jueves, agosto 19, 2021

El Rafa al bajo: Entrevista a Rafa J. Vegas.

Todos los años intento hacer un evento fuera de la oficina con mi equipo. Es un día muy especial donde unos centenares de personas nos vamos a pasar un día de trabajo, diversión y aventuras a algún recinto que cerramos para nosotros. Y un año quise contratar a Rosendo para que viniera a tocar allí con su banda, pero me dijo que ya si eso, que él estaba ya para retirarse y que si quería que fuera a verle a un concierto y así nos conocíamos. Por supuesto, todo esto fue por medio de su agente que al "Rosen" no le van los líos.

Figura 1: El Rafa al bajo: Entrevista a Rafa J. Vegas.

El caso es que bajé a Granada a conocer a Rosendo y a su banda, y estuve allí con él, charlamos, le di un abrazo, comentamos muchas cosas y se portó como un tipazo. Cariñoso como él solo, para mí fue una pasada conocerlo después de tantos años siguiéndolo por conciertos. Comencé a ser "rosendista" con el disco de "A las lombrices" y desde entonces siempre que podía iba a verlo. A las ventas, a Fuenlabrada, a Leganés, a Hortaleza, a ¡Móstoles! donde pudiera conseguir ir. Y con él, siempre el mismo bajista: "El Rafa".


Figura 2: Rosendo y Rafa J. Vegas tocando Maneras de vivir de Leño

De hecho, la presentación que Rosendo hace de la banda en el disco "Directo" (¡discazo!), es mítica, porque la hace justo antes de tocar un tema clásico de Leño "¡Qué desilusión!". En ella, el Rosendo dice algo así (lo estoy escribiendo de memoria):

"Bueno, Leño se acabó y estamos en otra historia. Y hay otra gente que hace que esto tire palante. Os los voy a presentar. ¡El Rafa al bajo!....¡El Gustavo a los teclaos!... ¡Y Miguel a la batería".... y ¿qué queréis que os diga? ¡Qué desilusión!"

Escuché tantas veces ese disco que aún me emociono cuando suena alguna canción de ese Directo en mis listas de música. Así que, cuando bajé a Granada y estaba con Rosendo, pensaba que iba a conocer a Rafa,  a Rafa J. Vegas, que es el que ha aguantado con él hasta el final, así que le pregunté a Rosendo por él, y me dijo: "Estará por el merchan o en el camerino o por ahí, ¡a saber!". Así que no lo conocí.


Pero para mi cumpleaños, que lo celebro durante un mes entero, me regalaron los libros que había escrito Rafa con unos títulos divertidísimos "Mil maneras de llegar a un hotel" y "Córtate el pelo y búscate un trabajo". Y me los leí y me descojoné de la risa. No solo por las aventuras, sino por la forma de contarlas. 
Pero además, es que, a los que amamos el Rock, hemos seguido a Rosendo, y vivido esa música, nos hace volver a vivir nuestra vida, a meter más detalles a nuestras experiencias desde la arena, que enriquecen todo lo que hemos vivido.


Así que,  me animé, le escribí y le invité a cenar. Y allí que pasamos un ratito muy agradable Krespo, Rafa J. Vegas, y yo, hablando de muchos años pasados, de la escena del Rock en España, de aventuras en los camerinos, las giras, y de lo que Rafa J. Vegas escribió y no escribió en los libros. 
Así que, le lie, y le hecho esta entrevista para que completes lo que viene en los libros, y si no te los has leído y te gusta el Rock'n Roll estás tardando en comprarlos. Además, le hemos invitado a MyPublicInbox y puedes contactar con él directamente. ¡A tope de gama! Ahí os la dejo.

¡Saludos Malignos!

1. Muchos te conocemos principalmente por tu trabajo con bajista con Rosendo, pero eres un músico total. Desde hacer estudio, hasta embarcarte a tocar el bajo y cantar los coros con muchos grupos. ¿En cuantos grupos ha tocado Rafa J. Vegas?

