miércoles, diciembre 23, 2020

Cómo he tenido un mes de tiempo extra para mis proyectos en 2020

Normalmente hago muchas cosas. Me encanta meterme en nuevos proyectos. Pensar en nuevas ideas tecnológicas. O en nuevas conferencias. Dedico tiempo también a contarlas. En charlas, vídeos de Youtube o en mi querido blog de El lado del mal. Hasta en TikTok. Me gusta leer libros. Cómics. Hacer deporte. Pasar tiempo con mi familia y mis amigos. Ver películas de cine. Conciertos. Asistir a la grabación de Todopoderosos. Trabajar con mi equipo de Living Apps. Escribir mis artículos en Zenda Libros. Arrancar nuevas iniciativas para Wayra. Pensar en las cosas nuevas de Cálico Electrónico. Ver qué nuevos libros o cómics lanzamos en 0xWord. O ver qué hacer próximo en la charla del 15 de Enero que tengo en el Campus Internacional de Ciberseguridad.  

Figura 1: Cómo he tenido un mes de tiempo extra para mis proyectos

También escribo cuentos. Corro un rato por la calle todas las semanas. Llevo a Mi Hacker y Mi Survivor a patines. Y por supuesto, mi trabajo como CDCO de Telefónica que me apasiona y me atrae como un vórtice de proyectos grandes, pequeños, medianos de innovación, transformación, gestión, orgánicos e inorgánicos. Una empresa apasionante que no quiero dejar de perderme ni un segundo porque cada día es una aventura nueva. El impacto que tiene una empresa como Telefónica en nuestra sociedad es difícil de entender hasta que lo sientes dentro.

Para hacer todo esto que hago, y que quiero seguir haciendo, hay un pequeño problema, y es que el tiempo es finito. Por mucho que te empeñes, el tiempo es el que es. Desde el 1 de Enero de 2020 hasta hoy, te aseguro que tanto tú como yo hemos tenido el mismo tiempo, así que la clave es siempre la misma, cómo hacer para que en ese tiempo que tienes disponible hagas lo máximo de lo que quieres hacer. Y remarco las dos cosas: Lo máximo de lo quieres hacer. 

Yo, además de madrugar mucho y de estirar la jornada laboral muchas choras, como he sufrido siempre de escasez de tiempo, he desarrollado muchas capacidades para conseguir esta tarea, y por ello intento:

1) No malgastar mi tiempo cuando lo tengo. 
 
2) No dejar que me roben el tiempo. 
 
3) Ser productivo en mis tareas. 
 
4) Ser ejecutivo en mis decisiones.

Cada una de esas cuatro ideas básicas darían para hablar largo y tendido, pero hoy quería centrarme solo en una de ellas, y solo en una de las cosas que hago dentro de la cantidad de automatismos que tengo construidos para cada una de las cuatro. 

Hace poco os hablaba de cómo gestiono mi agenda por rutinas para ser más productivo en mis tareas (las de ocio también son tareas para mí), o como mi forma de ver el trabajo está basada en productividad tal como os expliqué en el artículo de "esto va de clavar clavos", o de que para ser ejecutivo en tus proyectos hay que tomar muchas decisiones y mayormente acertar, o que para mantener el ritmo de trabajo yo me planifico con Delivery, Deadline & Difusión. Son pinceladas que van todas en la misma dirección. Cómo puedo conseguir ver el máximo del mapa del juego en el tiempo que tenemos disponible.

Regla 2:"No dejar que me roben el tiempo"

Hoy quería hablaros de la Regla 2:"No dejar que me roben el tiempo" donde también tengo muchos automatismos. No soy fácil para reunirme con gente. Mi tiempo es para clavar clavos, así que normalmente estoy viendo cómo puedo ayudar a mi equipo a clavar más clavos, así que si la reunión ya sé de antemano que no es útil para mi trabajo, prefiero declinarla. Tampoco soy de comer o cenar para los negocios. Y por supuesto las comunicaciones digitales las tengo muy controladas. Mi objetivo es hacer Inbox Zero y esto aplica a llamadas de teléfono (tengo el terminal en No Molestar casi todo el día), y de WhatsApp/iMessage/SMS/RRSS... etcétera. 

Y hablando de estas cosas, surgió la idea de MyPublicInbox, que es una plataforma que creamos para "proteger las comunicaciones digitales" y "ayudar a tener más relevancia y productividad en Internet" a los que estamos en la plataforma. Hoy os quería, enseñar las estadísticas de mi perfil en MyPublicInbox después de un año, para que entendáis porque es tan importante proteger tu tiempo, y en este caso el mío.

