sido grande como futbolista - o al menos lo ha intentado con todo - también tiene que ser responsable en sus decisiones. A mí aún me quedaba un año de contrato, pero yo entendía que no podía competir al nivel que se exige a los jugadores que estamos en el Real Madrid, y al que yo mismo me exigía de cara a ser jugador de este club. Por lo tanto lo mejor era marcharse antes de que alguien te dijera que te tenías que ir.

Figura 8: Michel besando el césped del Santiago Bernabéu el día de su adiós.
Todos los chicos de mi generación teníamos el corazón roto ese día.

Ocurrieron muchas circunstancias en aquellos años de cambio, y yo preferí tomar esa decisión y no tener una mala vejez como deportista de élite ni interferir en los cambios que llegaban. Estoy más que satisfecho de lo que viví en el Real Madrid, tanto de mi carrera como futbolista profesional como de mi retirada como tal, aunque como te puedes imaginar, una despedida de un lugar y una forma de vida que ha sido tan importante y que te ha dado tanta  felicidad, nunca es agradable. 

Hoy en día, mirándolo con la perspectiva de los años y la madurez, estoy más que convencido de que lo que hice en aquel momento, era lo que tenía que hacer como persona, como profesional, y como amante del Real Madrid en concreto y del fútbol en general. Había prestado mis servicios a un club tan grande como el Real Madrid, había disfrutado toda mi carrera profesional, y, gracias al Real Madrid, recogí un prestigio que aún me sigue acompañando.

5.- Eres un tipo alegre, divertido, dicharachero, con una conversación infinita. Es imposible no reírse contigo a tu lado. Sonríes, cuentas historias, haces chistes y al mismo tiempo estás hablando con todos. Repartes tanto juego en la mesa con amigos como en el campo. Y sin embargo, cuando conociste a Iker Casillas en el Santiago Bernabéu saliendo del túnel de vestuarios casi le das una zurra. ¿Realmente te enfadaste o te hizo gracia el niño ese tan macarrilla?

Bueno, soy así y siempre lo he sido. Para mí ser siempre positivo, siempre optimista, es una máxima en mi vida. Siempre mirar hacia delante. Ahora, y cuando era futbolista profesional, por supuesto. Además, yo he tenido la suerte de interpretar esta profesión de futbolista como una vocación. Para mí el fútbol es alegría en estado puro, y siempre he disfrutado tanto como se disfruta con un hobby. Un día de trabajo como futbolista era un día de fiesta constante.

Y aquella anécdota que cuentas con Iker Casillas siendo aún un niño fue que, (se ríe recordándola), en una celebración de un título del Real Madrid, haciéndonos él con las categorías inferiores el pasillo al primer equipo, Iker me dijo que estaba mayor, que me retirase y que dejase paso a la juventud. Ya sabes, Chema, siempre dicen que los niños y los borrachos dicen la verdad, así que no me enfadé.

6.- Te encanta el fútbol a todos los niveles. El fútbol base, la segunda división, las competiciones internacionales en las diferentes categorías. Has trabajado con niños, y sé de buena tinta que te lo tomas tan en serio como cuando estás entrenando un equipo de primera división. Con todos tus años de experiencia, ¿qué le recomendarías a los niños hacer y qué les recomendarías no hacer en esos años en los que persiguen sus sueños de ser profesional?

Para mí el fútbol es un motivo de vida. Es una agradecimiento constante. Estoy siempre en la búsqueda de cómo devolver al fútbol esa felicidad que tanto ha dado una parte muy importante de mí. Nunca estaré lo suficientemente agradecido al fútbol, ni podré devolver al fútbol todo lo que ha hecho por mí, tanto personal como profesionalmente.

Figura 9: Michel fue el director de la Cantera del Real Madrid

En cuanto a dar recomendaciones, no suele ir mucho conmigo, pero yo siempre les digo a toda la gente joven  que se quiere dedicar al fútbol, que querer ser futbolista es algo inigualable, simplemente intentarlo. Yo volvería a dar todo lo que poseo solo por tener la ocasión de volver a intentarlo. No sé si hoy en día podrían darse las mismas circunstancias que me llevaron a mí a ser futbolista profesional, pero volvería a empezar de cero con todo por solo tener la oportunidad de disfrutar el intento de ser futbolista. Todo aquel que mantenga esa vocación, como un niño que comienza, tiene mucho camino ganado en este mundo.

7.- Eres un Whatsappero, que le pegas caña a los chats y te manejas bien. ¿Qué grupo de WhatsApp tienes más “machacado de memes” y a quién te gustaría tener en el WhatsApp para comentar los partidos?

Soy muy selectivo con los grupos de chat, más allá del grupo de la familia y el de los amigos, pero fíjate que chateo mucho más en los partidos de fútbol con gente que me escribe - entre los que te incluyes tú, Chema - que en un grupo con más gente. Hablamos de fútbol, y eso es genial. Mucha gente me dice que tengo fama de contestar rápidamente, pero es que cuando alguien se interesa de fútbol me siento en la obligación de contestarle por que es una cuestión que me me gusta. 

Figura 10: Recibiendo clases de fútbol por WhatsApp de Michel

Siempre expongo mi visión, nunca lo hago como la verdad absoluta, y bueno, mis argumentos y experiencia - como tú sabes - alguna vez me da la razón, pero como todos sabemos, el ciencia exacta, con lo cual, ni aun teniendo tanta experiencia tienes puedes acertar siempre ;) Esto hace que además quede la diversión de que quede escrito lo que has dicho, lo que da mucho juego.

8.- Y esta es la última. Nos encontramos, charlamos, y me dices que lo mejor que tiene Movistar+ es poder ver el fútbol sin comentarios. Esto en el fútbol, es como estar ante un programa viendo el código fuente para buscar un bug. ¿Eres de los que analiza todos los partidos y toma notas, o de los que se deja llevar por la pasión y sufre porque estás viendo un bug (fallo) en tu equipo que no subsanan?

Disfruto mucho viendo el juego y analizándolo. Soy incapaz de distraerme, aunque haya personas viendo el partido conmigo, de lo que supone el análisis para mí. De lo que haría un momento determinado del encuentro,  o como jugador o como entrenador. El hecho de ver los partidos sin comentarios es porque no quiero que nadie me oriente hacia lo que yo pueda pensar o analizar.

Creo que ha sido una idea muy buena por parte de las plataformas como Movistar+ que televisan el fútbol, que podamos escuchar el sonido ambiente. En mi caso, no soy mucho de ver el fútbol metido en una cabina de un palco. Soy más de escuchar y sentir las reacciones del público, porque eso también forma parte del juego, e incide mucho tanto en el propio juego como en los jugadores.

Por eso me gustar ver el fútbol con una gran tranquilidad, aunque juegue mi equipo, e intento mantener siempre la serenidad porque es la mejor manera de disfrutar los partidos a cómo era cuando era futbolista donde intentaba analizar cada detalle del juego o cuando soy entrenador. La pasión la tengo que administrar hasta que comienza el juego, que es lo que siempre me ha funcionado. Intento ser mucho más cerebral que emocional cuando se trata del fútbol.

¡Saludos Malignos!

Autor: Chema Alonso (Contactar con Chema Alonso)  


No hay comentarios:

Entrada destacada

Cómo configurar tus productos de Amazon en MyPublicInbox y para que tengan más impacto @mypublicinbox

Desde hace algo más de un año introdujimos en MyPublicInbox un algoritmo que buscar los productos que se encuentran disponibles en Amazon ...

Entradas populares