lunes, enero 28, 2019

Un informático en el lado del mal: Un proyecto personal de 13 años [Parte 3: 2016 a 2019]

Terminar este recorrido después de la Parte 1 y Parte 2 con los últimos años es fácil. Suelo tener muy vívido lo que hago en el blog, así que estos tres últimos años 2016, 2017 y 2018 los tengo muy frescos en mi menta. Son los años, principalmente, en los que he sido CDO del grupo Telefónica y he focalizado mi trabajo en crear y ejecutar la estrategia Data-Centric, pero también en hacer que ElevenPaths siguiera creciendo, que LUCA se consolidara como un líder en el sector, que Aura fuera lanzado o la creación de Movistar Home y siempre con la visión de la 4ª Plataforma en mente. 

Figura 1: Un informático en el lado del mal:
Un proyecto personal de 13 años
[Parte 3: 2016 a 2019]

Pero por el camino hemos trabajado en otra serie de hacks, ideas, y proyectos que me motivan personalmente. Han sido los años de Sappo, de WordPress in Paranoid Mode, los años en los que hemos hablado de RansomCloud O365 y de mi querido DirtyTooth, que forzó a cambiar el funcionamiento de iOS, o la creación de Pigram (Ahora Safe-Post) con otra idea loca de enchufar tokens OAuth a canales SMS para ampliar la conectividad de los sistemas de Internet con apps middleware y que ahora llevamos al Movistar Team.


Figura 2: Las vaciones del 2015 al 2016

Y son mi presente, y mi futuro. Años en los que el mundo ha vuelto a girar un poco con la llegada de las Fake News y el escándalo de Cambridge Analytica, con la eclosión de la Inteligencia Artificial y las GANS. Y más cosas en las que llevo trabajando un año con mi equipo y estoy a punto de contaros. Con la emoción de Mi Hacker y Mi Survivor cuando me cuentan que han hecho los deberes y saben que lo han hecho bien. Saben que se van a ganar un carita de esas que canjean por pequeños caprichos. Ellas han nacido después de este blog, han crecido con él, os he contado cómo me he vuelto loco buscando un regaloy como ya se han hecho mayores.


Figura 3: El vídeo con Mi Survivor, que es del Atleti

A título personal - que sabéis que este blog se moja de mí en muchos rincones - han sido los años en los que os presenté al Dragón Matías y sus historias, con los cuentos de El Gigante de los Juguetes, Serpentina y los quesos olorosos, El batería suplente de los GooGooDolls o La Hormiga Valiente. Son los años en los que metí en mi vida - o mejor - recuperé el camino siguiendo el Hilo de Ariadne para disfrutar mi tiempo con más conciertos, cine, cómics, los amigos de los 50 Chuletones y las reuniones reducidas con "Los niños perdidos". 




A post shared by Chema Alonso (@chemaalonso) on

Durante estos años también hubo situaciones complicadas asociadas a mi exposición mediática. Fueron los años en los que me eligieron como uno de los Españoles más influyentes del año, donde me dieron la Cruz del Mérito de la Guardia Civil con Distintivo Blanco. Los años en los que ya había terminado mi doctorado, o me eligieron para dar el Pregón de las fiestas de mi Móstoles querido.


Figura 5: El pregón de las fiestas patronales de Móstoles

Mucha exposición mediática que hizo que me apartara un poco de Facebook y Twitter donde tengo presencia cuasi-automática y me mudara a Instagram. A una actividad más lúdica personal que profesional y donde decidí dejar de lidiar con el ciberbullying, el hating, los abusones en las redes sociales y el tonting.

Figura 6: Lista de los 100 más influyentes

De estos años, después del resumen que os he hecho en los párrafos anteriores sos voy a dejar los posts seleccionados de una forma más listada que narrada, pues al final la diatriba inicial ha servido para recoger lo más importante de este tiempo.

[2016] El año que fui CDO y los datos dirigieron mi vida
- La inteligencia artificial y la ética del ratón 
- You are where you are 
- Impact Talk en la UEM Business School 
- RamsonCloud O365: Paga por tus e-mails

Figura 7: You Are Where You Are

[2017] El año que cené con Wozniak, viaje por el mundo, y conocí a todo el mundo
- Latch My Car 
- Esto va de clavar clavos: La burocracia personal y el auténtico KPI de tu trabajo 
- Steve Wozniak, Kevin Mitnick y Chema Alonso cenan en California 
- Todavía una canción de amor 
- Masaap: Controla en tiempo real la seguridad de tus aplicaciones móviles