El trabajo con Rosendo dejaba mucho tiempo libre. Así que he estado metido en bastantes historias. Con los que más duré fue con Tranquilitos y Gran Jefe, grupos que pasaron completamente desapercibidos para el público en general, aunque contábamos con el respeto y la consideración de los compañeros de profesión. He grabado total o parcialmente más de setenta discos.

2. La lectura de tus dos libros me ha hecho reír con todas las anécdotas que cuentas, pero también conocer más de cerca lo difícil que es para un grupo de rock salir adelante, lo cual hace mucho más meritorio lo que habéis hecho vosotros durante treinta años. Y aún sigues en la carretera. ¿Dónde está tocando Rafa ahora?

La gente solo ve ese pequeño lapso de tiempo cuando estás encima de escenario y tiende a obviar todo el trabajo que hay detrás de eso. Además, este país no trata muy bien a la música en general y al rock en particular. Uno ya se va haciendo una coraza con todo esto y aprende a convivir con ello e incluso con niveles altos de felicidad.

Laboralmente la pandemia se ha cebado con el gremio de la música. Como alguien dijo «somos la última carta de la baraja». Afortunadamente me siguen llamando para grabaciones, Luis Cruz y la Furgoband, El Bardo, Orugaaaa. En septiembre tengo un par de bolos, un acústico con La Naranja Blossom y una colaboración con TR3K después de año y medio sin catar escenario.

3. Y un día, te lías la manta a la cabeza y te pones a escribir libros. Nosotros te agradecemos que hayas dejado memoria de cómo fue todo, porque para los que te hemos visto decenas de veces en el escenario es una maravilla conocer lo que pasaba antes y después, pero… ¿cuántos te dijeron cuando sabían que estabas escribiendo el libro “Rafa, no se te ocurra contar eso”?

Jajaja…No sé cuántos lo pensarían, pero nadie me dijo nada de eso. Yo creo que hasta que no acabé el primer libro había cierto escepticismo en mi circulo cercano acerca de mi capacidad para escribir. De hecho, yo mismo tenia serias dudas. Esto de escribir es una cosa que muchos compañeros dicen que van a hacer «Buah, si yo contará…» Luego ni el cinco por ciento consuma ese deseo de escribir. Yo siempre animo a la gente a hacerlo.

Escribir es un ejercicio liberador y ayuda a conocerse a uno mismo, porque te obliga a escucharte, aunque hay que reconocer que es un currazo y más para alguien como yo, sin formación académica. Luego lees las biografías de los grandes, Ozzy Osbourne, Mötley Crüe, Keith Richards, y a su lado tus anécdotas son autenticas chiquilladas

4. Me flipa la odisea de hacer “bolos” que cuentas. Ir a Venezuela y México con media banda, sin billete de vuelta, con fechas que se caen, y ruedas que se pinchan en el medio del desierto. ¿Tan adictivo es subirse al escenario para que os volváis a subir una vez más en la furgo e ir a por otro bolo en la otra punta del mapa?

Cuando subes a un escenario tu cuerpo segrega cantidades variables de adrenalina, que mezclada con las endorfinas crean un coctel de sustancias altamente adictivas. Hay quien obtiene ese chute haciendo puenting, paracaidismo o atracando bancos. Keith Richards contaba que después de una gira de dos años tocando prácticamente todas las noches la gira terminó. 

«Estaba por casa y todas las noches a la hora que debería empezar el show mi cuerpo reclamaba su dosis de adrenalina ¿y qué iba hacer, ponerme a dar saltos por toda la casa? Así que me enganché a la heroína» 

Bueno, no todos los casos acaban así, pero te da una idea de lo adictivo que puede llegar a ser subirte a un escenario.

5. Y cuando vas al bolo, sabes más o menos donde vas, pero en tus libros cuentas que has tenido que salir de varios escenarios. ¿Cuál es el concierto más salvaje en el que te has visto involucrado y en el que has dicho: “¡Rafa, sal de aquí ya!”?

En Metepec, México, con Vantroi. Fue un momento realmente angustioso. Hubo una reyerta entre el público y un chaval resulto muerto. Ante la inminente llegada de la policía —Allí dan miedo— tuvimos que salir por patas, hacinados 12 personas más el equipo en una mini furgoneta, debido a la descomunal mordida, en el mejor de los casos, o el arresto, porque en teoría el concierto lo organizaba Vantroi y éramos los responsables de aquello ¿Se imaginan un calabozo de una comisaría de México? ¿Se imaginan una cárcel allá?