Figura 2: Estadísticas de mi perfil en MyPublicInbox

Como podéis ver, 22.385 personas han visto mi perfil en el último año. No está mal. Es gente que ha visitado mi perfil para curiosear, tomar información o contactar conmigo. De esas 22.385 solo 2.625 han pasado el filtro de "agregarme a la agenda". Es decir, han querido comunicarse conmigo a través de MyPublicInbox registrándose y agregándome a la agenda. Después, por lo que sea, tal vez por ver que el coste de comunicarse conmigo son 500 Tempos, el número de personas que ha pasado este segundo filtro y me ha escrito ha sido menor. Un total de 359 mensajes. De los que he contestado 345 mensajes que he considerado que tenía que responder. 

Si mi buzón de contacto no fuera en MyPublicInbox y fuera un e-mail, a lo mejor los que se hubiera animado a intentar escribirme haciendo el proceso de registro en la plataforma y de agregarme a la agenda hubiera sido algo mayor. Pero centrándonos solo en los que sí que se registraron y me agregaron a la agenda, los 2.625 que me metieron en agenda, después de ver el coste de los Tempos decidieron no escribirme un total de 2.625 - 359 = 2.266. Es decir, si hubiera tratado a estos como a los 345 mensajes que sí contesté, hubiera tenido que leerme 2.266 correos más, decidir si contestaba o no a eso, y contestar un porcentaje de ellos - todo esto sin considerar el efecto e-pingpong de, te escribo, me contestas, te contesto, me escribes -. 

Ahora vamos a echar unas cuentas en base a tiempo. Suponiendo que me hubieran quitado entre la lectura de todos, la escritura larga de unas pocas contestaciones, más corta de otras, y efecto e-pingpong, unos 5 minutos de mi vida por mensaje. Si sumamos todo esto, me sale 2.266 x 5 = 11.330 minutos, que son 188,33 horas al año, que si las divido entre 8 horas de jornada laboral, me da 23,6 jornadas laborales. Es decir, un mes entero de productividad solo para contestar correos desde Internet. Eso, teniendo en cuenta que una persona trabaja 220 jornadas al año, es más del 10% del tiempo productivo al año

Tened en cuenta que si esas personas no han pagado los Tempos es porque se han dado cuenta de que la pregunta no era tan importante, o que la propuesta que me iban a hacer no merecía la pena pagar esos 500 Tempos, o que mi tiempo no es tan valioso para mí. Además, a los que realmente querían llegar a mí, les he dado una autopista hasta mí, y los he contestado en 16 horas y 39 minutos de media. Es decir, en menos de 24 horas. Para mí, lo más importante de proteger mi tiempo con esos 500 Tempos es que:

1.- He contestado 345 mensajes de personas que tenían un interés real y a las que he dedicado mi tiempo por ello. Han salido colaboraciones de esos mensajes. Proyectos conjuntos. Relaciones laborales y personales. Muchas de las cosas que habéis visto de proyectos con empresas de este año han salido de ahí. Ha cumplido la misión de generarme oportunidades y relaciones profesionales por estar en Internet, que es genial.

2.- No he dejado que me roben 1 mes entero de los 11 que trabajamos al año. Es decir, ese tiempo he podido no gastarlo en comunicaciones con gente para los que mi tiempo valía menos de 500 Tempos, lo que deja claramente una discrepancia de criterios. Para mí, mi tiempo, es infinitamente mucho más valioso que 500 Tempos.

3.- He dedicado ese tiempo a mis proyectos. He hecho muchas cosas. Esto es lo que quizá ha provocado que haya tenido un año 2020 mucho más productivo de lo que fueron los anteriores. Esa sensación que tenía en el post de "Horizonte 2020 decían" que os publiqué no hace mucho, la he podido ver con datos y números en estas estadísticas. Esta ha sido una de las razones que me han ayudado a poder hacer más cosas.

Yo entiendo que para muchos es raro que una persona proteja su tiempo así, pero es que es el bien más escaso y menos elástico que tenemos. Y para mí es más que oro. Es todo porque no hay forma de estirarlo. Además, el tiempo de ahora, donde estoy en el tramo más productivo de mi carrera profesional, y tengo a niñas pequeñas, y juventud para disfrutarla con amigos, es cuando más valioso es para mí. Y no hay magia. Por eso creo que el tiempo es tu recurso más preciado y debes elegir muy bien dónde lo quieres invertir. En formarte, en aprender, en sacar un proyecto, en negociar un acuerdo para tu empresa, en tu familia, en leer un libro de Don Arturo Pérez-Reverte. En lo que lo inviertas lo debes elegirlo tú.

Saludos Malignos!


No hay comentarios:

Entrada destacada

Singularity Hackers: Para descubrir el trabajo de Ciberseguridad & Seguridad Informática que mejor se adapta a ti

Hoy me toca hablar de Singularity Hackers , la nueva plataforma de Inteligencia Artificial que te ayuda a descubrir el trabajo en Cibersegu...

Entradas populares