viernes, junio 22, 2018

Cómo las WebApps inseguras afectan al mundo en que vivimos

Hace ya un tiempo que vengo hablando del escándalo de Cambridge Analytica y el mundo en el que vivimos. Vengo contando en charlas lo fácil que es encontrar resquicios en los sistemas para extraer datos de los ciudadanos que alimenten los BigData de grupos, organizaciones y empresas que, a veces, no tienen el bien de las personas en el centro de sus decisiones.

Figura 1: Cómo las WebApps inseguras afectan al mundo en que vivimos

Siempre suelo explicar que los datos son buenos, que nos ayudan a tomar mejores decisiones y que hacer tecnología centrada en el usuario y protegiendo su privacidad es bueno. Muchas organizaciones pensamos así, e incluso hemos participado en el desarrollo de unos principios de responsabilidad con la tecnología que creamos, dentro del CyberSecurity TechAccord, para dejar claro que la tecnología que creamos siempre se hace para el bien de sus usuarios.

Figura 2: Empresas dentro del CyberSecurity Tech Accord

Sim embargo, a veces son fallos de seguridad grandes (Owned!), o simples Leaks de privacidad sutiles, los que se automatizan mediante el uso de APIs o de útiles WebScrappings, para alimentar los algoritmos de Machine Learning y generar insights sobre las personas.


De todo eso fue de lo que hablé en la pasada edición de la DotNet Conference que se desarrolló en Madrid, y hoy os he dejado las diapositivas y la conferencia por si queréis verla en un rato a lo largo del día. No es muy larga, y los chistes no son demasiado malos.


Figura 4: DotNet Conference 2018

Saludos Malignos!

1 comentario:

Valdr Stiglitz dijo...

Es increíble el dequehacer que tienen algunos desarrolladores con sus sistemas (ojo no hablo de programas ya que lo minimiza), si supieran que siempre van a existir niños de países fríos o asiáticos que van a joder el sistema solo por diversión ya lo pensarían dos veces.

Entrada destacada

Seis recomendaciones personales de libros de @0xWord para disfrutar y aprender

Este verano pude disfrutar de la lectura de un libro que me encantó. El libro de Factfulness que me había regalado mi compañera Beatriz Ce...

Entradas populares