6. Además, de subirte al escenario, disfrutas yendo a los festivales y conciertos – a pesar de las avalanchas, el barro, el calor, y las estampidas salvajes -, ¿a quién has disfrutado más viendo en el escenario?

Mis tragaderas musicales son inmensas. El simple hecho de presenciar música en directo hace que a menudo me emocione hasta la lágrima. Habré visto unos 4000 conciertos. Que recuerde ahora… AC/DC la primera vez que vinieron, Rage Against The Machine y Primus en la sala Revolver, Tool en la Riviera, Björk en las Ventas o Carmen Linares en el Conde Duque, Jeff Beck, Eric Clapton, John Lee Hoocker

7. Has sido parte de la historia del Rock en este país, y en tu libro “Córtate el pelo y búscate un trabajo” cuentas muchas giras, bolos, festivales y conciertos con gente como Aurora Beltrán, Barricada, Marea, Manzano, Carlos Raya, etcétera. ¿Qué concierto con ellos recuerdas con más cariño?

La gira con Aurora y Barricada fue algo muy especial, aunque muy breve. Fue la primera y única vez que me vi embarcado en algo tan grande. En general con esto me pasa igual que cuando voy a un concierto como público, el acontecimiento en sí me parece fantástico, ya sea en un festival ante sesenta mil personas o un garito con veinte.


8. En tu primer libro “Mil Maneras de volver al hotel” cuentas muchas noches post-bolo en la que la cosa se ha complicado para conseguir llegar antes de que la furgo saliera con la banda para otra ciudad. Rosendo dice que eres un exagerado, que no llegarán ni a 900 las maneras, pero… ¿volver en coches policías sin estar detenido? ¿volver en camiones de la basura? ¿No fliparían los del hotel?

Efectivamente, con Rosendo no llegarán ni a 900, pero él olvida que he tenido bastante vida extrarosendiana. Cuando llegaba al hotel en condiciones no muy normales todo el equipo flipaba bastante, pero, alguien tenía que hacerlo. Forma parte de la condición rockera. Hay que alimentar ciertas leyendas para que la cosa no decaiga. En ese aspecto Rosendo era el patriarca del rock y yo el encargado. Fernando Urrutia, nuestro conductor, decía que yo tenía un don para volver al hotel.

9. Y el día que el “artista” dice que lo deja, que hasta ha dado lo que daba, ¿qué piensa Rafa J Vegas?

Cuando recibí la noticia lo pasé fatal. Después de haber estado ahí 32 años, algo así da auténtico vértigo. Pero superé el duelo y como no soy una persona que tienda a la nostalgia, no tarde mucho en pasar página.

10. Has trabajado en discos de La Década Prodigiosa, en el primer disco de Alejandro Sanz cuando salió como Alejandro Magno, has hecho el Rock de Rockefeler con José Luis Moreno, has tocado en grupos de rock como Panorama, Tranquilitos, Gran Jefe, más de treinta años con el Rosen, escrito dos libros y currando en el tercero… ¿Y en qué más te estás enredando ahora?

Acabo de grabar una colaboración con Salida Nula y con The Dark Decay que lleva ya dos millones de visualizaciones en YouTube. Estamos apunto de terminar de grabar el disco nuevo de Luis Cruz y la Furgoband. También he grabado recientemente con Orugaaaaaa, un dúo hispano-argentino que molan mucho, producido por Eugenio Muñoz, y los dos bolitos del mes que viene que te conté antes. También sigo con la promoción y las firmas de Córtate el pelo y búscate un trabajo. De momento eso es todo.

¡¡¡Saludos!!!

No hay comentarios:

Entrada destacada

Singularity Hackers: Para descubrir el trabajo de Ciberseguridad & Seguridad Informática que mejor se adapta a ti

Hoy me toca hablar de Singularity Hackers , la nueva plataforma de Inteligencia Artificial que te ayuda a descubrir el trabajo en Cibersegu...

Entradas populares