domingo, enero 30, 2022

WWW, Web 1.0, Web 2.0, Web 3.0, Web3 y ¿Web 4.0?

Antes de continuar con la serie de Blockchain y SmartContracts, vamos a hacer un pequeño inciso para explicar el concepto de Web 3.0, Web3 (y la Web 4.0 también) ya que este será el ecosistema desde el cual tendremos que pensar cómo implementar nuestras ideas basadas en Blockchain y Smart Contracts. Vamos a dar un pequeño repaso a lo que se ha denominado como diferentes evoluciones de la World Wide Web, y que se han implementado desde la creación de Internet.

Figura 1: WWW, Web 1.0, Web 2.0, Web 3.0, Web3 y ¿Web 4.0?

Ya sabemos de sobra que alrededor de 1969, en plena guerra fría, surgió Internet con el objetivo de hacer accesible la información militar estadounidense desde cualquier punto del país; al principio se llamaba ARPANET y esta red contaba solamente con unos 4 ordenadores servidores distribuidos por algunas universidades de EEUU

Más tarde Internet se abrió a cualquier persona que con fines académicos que necesitase acceder a la red (o para otras cosas más bizarras, como esta transacción de Marihuana). En este punto también comenzaron a surgir los primeros conceptos de “navegador” de la historia Gopher, los cuales sólo aceptaban texto plano (ASCII).

Web1.0 o la web estática: Content, Links & Browsers

En 1989 llegaría la gran revolución cuando Sir Tim Berners-Lee creó la World Wide Web en el CERN con el objetivo de ser un sistema de intercambio de datos entre los diferentes científicos del CERN. Hasta este punto, Internet prácticamente solo servía para enviar correos electrónicos o transferir archivos. En 1991, Tim Berners-Lee creó la primera especificación de HTML un lenguaje de hipertexto para la elaboración de páginas web, y que tuviera tan solo 18 elementos lo hizo bastante simple y por tanto fácil de adoptar.


Finalmente, en 1993 surgió el segundo navegador gráfico de la historia el Mosaic (el primero fue el que creó Tim Berners Lee para sus primeras pruebas), el cual introdujo HTML como lenguaje principal para la visualización de páginas web. En ese momento la web era solamente de estática - la Figura 2 es un ejemplo de este tipo de web - y por lo tanto el usuario corriente no podía hacer nada más que navegar por internet y consumir el contenido que generasen los desarrolladores.

Web2.0 o Web social: Likes, Follows & Influencers

Se considera el fin de la Web 1.0 alrededor 2004 con la aparición de tecnologías que permitían a los usuarios generar contenido e interactuar con las páginas web. Un ejemplo claro fue la creación de Facebook en 2004. En la Web1.0 el usuario podía consumir información, ahora con la Web2.0 el usuario podría crearla también e interactuar con otros usuarios. 

Esta segunda generación tenía una nueva filosofía, la participación del usuario en los sitios web, por lo que la red pasaba a ser solamente una plataforma. El usuario para utilizar las plataformas deberá generar información; la información es lo que moverá Internet (concepto que hoy día lo tenemos asumido debido a la explosión del BigData).

Figura 4: Nube de etiquetas típica de la Web 2.0 con sus conceptos clave.

Este modelo ha provocado un gran impacto a nivel social dado que facilita la interacción entre usuarios, sobre todo en redes sociales donde la generación de contenido se da de manera masiva (sobre todo cuando la tecnología permitió tener este tipo de accesos en dispositivos móviles). Pero para que tecnológicamente esto fuera posible, se estandarizaron diferentes lenguajes y protocolos con los que los sitios web podrían cambiar el contenido de la base de datos del mismo sitio.

También cabe destacar que durante esta etapa han surgido los centros de datos e Internet se ha centralizado, teniendo así el control de este unas pocas empresas que poseen los servidores en los que prácticamente se aloja todo Internet. Este Internet centralizado ha evolucionado hasta un nuevo concepto de negocio y trabajo de lo que hoy día conocemos como “nube” o “cloud”. 

La computación en la nube será también un protagonista fundamental en la Web 3.0 y posteriores. Este nuevo modelo tiene ventajas y desventajas. La principal ventaja es la facilidad para acceder a servicios y poder de computación los cuales serían muy caros implementar on-premise. Por otro lado, la principal desventaja es la dependencia de estos servicios. Si los servicios de un proveedor de cloud por cualquier motivo se interrumpen, las empresas (y casi podríamos decir que casi todo Internet) se pararía (ya hemos visto algún que otro caso).

Web 3.0 o la web semántica: Inteligencia Artificial

La Web3.0 o también llamada “Web Semántica” - llamada así porque la Inteligencia A nos permite entender mejor el significado de las palabras haciendo más sencilla y potente la comunicación con la web - tiene un claro protagonista: la Inteligencia Artificial. Otra característica que define la Web 3.0 es el cambio de paradigma de centralización que vimos en la Web2.0 el cual deriva a otro más descentralizado, donde el usuario tenga el control de su información, aunque dependeremos de servicios en cloud más que nunca, y dependa también menos de la computación en la nube. Este concepto ya lo estamos viendo en lo que hoy llamamos Edge Computing.