[2018] El año que casi me mato con el skate y sacamos AURA & Movistar Home
- Just Talking to MySelf: Unas palabras de mí para el Chema Alonso adolescente 
 - Y para Reyes Magos puedes pedir un LEGO Maligno [Inocentada]
- Movistar Home: Lanzamiento en Late Motiv 
- La AI que no quería matar, que quería matar y que no sabía amar  
- Tener ideas es molón, pero solo cuenta si las ejecutas 
- El camino de sacarse el doctorado en el mundo profesional 
- 40 conferencias de Chema Alonso elegidas por Chema Alonso 
- Wild Wild WiFi: Dancing with wolves 
- A la universidad se viene a transformar tu futuro, no a sacarse un título
- Connected Skate powered by AURA



A post shared by Chema Alonso (@chemaalonso) on

Y ahora llega 2019. Un año en el que ni tengo la sensación de haber llegado a ningún sitio, ni me he cansado para nada de la tecnología, el hacking y la actividad masiva de hacer cosas. Es un año en el que voy a seguir con mis cosas de 0xWord Cómics, al igual que con nuevas ideas en mi unidad CDO, en mi grupo de Ideas Locas. El blog pretende seguir más o menos como ha ido en estos tres últimos años.

Puede que algún día no haya algún post, puede que un día aparezca un cuento o un relato de esos que me gustan a mí. Puede que un día haya un tutorial de un compañero. O que un día opine sobre la actualidad. O puede que no. Puede que hable de mis proyectos. De mis charlas. De los cómics que me gustan. De la música que me mantiene programado el cerebro y el alma. Puede que un día este triste y venga aquí solo a reflexionar sobre la existencia. O que esté feliz y deje que la alegría se me escape por las yemas de los dedos. Y tendrá sus dibujos de No Lusers de vez en cuando, sus libros de 0xWord, y su inocentada del 28 de Diciembre. Vamos, nada nuevo bajo el sol.

Quiero terminar este repaso a esos años - del que soy consciente que no llega a recoger ni una quinta parte de lo que hay en él, y ha significado para mí - con una reflexión pequeña sobre lo que habéis significado vosotros, los amigos que me habéis seguido durante algunos años por aquí. Los que habéis estado unos años al principio, a la mitad, o en la parte final de este blog conmigo. Leyéndome. Los que sois jóvenes y tenéis menos de 25 años. Los que ya estáis en los taitantos, y los veteranos como yo que pasamos de los cuarenta y algo (e incluso los cuarenta y todos, que mis amigos ya están en esas edades de lidiar con los novios y novias de sus hijos). 

Podría dar una lista infinita de nombres y nicknames. Algunos llegasteis con un comentario y acabasteis siendo parte del blog, de los libros de 0xWord, de mis proyectos. Parte de mi vida. Parte de mí. Algunos pasasteis por Informática 64. Por ElevenPaths o por algún proyecto de los míos. Algunos me enviáis dibujos que cuelgo en mi despacho. Otros sois amigos en la distancia para hablar de ciclismo, invitarme a alguna actividad y hasta enviarme un queso. Algunos venís a verme cuando podéis. O me enviáis un e-mail cuando algo sucede o puede sucederme que os está preocupando.

Por supuesto, hay muchas personas que han estado todo este tiempo conmigo. Y de todas ellas una muy especial con la que inicié la aventura de salir juntos adelante. Un amigo con el que no necesito hablar mucho porque nos basta con saber que estamos. Mi amigo Rodol, uno de esos que están conmigo allá en el Móstoles. En aquellos días en que los colegas eran tan importantes, y que sigue aquí a mi lado. A unos pasos de mí.


Lo más importante de este blog en este tiempo han sido las personas con las que me ha conectado. Por supuesto me ha conectado conmigo mismo muchas veces, pero también con otros seres humanos maravillosos que me ha regalado este proyecto personal de "Un informático en el lado del mal". Hoy, cuando los blogs personales ya no están tan de moda y son más molonas otras cosas en la vida de los influencers, yo sigo pensando en que este pequeño rincón de Internet es como mi habitación. Donde vengo a esconderme del mundo cuando he tenido un mal día, donde vengo a estudiar, donde vengo a poner música o una película para entretenerme. Como si fuera un adolescente escondiéndose del mundo en el refugio que le da seguridad. Y solo os puedo decir una cosa...

Saludos Malignos!

No hay comentarios:

Entrada destacada

Seis recomendaciones personales de libros de @0xWord para disfrutar y aprender

Este verano pude disfrutar de la lectura de un libro que me encantó. El libro de Factfulness que me había regalado mi compañera Beatriz Ce...

Entradas populares