Figura 5: Arquitectura de la Web Semántica.

Volviendo a la Inteligencia Artificial, ésta básicamente se encargará de cambiar los servicios que ya vimos en la Web 3.0 pero ahora de forma automatizada, con menos errores, más eficiente, etcétera (bots autónomos en las web, operaciones internas inteligentes, detección de errores y anomalías, personalización de gustos del usuario que accede, etcétera). En definitiva, la IA se encarga de analizar y gestionar datos, en vez de realizarlo el ser humano. Esto genera respuestas más eficientes y veloces en todo tipo de contextos y aplicaciones

Web3: Descentralización, Blockchain, criptomonedas, NTFs, Tokens y Metaverso (VR/AR)

No se puede decir que Web3 sea distinto a Web3.0, pero sí que los conceptos tecnológicos de Blockchain, Criptomonedas "Proof-of-Work", NFTs, Fan Tokens, Smart Contracts y los mundos virtuales VR/AR del Metaverso se han añadido posteriormente a la definición de la Web3.0 original, así que hay muchos que para diferenciarla prefieren hablar de Web3, pero es la misma evolución con más añadidos a la Inteligencia Artificial.

Antes hablamos de cómo poco a poco Internet se había ido centralizando, y que una de las revoluciones que conlleva la Web3.0/Web3 es la descentralización de la información y los protocolos mediante los cuales se rige. La Web3.0/Web3 busca no sólo ser interactiva, sino también ser más “confiable” gracias a la descentralización. Tal vez la palabra confiable sea una término un tanto desacertado porque estas tecnologías son descentralizadas, con lo cual no hace falta creer en que su comportamiento será de una manera determinada; cualquiera puede asegurarse de cómo funcionan y por ende, dada su naturaleza inmutable, de cómo funcionaran en el futuro.

Actualmente para llevar a cabo esta tarea se están utilizando diferentes tecnologías como la Blockchain y los Smart Contracts, pero no solamente ésta, sino también el uso de servicios de almacenamiento descentralizado como IPFS o protocolos para el funcionamiento de redes complejas de manera descentralizada como el que utiliza la red social Mastodon que cuenta con más de 617 millones de usuarios.

Eso en cuanto al manejo de los datos se refiere, porque la tecnología Blockchain ofrece la capacidad de crear escasez artificial lo que facilita enormemente la creación continua de nuevas tecnologías como las monedas digitales o criptomonedas Proof-of-Work, los tokens no fungibles (NTFs) o incluso sistemas de votación anónimos y descentralizados mediante los cuales se puede dirigir el rumbo que tomará una compañía.

Figura 6: The Sandbox un mundo del Metaverso basado en la Blockchain the Ethereum
  
La revolución del Metaverso será probablemente la más llamativa e importante de todas, la inmersión en la red será total y nuestra vida en Internet tomará aún más importancia de la que ya tiene. Además, gran parte de los mundos virtuales del Metaverso se basan o basarán en tecnologías Blockchain pues como ya hemos dicho facilitan el uso de monedas digitales y la creación de activos finitos junto con las facilidades que nos brinda a los desarrolladores puesto como toda la información de la Blockchain es pública podemos acceder a ella sin ningún tipo de intermediario.

¿Web 4.0?: ¿Inmersiva Total?

Aún estamos comenzando con la Web 3.0/Web3 y ya se empieza a hablar de la futura Web 4.0. Con el auge de tecnologías como la IA y el Metaverso, esta nueva versión de la web se acercará más a la interacción entre el ser humano y la máquina. Un claro ejemplo lo vemos en las gafas de realidad virtual o realidad aumentada (VR/AR) donde literalmente estamos dentro del universo que queramos simplemente con ponernos el dispositivo (donde usaremos sensores hápticos de todo tipo). Las comunicaciones serán más rápidas y más globales, lo que permitirá un mundo más conectado al que conocemos al día de hoy.

Figura 7: Ready Player One, el libro que tienes que leer 
para entender el Metaverso y la ¿Web 4.0?

En definitiva, la Web 4.0 será la evolución donde el usuario se comunique con la máquina y con otros usuarios de la manera más natural posible, utilizando la voz, la vista y el tacto dentro de universos virtuales. Todo esto siempre con la inestimable ayuda de una Inteligencia Artificial, proactiva, con autoaprendizaje cada vez más potente debido a los avances en computación. ¿Tendremos navegadores web en 3D? ¿Nos parecemos cada vez más a la película “Ready Player One'' o al mundo de "Snow Crash"?. 

Pronto lo veremos … Más artículos sobre tecnologías Web3:
 Figura 9: Contactar con Fran Ramírez en MyPublicInbox

No hay comentarios:

Entrada destacada

eXtreme Programming (XP) como catalizador del proceso de entrega continua de valor #HackYourCareer @geeks_academy

Allá por el año 2000 , cuando estaba intentando terminar la carrera, me topé con una asignatura cuyo contenido me parecía críptico y sin nin...

Entradas populares